domingo, enero 13, 2008

LA COLUMNA DEL DOMINGO


LA CIENCIA DESAFÍA LA COLUMNA VERTEBRAL DEL MONOTEÍSMO

Ernesto Rivas Gallont


La posición de la Iglesia Católica sobre la teoría de la evolución ha cambiado en los últimos dos siglos, desde un período en el que no se hablaba del tema, hasta una manifestación de neutralidad a mediados del siglo pasado, para concluir en una aceptación explícita en años recientes.

Creación y Evolución son dos creencias fundamentales que la gente sigue como guía. Las dos filosofías tienen distintos efectos en nuestras vidas, de cómo somos y lo qué hacemos. Las dos difieren fundamentalmente, a pesar que en los últimos años la Iglesia Católica ha cambiado su actitud hacia la teoría de la Evolución.

Creación es una reconocimiento de muchos que siguen teniendo a la biblia como guía principal sobre cómo Dios creó la tierra, como está escrito en Génesis, “27 Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios lo creó, macho y hembra los creó”.

Evolución parte del Origen de las Especies de Charles Darwin, publicado en 1859, que sostiene que todos los seres en la tierra han sufrido una evolución constante, hasta llegar a su estado actual. (Fote e imagen, Google images)

Investigadores y científicos dicen que la evolución humana ha estado progresando a gran velocidad durante los últimos milenios, distinto de cómo pensaban otros científicos hasta hace poco.

En realidad, la gente de hoy es genéticamente muy diferente de los que vivieron hace 5,000 años y mucho más que el hombre de Neanderthal que se extinguió hace 30,000 años. ¿Cómo serán de diferentes desde Génesis? Las revelaciones principales sobre la evolución humana están sucediendo muy rápidamente, más rápido de lo que nos imaginábamos. (Dibujo, Google images)

La posición de la Iglesia Católica sobre la teoría de la evolución ha cambiado en los últimos dos siglos, desde un período en el que no se hablaba del tema, hasta una manifestación de neutralidad a mediados del siglo pasado, para concluir en una aceptación explícita en años recientes. Hoy la posición oficial de la Iglesia sigue siendo foco de controversia aunque no específica. Mantiene que la fe y las revelaciones científicas respecto a la evolución del cuerpo humano, no están en conflicto, a pesar que el ser humano es visto como una “creación especial” y que la existencia de Dios en necesaria para explicar el componente espiritual de los orígenes del hombre.

El Origen de las Especies de Darwin, fue publicado en 1859 durante el pontificado del Papa Pio IX quien decretó la inefabilidad papal durante el Concilio Vaticano I, 1869-1870. La sección Fe y Razón del concilio incluye una prohibición a los cristianos de defender como legítimas las conclusiones de la ciencia, particularmente las que habían sido condenadas por la Iglesia. Agrega que la fe y la razón nunca pueden estar opuestas, pero, en cambio deben apoyarse mutuamente.

El Papa Juan Pablo II, en una elocución dirigida el 22 de octubre de 1996 a la Academia Pontificia de la Ciencia, actualizó la posición de la Iglesia para aceptar la evolución del cuerpo humano. Juan Pablo se refirió a la encíclica Humani Generis (1950) de Pio XII, en la que el papa afirma que no existe conflicto entre la evolución y la doctrina de la fe.

En la misma articulación Juan Pablo rechaza cualquier teoría de evolución que provea una explicación materialista del alma humana.

Según Benedicto XVI, la Iglesia condesciende a la ciencia en temas como la edad de la tierra y la autenticidad de los registros fósiles. Los pronunciamientos pontificios, junto con comentarios de cardenales, aceptan las conclusiones de los científicos sobre el aparecimiento paulatino de la vida.
Sin embargo, Benedicto denunció en Ratisbona que “una parte de los científicos se empeñan en demostrar que Dios es ‘inútil’ para el hombre y afirmó que la teoría de la evolución es irracional, que el ateísmo moderno nace del miedo a Dios y que el odio y el fanatismo destruyen la imagen de Dios”.

La Iglesia sostiene que ese aparecimiento gradual tiene que haber sido guiado de alguna manera por Dios, pero la Iglesia, hasta ahora, ha rehusado definir de qué manera eso puede ser. Alrededor de ello, un número importante de críticos del neo-darwinismo señalan la evidencia del diseño, que según ellos, no puede explicarse en términos de un proceso puramente contingente y que ellos han ignorado o malinterpretado.

La esencia de esta discusión incluye observaciones científicas y generalizaciones concernientes sobre si la información disponible apoya inferencias de diseño o casualidad y no pueden ser dirimidas teológicamente.

Pero es importante anotar que, de acuerdo a la interpretación católica de la casualidad divina, la verdadera contingencia en el orden creado no es incompatible con una decidida providencia divina. Casualidad divina y casualidad creada difieren radicalmente en especie y no solamente en grado. De tal suerte que el resultado de un verdadero proceso contingente natural puede, no obstante, residir dentro del proyecto providencial de Dios para la creación.

Los que disputan la teoría de la evolución mantienen que la teoría de que todas las formas vivientes en el mundo han surgido a partir de un origen único que provino a su vez del mundo inorgánico, teoría que se puede llamar "la Teoría General de la Evolución", y la evidencia que la apoya “no es lo suficientemente fuerte como para permitirnos considerarla más que como una hipótesis de trabajo”.


San Salvador, Domingo, Enero 13 de 2008

Hasta mañana, si Dios quiere

25 comentarios:

Anónimo dijo...

“Creación y evolución son dos creencias fundamentales que la gente sigue como guía”. Aunque son dos creencias de naturaleza distinta. El creacionismo se apoya en las sagradas escrituras y en última instancia aceptarlo es un acto de fe. Detrás de él se hayan las instituciones religiosas que lo defienden como una doctrina cerrada. Es evidente que las iglesias han movido sus posiciones desde un rechazo terminante al evolucionismo, hasta una aceptación del mecanismo evolutivo que lo integra en la causalidad y la gramática del verbo divino. Eso convierte la cronología del génesis en un procedimiento literario detrás del cual están los hechos, la temporalidad histórica de las especies, que Darwin intentó explicar.

La teoría de Darwin es una creencia que no se fundamenta en la lectura de un texto sagrado, sino que en los rastros encontrados en la misma naturaleza. Nada nos garantiza que nuevos datos no puedan alterarla. En ese sentido no es un dogma ni quienes defienden la teoría tratan de preservar la unidad doctrinal de una institución.

Se han hecho interpretaciones filosóficas del evolucionismo, pero el evolucionismo en sí mismo no es necesariamente una guía en el mismo sentido en que pueda serlo la Biblia. La teoría de Darwin no es una ética, es una teoría naturalista que no le sirve de base a una doctrina unificada que explique el sentido del hombre y de las sociedades humanas. Puede haber sistemas de pensamiento que se inspiren en la teoría evolutiva (el nazismo, por ejemplo), pero uno puede darle crédito al evolucionismo sin llegar a las conclusiones a que llegaron los Nazis.

Por todas estas razones es dudoso que el evolucionismo sea una creencia de la misma naturaleza que el creacionismo y dudoso es, también, que el evolucionismo pueda presentarse como una guía. Convertirlo en una guía es hacerle decir a Darwin cosas que él no pretendió decir y pedirle a la teoría evolutiva que explique comportamientos que no pueden reducirse al dato biológico bruto.

Álvaro.

raul armando interiano dijo...

Don Neto,

Usted ha tocado y muy bien un tópico relevante en las esferas académicas, religiosas y sociales.

Para que haya evolución, tiene que haber vida, y esa vida tambien tiene que tener la capacidad reproducirse. Lo que nunca ha tenido vida, no es capaz de reproducirse. Y si esa vida no se reproduce, o sea, crea descendientes, no puede haber evolución porque esta necesariamente se mide comparando ancestros con descendientes.

Si se argumenta que la inyección de vida a una combinación fortuita de elementos (carbón, hidrógeno, oxígeno)resultó de la casualidad permitida por millones de años de combinaciones, que al fin resultó en vida, para sostenerse, esta vida necesitaba un método de reproducción, lo cual no podía ser fortuito, sino diseñado. El método de reproducción tenía que tener alta probabilidad de éxito, para que el primer ser pudiese crear otra vida altamente similar a su progenitora.

Entonces, el elemento fortuito y casual del argumento se va por la borda cuando realizamos que la reproduccion de los seres que habitamos este planeta, resulta en réplicas de los padres, con altísima probabilidad de éxito. Humanos procrean humanos, animales procrean animales, amibas procrean amibas, semillas de jocotes resultan en jocotes, ballenas se reproducen en ballenas, etc. etc. etc.

En mi humilde opinión, más que el hecho de tener vida, es la capacidad de reproducción fidedigna lo que demuestra fehacientemente que tuvimos un diseñador, un creador.

Y si aunamos a ello, el hecho de que por milenios, desde los registros más antiguos de historia humana, encontrados en dibujos en las cuevas de Les Eysiez en Francia, hace decenas de miles de años, el hombre no ha cambiado física o genéticamente, ni tampoco los animales que cazaba, o las plantas de las que se alimentaba, nuestro diseñador o creador fue altamente exitoso en crear orden en un mundo en donde la segunda ley de termodinámica indica que el estado natural de las cosas es el desorden, y no el orden (entropía).

Gracias por una exposición tan erudita del tema.

Saludos,

Armando

Antonio dijo...

Hola!!!
Si bien es cierto que desde los 50 y 60 del siglo xx la Filosofía dejó de ser teísta (en el sentido de despreocuparse de la existencia d Dios o no), la realidad es que a nuestro nivel esa realidad aun no ha calado y continuamos, como diletantes, ocupándonos del asunto.
Para conocer de mejor manera la posición de la Iglesia Católica respecto a evolución/creación hay que conocer los escrito de un jesuita excepcional llamado Teilhard de Chardin.
Bastará buscar en Google la entrada correspondiente para conoce de él.
Sin embargo, vale la pena trascribir lo siguiente de la alocución de apertura del simposio titulado "Ciencia y Síntesís", organizado por la UNESCO en 1966, cuando René Maheu (1967), director general de este organismo, dijo:

"La obra de Einstein y la de Teilhard [... ] constituyen sin duda alguna, cada uno a su manera y por su propio esfuerzo, los sistemas de conocimientos más extensos y densos a la vez que se hayan concebido. No basta con constatar que ningún afán de síntesis haya sido tan ambicioso en el campo de la ciencia: sobre todo hay que observar que la síntesis nunca se ha identificado tan consciente y voluntariamente como en la mente de estos dos sabios."
Por eso es que Juan XXIII en su sabiduría y humildad, respondió a quienes dentro de la Iglesia insistían en que se condenara a Chardin. "No puedo condenar algo que no comprendo"

Anónimo dijo...

Bueno, la filosofía dejo de ser teista desde Kant que ya separa la creencia religiosa del ámbito de la razón y no porque niegue a la primera sino que porque cree que la razón tiene un campo, unos objetos y unas leyes que le son propios.

Dios no fue la preocupación central de Wittgenstein ni de Heidegger, dos de los principales filósofos de la primera mitad del siglo XX y no porque fuesen ateos. Wittgenstein tenía el respeto hacia la religión que sienten los antropologos.Le interesaba la creencia religiosa como forma peculiar de racionalidad.

álvaro

Anónimo dijo...

Señor interiano

"Para que haya evolución, tiene que haber vida, y esa vida tambien tiene que tener la capacidad reproducirse. Lo que nunca ha tenido vida, no es capaz de reproducirse. Y si esa vida no se reproduce, o sea, crea descendientes, no puede haber evolución porque esta necesariamente se mide comparando ancestros con descendientes"

Segun la ciencia, una piedra evoluciona con el transcurrir del tiempo, la tierra lo hace, el sol, los planetas, las estrellas, etc. y no se reproducen.

Revise sus apuntes.

Anónimo dijo...

El tema es eterno, es decir que tiene visos de permanencia pues se trata de enfoques desde areas tan disimiles como son las de Razón y Fe.
La teoría de la Creación está basada en las Sagradas Escrituras y por ello se circunscribe a los linderos de la Fe. Se cree en lo que el Génesis nos dice :Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza.
Por el lado de la ciencia, guiada por la razón aparece la Teoría de la Evolución formulada por Charles Darwin y expuesta en su libro :El origen de las Especies por medio de la selección natural. Este trabajo se fundamente en sus investigaciones de campo las que lo llevan a formular su teoría.
Por supuesto que estos planteamientos entran, sin quererlo Darwin, en conflicto con las afirmaciones de la Biblia y es aquí don surge la controversia, el conflicto podría decirse provocado por ambos enfoques tan dispares. Hay inclusive una película en la que se describe el enjuiciamiento de un profesor de escuela por tratar de enseñar en la clase de ciencia esta teoría de Darwin. Esta situación fué provocada por fanatismo religioso que en ninguna forma contribuye a dilucidar el problema, excepto a exacerbar los ánimos sobre todo por la creencia de que los humanos escendemos de monos.
El problema se presenta o se acentúa al tratar de imponer un punto de vista con exclusión del otro. Descartar a Darwin porque su teoría no conforma con la visión expuesta en la BIblia, equivale a imponer la Fe sobre la Razón, pues si bien podemos tener Fe, no debemos olvidar que el ser humano es un ente de Razón. Lo contrario es igualmente cuestionable ya que el ser humano tiene la Fe como su vínculo con Dios.
Cada quien debe talvés tratar de explicarse a sí mismo cual de las dos posiciones es la que responde a su propia interrogante.
Dios hizo al hombre a su imagen y semejanza moldeando el barro y luego le insufló vida y luego a Eva de una costilla de Adan, pero ¿a imagen de quién?. Cuestión de Fe.
Darwin por su parte no hace más que plantear una teoría basada en lo obsevado. Darwin no inventó o impuso la presencia del acido Deoxiribonucleico (DNA), ni empujó el carbono, el nitrógeno y oxígeno para que se unieran, eso se produjo porque estaban allí. Talvés Stephen Hawkins con su teoría del BIG BANG nos podría decir algo sobre esta coincidencia fortuita.
En fin, hay un cúmulo de interrogantes no resueltas sobre este tema desde los conseptos expresados en la Biblia hasta la Entropía - La muerte térmica del Universo- pues curioso, la energía, en forma de calor se desplaza del cuerpo con mayor temperatura al de menos temperatura, no del barro frío al ser humano caliente.
Razón y Fe siempre estarán allí pero cada una en su propio Universo.
Con un saludo a todos los participantes del blog,
atentamente,
Gustavo

Carlos dijo...

Creo que el gran aporte de Teilhard fue remesar toda la estructura de la Iglesia al introducirla en especulaciones de orden estrictamente científico, lo que propició que lo condenaran al ostracismo. Aunque, a fortiori, se impuso la verdad y, aunque sea después de muerto, la Iglesia publicó sus profundos y casi poéticos trabajos de investigación. Para los que no lo conocen, les diré por más señas, que fue el descubridor del "hombre de Pekín". Sus libros más importantes sobre el tema: "El grupo zoológico humano" y "Visiones del pasado". También es importante "Cristo y ciencia".
La Iglesia es una estructura pesada, esclerótica y sordo-muda, en la que pasa muy poco y muy lento. Todo el desarrollo de dos milenios, en realidad se sucedieron a la espalda de ella, o, en todo caso, haciéndose la de la vista gorda.
De esa forma, la evolución se terminó imponiendo ante la evidencia. Pero lo más lamentable es que todavía haya doctrinas que se sostienen neciamente al creacionismo, a pesar de que ya ni los niños lo creen.
Mi hija, cuando estaba en tercer grado, le preguntó a la profesora, que si la tierra tenía apenas cuatro mil años, desde la creación, como dice la Biblia, cómo explicaba la extinción de los dinosaurios. Ella le respondió que murieron porque eran muy grandes y no cupieron en el arca de Noé.
Después que no me culpen a mí, porque mis hijos sean unos descreídos.

Lanzo de nuevo el mensaje a Armando Interiano: ¿Sos el guitarristra que conocí hace ya muchos años, tocando "La Catedral" de Mangoré? Contestame a oyarkandal99@gmail.com
Carlos Velis

Anónimo dijo...

Habría que distinguir lo que es una creencia, por un lado, y lo que es una teoría, por el otro.

Darwin construyó un sistema de proposiciones que intentaban explicar las variaciones morfológicas entre animales de una misma especie. Darwin afirmó que dicho proceso diferenciador existía e intento explicar su mecanismo y la importancia que tenía a la hora de explicar el origen de las especies. La suya no era una creencia del mismo tipo que la que afirma que el hombre es creación divina.Tanto una como la otra pueden ser creencias, pero son de distinta naturaleza, no son equiparables.

Álvaro

raul armando interiano dijo...

Disculpe Carlos, es primera vez que leo su "lanzamiento".

Si lo soy.

Armando

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Invito a los sacerdotes y ministros de otras religiones que nos leen a que nos ilustren con sus aportes sobre este tema. Sería muy saludable.

Anónimo dijo...

La UF, USA.
Yo comparto la idea de discutir y dabatir temas fundamentales como el aborto, la logica, el creacionismo y el evoluciomismo, pero nosotros tenemos una sociedad que se esta sngrando cada dia mas y considero que debiesemos de empeñarnos en discutir temas del momento para impulsar una conciencia nacional, pues el pais enfrenta temas mas fundamentales que la simple diferencia entre la ciencia y la religion, eso son temas teleologicos que nunca el hombre ha sido capaz de resolverlos en su vida entera,

porque entonces nosotros que aun no tenemos agua potable y salud publica en todo el pais estamos perdiendo tiempo discutiendo este tipo de temas? Yo felicito todas las participaciones lucidas de todos los blogeros, y disculpas si alguien se molesta por ser tan incensible, quice decir sensible, pero debemos enfocar nuestras energias a resolver los temas urgentes del pais, pues los presentes lideres "vende patrias" no se molestan ni un comino en traer estos temas al debate central y nosotros le seguimos la honda gastando tiempo y espacio en temas que si aun son importantes no son prioridad por ahora.
con respeto para todos, su amigo, Jose.

Anónimo dijo...

Un momento don Ernesto, ¿por qué solamente invitar a clérigos a que nos den sus luces? Acaso los hombres de ciencia no nos podrían iluminar sobre este tema?
Ha ya algún tiempo, en correos que intercambiamos en relación al discurso de Benedicto XVI en Regensberg, mi postura era y aún es, que este papa y su papado en alguna forma se orientaría a la conciliación de Razón y Fe, ésto desprendido del tenor de la dicha conferencia y sería interesantes seguir sus pasos en ese sentido, pues será una tarea gigantesca digna de un papa de la estatura intelectual y académica de Benedicto XVI.
Aparte de lo anterior, concuerdo plenamente con que el tema es de poca relevancia en el medio local actual, tenemos mil otros temas de vital importancia que deberíamos debatir en serio en este espacio, Creyentes y no creyentes por igual sufrimos del desorden imperante en el país y la gran mayoría, particularmente aquellos en posiciones importantes, son indiferentes a ello.
Invito a don Ernesto a que revise su orden de prioridades en la selección de los temas que nos trae el blog teniendo en mente la situación del pueblo salvadorño. Cierto, aquí hay riqueza vista en mansiones palaciegas, automoviles de lujo (no sólo el diputado prófugo), pero también hay mucha pobreza, mucha enfermnedad por falta de atención médica, hay hambre por falta de trabajo y hay suma ignorancia por falta de acceso a la educación.
Con mis respetos y la estima que le guardo, espero no haber lastimado su suceptibilidad.
Como siempre un saludo a todos los particpantes del blog,
Atentamente,
Gustavo

Roxana dijo...

Don Neto:

Muy buenas tardes, no aportaré nada de reflexión al tema que Usted colocó en la palestra hoy, pues están muy interesantes las que han aportado algunos de los. Sin embargo, me gustaría sugerir (a todos), con mucho respeto, que leyeran (si no lo han hecho), la exposición que un ficticio sacerdote jesuita, Jean Télémond, hace del tema en la obra de Morris West: "LAS SANDALIAS DEL PESCADOR". Es muy interesante.

AL SEÑOR CARLOS VELIS: Con todo respeto, déjeme aclararle que Teilhard de Chardin no fue el descubridor en 1927 del "Hombre de Pekin" (Sinanthropus pekinensis u Homo erectus pekinensis). Éste fue un trabajo conjunto coordinado por el paleoantropolosgista canadiense Davidson Black (1884 - 1934). El hallazgo en su tiempo, fue considerado un tesoro nacional por China, sinembargo, los huesos desaparecieron durante la II Guerra Mundial y no han vuelto a aparecer desde entonces.

A GUSTAVO: en mi muy humilde opinión, puede ser que Usted tenga razón con respecto a los temas de la pobreza, la insuficiencia de empleo, la enfermedad, la falta de educación, injusticia social (que se encuentra aquí y en cualquier parte del mundo), etcétera. Pero a pesar de ello, creo que siempre habrá un espacio para asuntos como el que Don Neto presenta hoy, domingo. Son una bocanada de aire fresco enmedio del tráfago cotidiano. Es como si alguien dijera: "¿Para qué se necesitan la Filosofía, la Literatura, las Artes, etcétera, si de éso no se come?. Pienso que para tratar de ser más humanos, más sensibles a las necesidades y proposiciones que Usted plantea, y por lo mismo nos hace ser menos indiferentes hacia nuestros semejantes y contribuye a la lucha de ser mejores personas cada día.

Gracias y saludos a todos.

Roxana dijo...

DON NETO Y TODOS LOS BLOGUEROS:

Disculpen mis gazapos y lapsus ortográficos, aquí va el texto anterior ya corregido. Errare humanum est. Gracias.

Don Neto:

Muy buenas tardes, no aportaré nada de reflexión al tema que Usted colocó en la palestra hoy, pues están muy interesantes las que han aportado algunos de los blogueros. Sin embargo, me gustaría sugerir (a todos), con mucho respeto, que leyeran (si no lo han hecho), la exposición que un ficticio sacerdote jesuita, Jean Télémond, hace del tema en la obra de Morris West: "LAS SANDALIAS DEL PESCADOR". Es muy interesante.

AL SEÑOR CARLOS VELIS: Con todo respeto, déjeme aclararle que Teilhard de Chardin no fue el descubridor en 1927 del "Hombre de Pekin" (Sinanthropus pekinensis u Homo erectus pekinensis). Éste fue un trabajo conjunto coordinado por el paleoantropologista canadiense Davidson Black (1884 - 1934). El hallazgo en su tiempo, fue considerado un tesoro nacional por China, sin embargo, los huesos desaparecieron durante la II Guerra Mundial y no han vuelto a aparecer desde entonces.

A GUSTAVO: en mi muy humilde opinión, puede ser que Usted tenga razón con respecto a los temas de la pobreza, la insuficiencia de empleo, la enfermedad, la falta de educación, injusticia social (que se encuentra aquí y en cualquier parte del mundo), etcétera. Pero a pesar de ello, creo que siempre habrá un espacio para asuntos como el que Don Neto presenta hoy, domingo. Son una bocanada de aire fresco enmedio del tráfago cotidiano. Es como si alguien dijera: "¿Para qué se necesitan la Filosofía, la Literatura, las Artes, etcétera, si de éso no se come?. Pienso que para tratar de ser más humanos, más sensibles a las necesidades y proposiciones que Usted plantea, y por lo mismo nos hace ser menos indiferentes hacia nuestros semejantes y contribuye a la lucha de ser mejores personas cada día.

Gracias y saludos a todos.

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

A los inconformes con que en este espacio se trate sobre temas otros que no sea la polítca, con cariño les digo que no seguiré sus consejos. Si lo hiciera, tendría que su primir las esquinas de la Filosofía, Posía y Recuerdos. No, por favor no me pidan eso. Qué monótono sería este Blog de ustedes si solo hablamos del tema político. Me van a regañar cuando un domingo mi columna trate sobre música u otros temas triviales? Como dije el viernes al adelantar sobre lo que escribiria hoy, es un oasis. Así es que con mucha pena y respeto para ustedes, no les haré caso.

Gustavo, invité a religiosos a participar, porque el tema es eminentemente sobre fe y razón.

Giovanni dijo...

En Defensa de Gustavo:

Al anónimo de las 5:10 le otorgo que el espacio es de Neto y que Neto puede escribir de si las lombrices tienen alma o no, si quiere.

La filosofía y las artes tienen su puesto, pero secundario a la pobreza y los demás males de nuestra sociedad. En esto no falla Gustavo.

Pero el anónimo no se encuentra solo. Nos caracterizamos en este país por sufrir de una falta aguda de obligación social. Y en esto fallan todos, no importa el espectro de donde provengan, como fue demostrado esta semana, con el zafarrancho que se armó cuando el Sr. Interiano habló de la institución de la servidumbre. Eso fue secundario a que un ex-militar se atreviera a opinar.

Yo también espero que Neto no se ofenda, pero la evolución física no es tan importante como la evolución social, y en eso, los salvadoreños no hemos evolucionado desde 1492.

Bravo Gustavo.

Giovanni

Carlos Colón-Quintana dijo...

Estimado Don Neto,

Muchos intelectuales en la Universidad de Baylor están integrando la fe con la razón. Aunque la mayoría son protestantes, ellos remontan sus antecedentes a la tradición intelectual de San Agustín y Santo Tomás de Aquino. El primero fué quien dijo: "Toda verdad es la verdad de Dios."
Por ésa razón, nuestros científicos estudian la teoría de la evolución. La ciencia no debe ser reprimida. Cabe recordar de que Darwin no era ateo.
Hay un libro por un científico prominente que les recomiendo, The Language of God, por un eminente científico, Richard Collins, quien no cree que la fe y la razón se excluyen mutuamente.
Pueden leer mas aquí:
http://www.salon.com/books/int/2006/08/07/collins/
Saludos
Carlos

Anónimo dijo...

En mi humilde opinion creo que el articulo de este pretende mostrar que la creencia religiosa y la razon cientifica no son mutuamente excluyentes. por una lado la iglesia (catolica Romana e este caso) valientemente asume el valor del metodo cientifico y en el otro, la comunidad cientifica -intelectual reconoce el componente espiritual inherence a la especie humana. Ambos son claros en sus posiciones delimitando su respectivas dimenciones. Creo personalmente que esta nueva actitud permitira un nuevo pensamiento y la creacion de un eslabon mas en la evoluvion de la especie humana

Anónimo dijo...

Gracias a todosos participantes de este dia, nos han dado una excelente posicion desde los dos angulos del tema. Gracia Alvaro, Armando, Gustavo y Roxana por sus excelentes participaciones.

Este dia no opinare sobre el tema, pues yo tengo mi propia opinion sobre el mismo y mi conviccion se basa en la FE por lo tanto la podran imaginar. Al mismo tiempo les recuerdo que a pesar del tiempo transcurrido, solamente el hombre ha llegado a evolucionar tanto, que puede pensar, razonar y a tener una inteligencia tal que nos permita entablar estas discuciones sobre nuestros origenes. Ninguna otra especie lo ha logrado.

La semejanza de que se habla, "Creados a imagen y semejanza" es de caracter espiritual y eso seria motivo de una larga discucion que mejor no sigo.

Sobre la evolucion de las piedras de que habla el anonimo de la 1:17 no estoy de acuerdo, la piedra podra pasar por diferentes etapas y estratos pero no evolucionara, seguira siendo siempre piedra porque como dice Armando, no hay vida en ella.

A Giovani, cuando se refiere al anonimo de las 5:10 le recuerdo que ella se firma como Roxana, creo que nos podiamos referir a ella por su nombre y... sobre la sugerencia a Neto de que el tema no es para este blog, les recuerdo que a diario se habla de politica y soluciones para los problemas del pais en este blog, dejemos que al menos un dia podamos refrescarnos y llenarnos aprovechando el conocimiento de algunos de los participantes.

Solo para terminar, yo me siento feliz de mi creencia de no venir del mono. (broma, como para ayudarle al oasis de este dia)

Gracia Neto, por el oasis.

Ricardo

Adan dijo...

Me gustaria opinar, pero tengo problemas con mi Español...

Adan dijo...

A mis amigos Catolicos, les aconsejaria que lean mas la biblia, y que en vez de opinar que dice el papa, pudieran opinar lo que dice la Biblia.

Roxana dijo...

AL SEÑOR CARLOS VELIS Y A LOS BLOGUEROS:

Le debo mil disculpas a Usted y los que me leyeron este día. Efectivamente, como Usted lo señaló, Teilhard de Chardin, SI EFECTIVAMENTE contribuyó al descubrimiento del Sinanthropus pekinensis u Homo erectus pekinensis (1926), amen de sus aportes sobre especies animales prehistóricas y otras contribuciones ajenas al campo en cuestión que el ilustre sacerdote jesuita brindó a lo largo de su vida. Lo que si es cierto es que no fue el único que lo hizo. Sus aportes están conjuntados en un documento junto a Davidson Black y otros notables. Lo que sucede es que Black fue quien dirigió el equipo de investigación.
Gracias y saludos.

Anónimo dijo...

A Roxana, con mis respetos, quiero repetir lo que dije antes :
"Invito a don Ernesto a que revise su orden de prioridades en la selección de los temas que nos trae el blog teniendo en mente la situación del pueblo salvadorño."
Si este trozo necesita aclaración puedo agregar que entiendo que al sugerir un orden de prioridades no estoy abogando por la eliminación de temas como el de este día, pues creo que son muy iluminadores en sus respectivos campos, Filosofía, Literatura , Arte y realmente concuerdo con la idea de que el blog se volvería árido sin ellos.Además, se trata de una invitación-sugerencia, nunca de una imposición .
Muchas gracias Roxana por comentar sobre mi contribución, pero debe decirle que no entiendo muy bien su último párrafo que dice :
" Pienso que para tratar de ser más humanos, más sensibles a las necesidades y proposiciones que Usted plantea, y por lo mismo nos hace ser menos indiferentes hacia nuestros semejantes y contribuye a la lucha de ser mejores personas cada día."
Gracias nuevamente,
Con mis respetos,
Gustavo

Carlos dijo...

Don Neto, permítame una observación. Los papas, lo que pretenden tener es "infalibilidad", no inefabilidad". La primera es la condición de no equivocarse. La segunda es un atributo de Dios, sobre todo en las religiones orientales, en las que no se puede mencionar el nombre de Dios, so pena de ser aniquilado.
Carlos Velis.

Evolucion dijo...

La teoria de Darwin, hoy en día dentro del ambito cientifico no se discute de fondo, detalles de forma son los que se cuestionan a veces.....confío que esta teoría sea como la de Galileo, acorrale a la religión y no tenga mas que aceptarla