jueves, septiembre 13, 2007

INDICE

(Edición de hoy: 2,600 palabras)

Pensamiento. Manuel Altolaguirre
Recuerdos. El Palpitar del Centro Histórico
El Programa de las Alegrías, de las Libertades y la Seguridad Compartidas, del FMLN
El FMLN Bloquea a Disidentes
Hoy Narcodiputado, Mañana narcoalcalde, Siempre Inmune
Somos Más Libres, Cuanto Más y Mejor Leemos
Muchísimas Gracias
Comentarios

Hoy es el primer día del resto de mi vida.


EL PENSAMIENTO DEL DÍA

“En mis labios los recuerdos. En tus ojos la esperanza. No estoy tan solo sin ti. Tu soledad me acompaña”.


Manuel Altolaguirre (1905-1959) Poeta Malagueño, muerto en el exilio en México.


LA ESQUINA DEL JUEVES DEL RECUERDO

Tomo de la edición de la revista Hablemos de EL DIARIO DE HY, del 13 de julio de 2003, este interesante artículo de Daysi Carolina Amaya, que ella llamó EL PALPITAR DEL CENTRO HISTÓRICO, pero que bien hubiera podido llamar, San Salvador, Ciudad de los Incendios y los Terremotos.

¿Con qué ojos hay que ver el centro de San Salvador?, se le pregunta al ingeniero Gustavo Herodier, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y el Arte (Concultura).“Con el ojo del desafío y de recuperación de ciertas áreas”, responde.


El cuestionamiento surge ante la desaparición de inmuebles históricos, el ambiente de inseguridad ciudadana en el sitio, la suciedad y el desorden por las ventas en las calles.Pese al evidente descuido, el centro capitalino tiene un encanto. Así lo perciben nacionales y extranjeros que valoran su arquitectura y quienes además conocen su historia.

En 1997, el ingeniero Herodier publicó el libro “San Salvador, el esplendor de una ciudad, 1880-1930”, una colección de fotografías de esa época y mapas de ubicación, resultado de 12 años de investigación.Su desafío fue comenzar a recolectar información de la ciudad de manera más formal después del terremoto de 1986, ya que anteriormente había publicado un libro acerca del mismo tema. Trabajaba entonces en el sector privado.


Al recorrer en esos años las calles de San Salvador dice que se impresionó al darse cuenta de que muchas edificaciones que aparecían en las fotografías ya no estaban. No era la misma ciudad de la que su abuela le hablaba y que él anhelaba ver de adulto. “Llegó un momento tal en que a través de los mapas que había logrado organizar y los juegos fotográficos, en mi mente existía ese San Salvador, y al ir al San Salvador actual es un choque tremendo en el momento de ver de que no había nada”, dice.Por los años de 1986 sólo quedaba un cinco o siete por ciento de las edificaciones que aparecían en las fotografías y que fueron destruidas por terremotos o por incendios, explica.El aporte del autor es muy valioso, porque lleva al lector a un fascinante recorrido por San Salvador de antaño.


Entre los principales edificios públicos que se encontraban en 1889 estaban el Palacio Nacional (se incendió también ese mismo año), el Palacio Presidencial o Casa Blanca (se incendió en 1918 y en el predio fueron construidos los ex cines Popular y Libertad) y la Biblioteca Nacional (inaugurada en 1888).


También el Palacio Municipal (se incendia en 1919 tras un terremoto y en la actualidad es la sede del Predio Municipal de Relojeros), el Teatro Nacional (se incendia en 1910), la Universidad Nacional (edificada sobre la Avenida España), el Hospicio de Huérfanos, la primera Catedral (se incendia en 1951), y otros.

Algunas de estas estructuras fueron construidas con lámina de zinc, hierro o madera.La Casa Ambrogi fue el primer rascacielos de Centroamérica y estuvo ubicada sobre la 2ª avenida. Allí vivió el escritor Arturo Ambrogi. Era de cuatro pisos y fue construida entre 1875 y 1888 con adobe, madera y lámina. La demolieron en 1996 tras sufrir daños en el terremoto de 1986. Ahora hay en el sitio un parqueo.

Tranvía citadino


Según el ingeniero Gustavo Herodier, en 1915 recorría las calles citadinas el tranvía. Era un ambiente de personas con trajes vaporosos, carruajes y automóviles antiguos. El tranvía se dirigía hacia Nueva San Salvador y pasaba por la 4ª calle, la 14ª Avenida Sur, la 6ª calle, el edificio del Telégrafo y el Mercado Central, por la Universidad Nacional en la 11ª avenida, por el Palace Hotel, el hotel Nuevo Mundo, la 5ª Calle Poniente, por la casa Trigueros y el solar municipal de la 9ª Avenida Sur, entre el Parque Dueñas y el Portal de Occidente, hasta llegar a la Avenida Independencia y a la Estación Occidental.


El compilador histórico Miguel Ángel García escribió que San Salvador había entrado por 1920 a un “período en que la vida corre a pasos agigantados”. Mencionaba que se amaba entonces la comodidad, la buena comida y las artes, así como “se ama la lucha por la vida”.En 1930 concluye la pavimentación en San Salvador.El ingeniero Herodier reconoce que se han mejorado las plazas, pero dice que también hay que trabajar en los alrededores para darle más vida, como por ejemplo en la iluminación y en la seguridad pública.


Explica que Concultura vela por el cumplimiento de la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural, en cuanto a la preservación de bienes culturales que le pertenecen al Estado, como son el Palacio y el Teatro Nacional. Sin embargo, le corresponde a cada propietario particular asumir la responsabilidad de darle mantenimiento a su inmueble y hacerlo con sus propios medios.Tras la publicación de su libro, el funcionario dice que ha aprendido a “apreciar otras cosas que se ven en los edificios nuevos de los años 30 y 40 y que tienen una arquitectura bellísima y que es el principal patrimonio nuestro”.


Y usted, ¿con qué ojos mira el centro de San Salvador?


COMENTANDO LA NOTICA

EL PROGRAMA DE LAS ALEGRIAS, DE LAS LIBERTADES Y LA SEGURIDAD COMPARTIDAS, DEL FMLN.

Ese es el enigmático subtítulo del programa político del FMLN presentado el lunes pasado, bajo el nombre “Diálogo Social Abierto”.

El coordinador del evento y aparente líder de los “pensantes” del FLMN fue Gerson Martínez y el documento de 10 páginas –breve por tratarse de un proyecto político—es bastante potable. Potable en el sentido que no es controversial, aunque muchos no coincidamos con algunas de las ideas desarrolladas.

Tiene también elementos con los que nadie puede discrepar, por ejemplo el tercer párrafo del primer numeral, que dice; “Se trata sencillamente de la visión de El Salvador que queremos, la de un país próspero, en libertad, justo, solidario y seguro para la familia, es el objetivo de la seguridad humana, la seguridad alimentaria, de la seguridad pública entendida como servicio a la comunidad, de la seguridad social, de la seguridad económica y laboral, de la seguridad jurídica y de la juridicidad segura para todos y todas”.

Todos añoramos por un El Salvador así. Pero lograrlo pasa por un gobierno que proyecte, no solamente una reestructuración de las instituciones nacionales, fortalecimiento de la economía, respeto a la empresa y propiedad privadas, seguridad, honestidad a prueba de corruptos, que se gane la confianza de la población, no por promesas vacías y demagógicas, sino que por la calidad de los funcionarios, a partir de aquellos de elección popular, comenzando por el mandatario y su vicepresidente. Funcionarios inteligentes, bien educados y, sobre todo, probos. Un gobierno cuyas prioridades sean la educación y la salud; que se comprometan a sacrificar la suntuosidad y desperdicio que prevalece en el gobierno actual. Que no tengan que recurrir a millonarias campañas publicitarias para construir y mantener su imagen, sino que con sus acciones, de cara a la nación, se ganan la voluntad y simpatía de los ciudadanos. Que mantenga la independencia y dignidad del estado, libre de influencias de los más poderosos. Entonces y solo entonces tendremos un buen gobierno.

Perdonen la divagación. Volvamos al plan del FMLN.

Los desafíos económicos que el plan se propone superar son:

1. “El lento crecimiento de la riqueza nacional.

2. La baja productividad del país, de las empresas y del trabajo.

3. El rezago de la competitividad del país, de las empresas nacionales y de la administración pública.

4. El creciente abismo científico-tecnológico, entre la explosión de conocimientos y adelantos tecnológicos que propulsionan hacia el futuro a otras naciones, en el siglo XIX, y los atrasados niveles de nuestro país.

5. La inequidad económica en los niveles sociales, territoriales y de género.

6. El retardo de la integración regional y el alejamiento del ideario de la Unión Centroamericana heredado a nuestra región-nación por los próceres de la independencia respecto de España”.

Plantean como desafío de fondo, incorporar a toda la población a la economía, al mercado laboral, al disfrute de servicios accesibles y de calidad. Menuda tarea que requeriría un esfuerzo verdaderamente transformador y a ello es a lo que muchos temen.

Por supuesto que hay temas comunes que preocupan no solo al FMLN, sino a todos políticos y apolíticos igual. Seguridad, trabajo, salud, estado de derecho, erradicación de la pobreza, gobernabilidad, libertades ciudadanas, transparencia y rendición de cuentas.

Como comentábamos ayer, muchos de los asistentes a la reunión del lunes del FMLN aprovecharon para vitorear a Mauricio Funes, su virtual candidato. El Frente probablemente se adelantará a si mismo y lo nombrará oficialmente antes de finalizar el año; poniendo fin a cualquier otra especulación, incluyendo las mías. Pero, insisto, que Funes con un comandante vicepresidente enviaría señales de que “aquí, cambios no habrán”. Amigos que conocen a Funes, me han asegurado que él sabe en lo que se está metiendo y que si lo hace es porque confía en que podrá cambiar las viejas estructuras. ¿Será posible tanta belleza?


EL FMLN BLOQUEA A DISIDENTES

En una arbitraria disposición tendiente a evitar que otros se postulen o sean postulados como candidatos potenciales, el FMLN ha decidido que no permitirá campañas internas. En una clara referencia a su correligionario Salvador Arias y a otros de adentro y afuera que quisieran impulsar alianzas que proponga a otro candidato distinto a Funes, los dueños del partido (porque el FMLN también tiene dueños) han dicho, ya la decisión está tomada y no nos vengan con cuentos.

Pero, que hay competencia interna, la hay. EL DIARIO DE HOY se refiere a ello en estos términos: “en el partido rojo existe una competencia entre el diputado Salvador Sánchez Cerén, del ala dura farabundista, y Óscar Ortiz, alcalde de Santa Tecla y de pensamiento menos radical, por obtener la candidatura a la vicepresidencia”. Y también tienen que vérsela con la competencia externa que le plantea el grupo que apoya al empresario Arturo Zablah, que según el diario, podría dividir el partido.

Yo no estoy muy seguro de eso, pues creo, como ya lo he dicho antes, que Funes es el ungido. Y perdí mis $100.


HOY NARCODIPUTADO MAÑANA NARCOALCALDE, SIEMPRE INMUNE

Así como quería Rodolfo Parker, presionado por Wil Salgado, que se le reintegrara la inmunidad (léase impunidad) a los alcaldes, como la tienen los diputados, así es en Guatemala.

El diputado Manuel Castillo, cuya fortuna inagotable le permite comprar voluntades y ganarse simpatías al estilo del finado Pablo Escobar en Colombia, fue electo el domingo pasado, alcalde de su pueblo, Jutiapa, en la frontera con El Salvador, puente de tráfico de drogas, que hoy controla y mañana va a controla más. A pesar de su generosa campaña, a duras penas le ganó a su opositor Basilio Cordero de UNE por 14 votos.

La fiscalía guatemalteca ha puesto está gestionando un antejuicio para desaforar a Castillo y dicen que todavía tienen tres meses para que se decida, antes de que tome posesión de su nuevo cargo electo.

Manolito, como le dicen, es el principal sospechoso del asesinato de los tres parlamentarios de ARENA salvadoreños al Parlacen y su chofer/seguridad. Él y Montaña 3, un personaje que se mantiene todavía anónimo, parecen haber planificado los detalles del asesinato, como han podido deducir las autoridades investigativas guatemaltecas de las llamadas telefónicas entre ambos.

Las autoridades chapinas, sospechan también que Castillo sea el conecte con los narcotraficantes salvadoreños, resguardados por el silencio oficial que los protege.

Hoy el diputado (que fue expulsado de UNE, su partido, por narco) no tiene de qué preocuparse. Seguirá inmune, intocable por la ley que, al igual que en El Salvador, protege a los peores.


¿Qué paso con el compromiso que adquirió el Presidente Saca de revisar la inmunidad de diputados y funcionarios aquí? Hablemos de eso mañana.




SOMOS MÁS LIBRES CUANTO MÁS Y MEJOR LEEMOS

Me encantó la frase de Mario Vargas Llosa, con que titula LA PRENSA GRÁFICA un artículo ayer, que el laureado autor utilizó para enfatizar la importancia de la lectura, al recibir el primer doctorado honoris causa que la Universidad de La Rioja, en España, otorga en sus 15 años de existencia. (Hay algunas universidades en nuestro medio que otorgan doctorados honoris causa a diestra y siniestra, sobre todo a los grandes contribuyentes económicos. Perdón por la divagación) (Foto de la Universidad de Rioja)

El artículo cita al escritor peruano en su discurso de aceptación del nombramiento honorífico, en varias frases que me llamaron poderosamente la atención. Dice Vargas Llosa:

“La lectura para mí ha sido, y sigue siendo, el placer supremo”

“Las mejores cosas en la vida me han sucedido leyendo”

“La lectura es lo que te permite hacerte dueño de un lenguaje”

“Nada enriquece tanto los sentidos, la sensibilidad, los deseos humanos, como la lectura”

“Estoy completamente convencido de que una persona que lee, y que lee bien, disfruta muchísimo mejor de la vida, aunque también es una persona que tiene más problemas frente al mundo”

“Somos mucho más libres cuanto más y mejor leemos”

¡Cuánta razón tiene es distinguido escritor! Y que tristeza más grande que en nuestro país, la lectura es algo que muchos desconocen casi totalmente y no me refiero a analfabetas, sino que a jóvenes estudiantes universitarios que, sin vergüenza alguna confiesan no haber terminado de leer un libro en toda su vida. Recuerdo que cuando escribía un artículo sobre la lectura que titulé “El Hábito de No Leer”, consulté con un alto funcionario en el ministerio de Educación. El fue muy gentil y candoroso en sus comentarios y me contó –me imagino que avergonzado— que en muchos centros escolares que reciben cajas enteras de libros que les envía el ministerio, estas duermen el sueño de la infamia, almacenadas en bodegas sin ni siquiera abrir. Cuando le pregunté por qué, me contestó: “Es que ni los profesores leen”. Nunca olvidaré esa deplorable respuesta.

El ministerio de educación hace lo que puede, y el esfuerzo de suministrar material de lectura accesible para los pequeños estudiantes es laudable, pero la falta de interés en los profesores y estudiantes plantea un impedimento grave para que estos jóvenes se incorporen eventualmente a la sociedad contemporánea.

Una hija mía que trabaja en una escuela en Maryland donde reside, que recibe a un importante número de inmigrantes salvadoreños, me cuenta que jóvenes que acá han cursado su sexto grado, son incapaces de leer en un nivel de segundo grado, eso, agregado a la falta del idioma, vuelve muy difícil la adaptación de estos estudiantes a su nuevo medio ambiente, con el resultado que se congelan en su cultura (o falta de) y se condenan a mantenerse en el anonimato cultural, con los peligros consiguientes de caer en el vicio y la violencia, que tantos grupos promueven por aquellos lugares.


MUCHÍSIMAS GRACIAS

Ayer fue un día muy especial. Recibí muchos mensajes como comentarios y en correos electrónicos más una que otra llamada telefónica, de amigos y amigas, que compartían conmigo mi alegría por estar celebrando el primer aniversario de este su Blog. Fue de verdad edificante y, ¿por qué no decirlo? motivo de orgullo enterarme que muchos de ustedes compartían mi alegría. Mil gracias por haberse tomado el tiempo para hacerlo, sus mensajes y su amistad fortalecen mi compromiso de continuar con este sitio, hasta ver a Dios. Gracias, mil y una vez.


Hasta mañana, si Dios quiere

Comentarios

20 comentarios:

Anónimo dijo...

BUENOS DIAS DON NETO.LE AGRADESCO EL ANALISIS DEL ARTICULO DE VARGA LLOSA,ES DOLOROSO DECIRLO PERO EN NUESTRO PAIS NO NOS GUSTA LEER.YO ESTUDIE HASTA SEXTO GRADO POR QUE LAMENTABLEMENTE EN MI PUEBLO TODAVIA SE PREDICABA AQUELLA FILOSOFIA DE QUE DE LETRA NADIE COME.Y ME DUELE MUCHO AHORA QUE SOY GRANDE QUISIERA LEER EN UN NIVEL INTELECTUAL PERO MI FORMACI0N ACADEMICA ME IMPIDE,SIN EMBARGO ESO NO ME DETIENE EN GASTARME LOS DOLARES EN LOS LIBROS QUE ME GUSTAN.AUNQUE AVECES TENGA QUE LEERLOS VARIAS VECES PARA PODER SACAREL MEJOR RESULTADO .DON NETO ,HABRA EN EL SALVADOR ALGUN CURSO QUE LE ENSENE A LEER A LOS ADULTOS COMO YO? QUE DESEMOS SUPERARNOS ANQUE SEA UN POCO MAS . EL CHELE.

Anónimo dijo...

Interesante articulo “EL PALPITAR DEL CENTRO HISTÓRICO”
El centro histórico de San Salvador tiene una riqueza inigualable, lamentablemente no se le de la importancia que merece. Si usted visita cualquier ciudad en Norteamérica, Europa, o Sur América, se encontrara con sitios históricos preservados para el deleite de las generaciones futuras, los cuales son generadores de dinamismo económico y turismo.

Ya sea el centro histórico de Lima, el Viejo Montreal, Filadelfia, la Placita Olvera o el Álamo, estos retazos culturales sirven de referentes a la identidad cultural de un país.
Lamentablemente, trabajos bien documentados como el del ingeniero Herodier y otras iniciativas, o son ignoradas o pasan desapercibidos.
Atentamente,

Eric Lopez

Anónimo dijo...

El Frente se dará en la mera frente


Las propuestas programáticas de los políticos no podrán llevarse a cabo, gane quien gane las elecciones, únicamente movilizando el poder y los recursos del Estado. Son tan grandes los problemas que debemos enfrentar que únicamente podremos encararlos si lo hacemos como sociedad y como individuos.

¿Usted cree que basta con decir que serán erradicadas las políticas corruptas o que una vez alcanzado el poder se gestionarán mejor las instituciones y se orientarán en beneficio de todos los salvadoreños? Ni que cada partido político fuese un club de superhéroes.

Masferrer dice que las reformas en nuestro país se quedan siempre en papel mojado porque la sociedad no las hace suyas. En ese sentido no sólo necesitamos un partido reformista sino que también un “movimiento social reformador” que involucre a la población en un proyecto de cambio. No se equivoquen, no propongo la democracia directa sino que todos, desde el papel que cada uno juega en la sociedad, hagamos bien nuestro trabajo y compaginemos con sentido de nación nuestros intereses privados y los públicos. Si yo soy funcionario y pienso







con sentido de progreso y beneficio público debo entender que mi eficacia laboral y la calidad ética de mi gestión son importantes para el bienestar y la mejora de mi país.

La instrumentalización de la ley y de las instituciones con fines partidistas quizás sea una enfermedad moral que nuestra sociedad padece y que se manifiesta políticamente.
Si es una enfermedad moral, una crisis de valores, no va a ser erradicada con un simple cambio de gobierno. La tarea más dura que debemos enfrentar es la del cambio de mentalidad ética. Nuestra moral ciudadana es una moral de coyotes. Todos los salvadoreños llevamos en el fondo un Will Salgado.

No basta con apelar a la nación, hay que intentar movilizarla en un sentido profundo. Para que eso suceda el liderazgo político debería ser un liderazgo moral que vaya mucho más allá de las convocatorias electorales. El Frente apela a la nación en un sentido electoral, pero sus dirigentes (sumidos en la perplejidad política y en la dificultad de leer con lucidez los signos de una época diferente) le han perdido el pulso a los sueños, a las pesadillas, a las frustraciones y los temores de la nación. Ahora comprenden de que deben ilusionar, pero la palabra ilusión se queda seca cuando la pronuncia el burócrata de un partido incapaz de asumir sus reiterados errores.















El Frente se dará en la mera frente


Las propuestas programáticas de los políticos no podrán llevarse a cabo, gane quien gane las elecciones, únicamente movilizando el poder y los recursos del Estado. Son tan grandes los problemas que debemos enfrentar que únicamente podremos encararlos si lo hacemos como sociedad y como individuos.

¿Usted cree que basta con decir que serán erradicadas las políticas corruptas o que una vez alcanzado el poder se gestionarán mejor las instituciones y se orientarán en beneficio de todos los salvadoreños? Ni que cada partido político fuese un club de superhéroes.

Masferrer dice que las reformas en nuestro país se quedan siempre en papel mojado porque la sociedad no las hace suyas. En ese sentido no sólo necesitamos un partido reformista sino que también un “movimiento social reformador” que involucre a la población en un proyecto de cambio. No se equivoquen, no propongo la democracia directa sino que todos, desde el papel que cada uno juega en la sociedad, hagamos bien nuestro trabajo y compaginemos con sentido de nación nuestros intereses privados y los públicos. Si yo soy funcionario y pienso







con sentido de progreso y beneficio público debo entender que mi eficacia laboral y la calidad ética de mi gestión son importantes para el bienestar y la mejora de mi país.

La instrumentalización de la ley y de las instituciones con fines partidistas quizás sea una enfermedad moral que nuestra sociedad padece y que se manifiesta políticamente.
Si es una enfermedad moral, una crisis de valores, no va a ser erradicada con un simple cambio de gobierno. La tarea más dura que debemos enfrentar es la del cambio de mentalidad ética. Nuestra moral ciudadana es una moral de coyotes. Todos los salvadoreños llevamos en el fondo un Will Salgado.

No basta con apelar a la nación, hay que intentar movilizarla en un sentido profundo. Para que eso suceda el liderazgo político debería ser un liderazgo moral que vaya mucho más allá de las convocatorias electorales. El Frente apela a la nación en un sentido electoral, pero sus dirigentes (sumidos en la perplejidad política y en la dificultad de leer con lucidez los signos de una época diferente) le han perdido el pulso a los sueños, a las pesadillas, a las frustraciones y los temores de la nación. Ahora comprenden de que deben ilusionar, pero la palabra ilusión se queda seca cuando la pronuncia el burócrata de un partido incapaz de asumir sus reiterados errores.
























El Frente se dará en la mera frente


Las propuestas programáticas de los políticos no podrán llevarse a cabo, gane quien gane las elecciones, únicamente movilizando el poder y los recursos del Estado. Son tan grandes los problemas que debemos enfrentar que únicamente podremos encararlos si lo hacemos como sociedad y como individuos.

¿Usted cree que basta con decir que serán erradicadas las políticas corruptas o que una vez alcanzado el poder se gestionarán mejor las instituciones y se orientarán en beneficio de todos los salvadoreños? Ni que cada partido político fuese un club de superhéroes.

Masferrer dice que las reformas en nuestro país se quedan siempre en papel mojado porque la sociedad no las hace suyas. En ese sentido no sólo necesitamos un partido reformista sino que también un “movimiento social reformador” que involucre a la población en un proyecto de cambio. No se equivoquen, no propongo la democracia directa sino que todos, desde el papel que cada uno juega en la sociedad, hagamos bien nuestro trabajo y compaginemos con sentido de nación nuestros intereses privados y los públicos. Si yo soy funcionario y pienso







con sentido de progreso y beneficio público debo entender que mi eficacia laboral y la calidad ética de mi gestión son importantes para el bienestar y la mejora de mi país.

La instrumentalización de la ley y de las instituciones con fines partidistas quizás sea una enfermedad moral que nuestra sociedad padece y que se manifiesta políticamente.
Si es una enfermedad moral, una crisis de valores, no va a ser erradicada con un simple cambio de gobierno. La tarea más dura que debemos enfrentar es la del cambio de mentalidad ética. Nuestra moral ciudadana es una moral de coyotes. Todos los salvadoreños llevamos en el fondo un Will Salgado.

No basta con apelar a la nación, hay que intentar movilizarla en un sentido profundo. Para que eso suceda el liderazgo político debería ser un liderazgo moral que vaya mucho más allá de las convocatorias electorales. El Frente apela a la nación en un sentido electoral, pero sus dirigentes (sumidos en la perplejidad política y en la dificultad de leer con lucidez los signos de una época diferente) le han perdido el pulso a los sueños, a las pesadillas, a las frustraciones y los temores de la nación. Ahora comprenden de que deben ilusionar, pero la palabra ilusión se queda seca cuando la pronuncia el burócrata de un partido incapaz de asumir sus reiterados errores.

























El Frente se dará en la mera frente


Las propuestas programáticas de los políticos no podrán llevarse a cabo, gane quien gane las elecciones, únicamente movilizando el poder y los recursos del Estado. Son tan grandes los problemas que debemos enfrentar que únicamente podremos encararlos si lo hacemos como sociedad y como individuos.

¿Usted cree que basta con decir que serán erradicadas las políticas corruptas o que una vez alcanzado el poder se gestionarán mejor las instituciones y se orientarán en beneficio de todos los salvadoreños? Ni que cada partido político fuese un club de superhéroes.

Masferrer dice que las reformas en nuestro país se quedan siempre en papel mojado porque la sociedad no las hace suyas. En ese sentido no sólo necesitamos un partido reformista sino que también un “movimiento social reformador” que involucre a la población en un proyecto de cambio. No se equivoquen, no propongo la democracia directa sino que todos, desde el papel que cada uno juega en la sociedad, hagamos bien nuestro trabajo y compaginemos con sentido de nación nuestros intereses privados y los públicos. Si yo soy funcionario y pienso con sentido de progreso y beneficio público debo entender que mi eficacia laboral y la calidad ética de mi gestión son importantes para el bienestar y la mejora de mi país.

La instrumentalización con fines partidistas de la ley y de las instituciones quizás sea una enfermedad moral que nuestra sociedad padece y que se manifiesta políticamente.
Si es una enfermedad moral, una crisis de valores, no va a ser erradicada con un simple cambio de gobierno. La tarea más dura que debemos enfrentar es la del cambio de mentalidad ética. Nuestra moral ciudadana es una moral de coyotes. Todos los salvadoreños llevamos en el fondo un Will Salgado.

No basta con apelar a la nación, hay que intentar movilizarla en un sentido profundo. Para que eso suceda el liderazgo político debería ser un liderazgo moral que vaya mucho más allá de las convocatorias electorales. El Frente apela a la nación en un sentido electoral, pero sus dirigentes (sumidos en la perplejidad política y en la dificultad de leer con lucidez los signos de una época diferente) le han perdido el pulso a los sueños, a las pesadillas, a las frustraciones y los temores de la nación. Ahora comprenden de que deben ilusionar, pero la palabra ilusión se queda seca cuando la pronuncia el burócrata de un partido incapaz de asumir sus reiterados errores.
























El Frente se dará en la mera frente


Las propuestas programáticas de los políticos no podrán llevarse a cabo, gane quien gane las elecciones, únicamente movilizando el poder y los recursos del Estado. Son tan grandes los problemas que debemos enfrentar que únicamente podremos encararlos si lo hacemos como sociedad y como individuos.

¿Usted cree que basta con decir que serán erradicadas las políticas corruptas o que una vez alcanzado el poder se gestionarán mejor las instituciones y se orientarán en beneficio de todos los salvadoreños? Ni que cada partido político fuese un club de superhéroes.

Masferrer dice que las reformas en nuestro país se quedan siempre en papel mojado porque la sociedad no las hace suyas. En ese sentido no sólo necesitamos un partido reformista sino que también un “movimiento social reformador” que involucre a la población en un proyecto de cambio. No se equivoquen, no propongo la democracia directa sino que todos, desde el papel que cada uno juega en la sociedad, hagamos bien nuestro trabajo y compaginemos con sentido de nación nuestros intereses privados y los públicos. Si yo soy funcionario y pienso







con sentido de progreso y beneficio público debo entender que mi eficacia laboral y la calidad ética de mi gestión son importantes para el bienestar y la mejora de mi país.

La instrumentalización de la ley y de las instituciones con fines partidistas quizás sea una enfermedad moral que nuestra sociedad padece y que se manifiesta políticamente.
Si es una enfermedad moral, una crisis de valores, no va a ser erradicada con un simple cambio de gobierno. La tarea más dura que debemos enfrentar es la del cambio de mentalidad ética. Nuestra moral ciudadana es una moral de coyotes. Todos los salvadoreños llevamos en el fondo un Will Salgado.

No basta con apelar a la nación, hay que intentar movilizarla en un sentido profundo. Para que eso suceda el liderazgo político debería ser un liderazgo moral que vaya mucho más allá de las convocatorias electorales. El Frente apela a la nación en un sentido electoral, pero sus dirigentes (sumidos en la perplejidad política y en la dificultad de leer con lucidez los signos de una época diferente) le han perdido el pulso a los sueños, a las pesadillas, a las frustraciones y los temores de la nación. Ahora comprenden de que deben ilusionar, pero la palabra ilusión se queda seca cuando la pronuncia el burócrata de un partido incapaz de asumir sus reiterados errores.
























El Frente se dará en la mera frente


Las propuestas programáticas de los políticos no podrán llevarse a cabo, gane quien gane las elecciones, únicamente movilizando el poder y los recursos del Estado. Son tan grandes los problemas que debemos enfrentar que únicamente podremos encararlos si lo hacemos como sociedad y como individuos.

¿Usted cree que basta con decir que serán erradicadas las políticas corruptas o que una vez alcanzado el poder se gestionarán mejor las instituciones y se orientarán en beneficio de todos los salvadoreños? Ni que cada partido político fuese un club de superhéroes.

Masferrer dice que las reformas en nuestro país se quedan siempre en papel mojado porque la sociedad no las hace suyas. En ese sentido no sólo necesitamos un partido reformista sino que también un “movimiento social reformador” que involucre a la población en un proyecto de cambio. No se equivoquen, no propongo la democracia directa sino que todos, desde el papel que cada uno juega en la sociedad, hagamos bien nuestro trabajo y compaginemos con sentido de nación nuestros intereses privados y los públicos. Si yo soy funcionario y pienso







con sentido de progreso y beneficio público debo entender que mi eficacia laboral y la calidad ética de mi gestión son importantes para el bienestar y la mejora de mi país.

La instrumentalización de la ley y de las instituciones con fines partidistas quizás sea una enfermedad moral que nuestra sociedad padece y que se manifiesta políticamente.
Si es una enfermedad moral, una crisis de valores, no va a ser erradicada con un simple cambio de gobierno. La tarea más dura que debemos enfrentar es la del cambio de mentalidad ética. Nuestra moral ciudadana es una moral de coyotes. Todos los salvadoreños llevamos en el fondo un Will Salgado.

No basta con apelar a la nación, hay que intentar movilizarla en un sentido profundo. Para que eso suceda el liderazgo político debería ser un liderazgo moral que vaya mucho más allá de las convocatorias electorales. El Frente apela a la nación en un sentido electoral, pero sus dirigentes (sumidos en la perplejidad política y en la dificultad de leer con lucidez los signos de una época diferente) le han perdido el pulso a los sueños, a las pesadillas, a las frustraciones y los temores de la nación. Ahora comprenden de que deben ilusionar, pero la palabra ilusión se queda seca cuando la pronuncia el burócrata de un partido incapaz de asumir sus reiterados errores.

Anónimo dijo...

Don neto:

Soy el autor de cometario anterior. Le suplico me disculpe el horror(error) que cometí, dada mi torpeza en el manejo de la computadora.

Le agradecería,si no es mucha molestia, que suprimiera las repeticiones que sobran.

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Amigo anónimo 6:43. El mensaje repetido entró como uno solo y no puedo suprimir solo parte. No importa, es tan bueno, que vale la pena leerlo repetidamente. Gracias

Brenda dijo...

Querido Neto.....
Quiero agregarme a la lista de tus amigos queridos que compartimos tu alegría, logros y esfuerzos que estás conquistando en esta edad jóven, cuando muchos cuelgan la toalla creyendo que la vida a cierta edad va apagandose como la velita.....
Tu eres un ejemplo para todos de vida, de entusiasmo y de esperanza y por supuesto con este rico bloq de noticias que nos mantienes siempre informados con "calidad" tus informes y comentarios.....
Gracias Neto por considerarme parte de tu grupo y no dejes nunca de enviarme tus monógos que nos enriquezen muchísimo....
Disfruto mucho los pensamientos.....gracias

Benjamin dijo...

Neto: Te van mis felicitaciones por haberse cumplido un anio del nacimiento de tu BLOG. Confieso que no ha sido hasta recientemente que le he dedicado mas atencion a esta nueva herramienta de comunicacion la cual encuentro muy util y valiente. Neto, tu
trabajo es buenisimo y contribuyes tanto a formar opinion en un ambiente sediento de la libertad de expresion. felicitaciones de tu amigo

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Para nuestro amigo El Chele.

Lo felicito por su esfuerzo y, sobre todo, por su deseo de superarse. Hablé al departamento de educación de adultos del ministerio de Educación y me encontré con una funcionaria de excelente calidad, con gran buena voluntad y deseo de ayudar, la señora Magdalena de Velásquez.

Me dice doña Magdalena, que ellos tienen el programa EDUCAME, que encaja precisamente con lo que usted busca. EDUCAME trata de educación contínua en módulos flexibles y está funcionando muy bien para personas, como usted, que buscan superarse.

Dice doña Magdalena que, dada la poca información que yo pude aportar, lo mejor sería que usted la llamara al telefono 2210-4215 o le escribiera a magdalenadevelasquez@gmail.com

Le deseo muchos éxitos y le agradeceríamos que nos mantenga informados a sus amigos de este espacio.

Anónimo dijo...

MUCHISIMAS GRACIAS DON NETO.YO SABIA QUE PUEDO CONTAR CON SU AYUDA ,VOY A ESCRIBIRLE A DONA MAGDALENA ,Y LE EXPLICARE MI LO QUE NECESITO. LOS MANTENDRE INFORMADOS. EL CHELE.

Anónimo dijo...

Estimado Don Neto y amigos anonimos que comentan, gracias por esta tribuna abierta. Estoy optimista porque lo soy, trato de ver lo bueno, aun enmedio de tanta gente y actos deplorables. De acuerdo con que no basta con declaraciones, que como los buenos propositos, embaldozan el piso del infierno. Hay que pasar a la accion. Decia Schumpeter, un economista de principios del siglo XX, superior en talento a Von Misses, que hay que practicar "la destruccion constructiva". o sea, cambiar, como la tecnologia, la medicina, las industrias, que avanzan, pero pensando en el bien comun. Hay que movilizar las energias de toda la sociedad y empujar la carreta en un solo sentido, el carro atras y los bueyes delante, no al reves, como hacen los politicos. Es que los partidos politicos son vitales para ello, pero en nuestro pais han dejado de ser mediadores de las demandas sociales ante el Estado. Su falta de democratizacion a lo interno y las marufias de distra y sinistra, los han sumido en un desencanto para toda la sociedad. Por eso retomo sus ideas de incdir en la sociedad civil, pese a los vicios culturales que nos plagan, como el individualismo, la animalada, el querer comoponerse de un plumazo, el contubernio, el salgadismo, el cruzepedismo y otros canceres de los que estan donde estan por recibir "incentivos". Hay corruptos porque hay corruptores. Arena juega los dos papeles y el pueblo sigue introyectando la idea de que nada se puede hacer. Este resultado (como no se pueden cambiar las cosas, entonces no actuo, luego las cosas siguen igual) es una "profecia que se autocumple", lo que beneficia unicamente al status quo, las argollas de siempre. Tenemos 19 meses para las elecciones, tiempo para que por su medio se dialogue sobre como revertir estas falencias culturales y lograr una movilizacion social amplia, incluyendo a los "hermanos Lejanos". Llenando los aviones en USA con gente con DUI mas saliendo los localaes de nuestrass zonas de comfort (criticar y criticar y nada hacer)podemos intentar el cambio anhelado: democracia real, participacion, esquemas economicos inteligentes, seguridad ciudadana. Nadie dijo que sera facil, pero si no lo intentamos, vamos a seguir chimiriqueando...por causa nuestra. VALIENTE

Roberto dijo...

Auque la felicitación esté un poco atrasada, le deseo todo lo mejor en lo que respecta a su blog y a su vida. Muy interesante el programa en que participo ayer miércoles, de verdad que anima a muchas generaciones, me cuento entre los más jóvenes.

Anónimo dijo...

Con ya mucha frecucnia he oído decir la Universidad NACIONAL. No hay una institución que se llame Universidad Nacional. Se llama Universidad de El Salvador. Esta va como aclaración.
Ya muchas personas se habrán dado cuenta que un factor contribuyente a la poca lectura del público salvadoreño en general es el alto costo de los libros.
Es encomiable todo intento de mobilizar a la ciudadanía en torno a una mayor participación directa en la vida política del país. Los planes propuestos por el Ing. Zablah y el FMLN cuentan con dicha participación, más bien, podría decir, que son el fundamento de dichos planes. Dado que adolecemos de esa cultura de ejercicio democrático, es de esperar que los próximos 19 meses se dediquen a sembrar ese espíritu en la sociedad civil y que éste sea el inicio de esa prática para el futuro, no solamente en esta oportunidad. En ocación anterior me permití apuntar el hecho de nuestra carencia de una conciencia de clase en la sociedad salvadoreña, particularmente la conciencia de clase media. Nuestra clase media profesional, empresarial carece de esa conciencia de clase y ello le impide seriamente definir sus posiciones y aspiraciones, particularmente las apiraciones políticas tan necesarias en el momento presente. Léanse las contribuciones al blog de este día y se podrá vislumbrar una semblanza de lo que rstoy pretendiendo decir. Solamente una participación decidida, amplia y abierta de la ciudadanía puede aportar una idea del sentir y pensar nacionales y sólo así podremos decidir sobre el rumbo que le conviene seguir al país, es decir a todos.
Con saludo para todos los participantes del blog,
Atentamente
Gustavo

Anónimo dijo...

No creo que haya que quedarse de brazos cruzados.Tampoco es bueno que nos agobiemos ante la magnitud de los problemas que enfrentamos como nación. Hay que hacer cosas, hay que arriesgarse, hay que buscar formas de salir del atolladoro. Aquí la esperanza, esa muchacha tan maltratada y engañada, siempre juega un papel.

Pero no perdamos de vista el largo plazo y no perdamos de vista los límites de una política que se agota en el parlamento, las elecciones y la calle. La calle, la principal herramienta propagandistica del Frente, es necesaria pero no suficiente.

Hay que flexibilizar el discurso, es verdad, pero eso no significa hacerlo más elegante, sino que hacerlo más inclusivo. Flexibilizar supone también promover una política que no por radical se halle reñida con la tolerancia hacia quienes piensan distinto. Todo esto, sin embargo, se remite todavía a una forma tradicional de hacer política.

Vuelvo a repetir mi idea: el cambio sólo será posible en la medida en que promovamos "un movimiento de reforma" en el que se involucre toda la sociedad.

Es la sociedad civil la que tiene que echarse al hombro la empresa del cambio: asumiendo otros estilos de conducta, comprometiendose con nuevos valores y formas de ser.

Los mismos partidos deberían sintonizar con la necesidad de una cultura del cambio. La política ya no deberían verla como un sueldo chiche sino que como un compromiso serio con la sociedad a la que representan. Quienes roban sin pudor y quedan en la impunidad le hacen un daño terrible a la credibilidad de la ley y las instituciones. En nuestro país es urgente establecer con claridad los vinculos entre ética y política. Esa tarea debería asumirse no como compromiso electoral, sino que como un compromiso permanente con la nación y el compromiso de todos los partidos de que no van a tolerar más en su seno esos ejemplos deplorables de corrupción que le estan dando al país.

El político corrupto crea escuela y en esa escuela se ve toda la sociedad.

Jorge dijo...

Saludos don Ernesto y colegas del blog.

Don Ernesto, reciba mis más sinceras felicitaciones por el aniversario de este espacio que usted abrió para todos nosotros. Es, sin duda alguna, uno de los mejores blogs; no solo por el contenido, sino por el respeto que reina entre los que participamos, aún sabiendo que tenemos tantas diferentes formas de pensar y puntos de vista.

La educación es algo primordial en un país para su desarrollo. Si no se lee no se aprende. Es triste como proliferan esos lugares donde hay solo "maquinitas" de juegos electrónicos y como los jóvenes derrochan su poco dinero y su tiempo en algo tan improductivo. ¿Por qué no abrir fuentes de sodas con un aire intelectual para todos los sectores? No cafés, sino lugares donde se pueda disfrutar de un delicioso bocadillo y un refresco y tener libros a disposición de los clientes y que sea algo enfocado en los jóvenes. En lugar de esos antros donde se dan a saber que "chanchuyos".

Bonito todo eso que dice el frente, muy elevado y emotivo..pero a mis niños se les olvidó comentar como lograrán esas maravillas. No cuentan quizá conque los que llevan el poder no estarán de acuerdo en compartir un poquito con el "maron". A ver como le hace mauricio funes. No vaya a ser en unos meses el invitado a las entrevistas y me lo agarren "vos sos vos sos y si no sos te pareces"..por no cumplir nada de lo que han prometido.

Hablando de narcos, ¿qué pasó al fin con los narcodiputados? ya nada dijeron de ese grill. Y toñito doble K con esa pajita de la campaña y sus "miles" de obligaciones de trabajo (filmar sus spots de publicidad, su cadena radial, sus coctelitos, etc) se ha hecho el maje como nunca con eso. Va a terminar su gestion y no se sabrá nada de quien los mandó a cocinar desde El Salvador.

Pasen feliz dia.

Jorge Eduardo López Alvarenga

hunnapuh dijo...

En primer lugar, felicidades Don Neto por su primer año del blog, ayer lo felicitamos en conjunto pero hoy lo hago individualmente.

Fue un gusto haberlo conocido y aunque lamento mucho la falta de tiempo para poder cruzar un par de palabras extra con ud. (Venía de trabajar con varias cosas pendientes que aún tuve que ir a solventar al salir).

Pero sepa que tiene mis respetos y mi amistad, dentro y fuera de la blogosfera.

Saludos y Felicidades.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 10:36 nos dice :
"Hay que flexibilizar el discurso, es verdad, pero eso no significa hacerlo más elegante, sino que hacerlo más inclusivo. Flexibilizar supone también promover una política que no por radical se halle reñida con la tolerancia hacia quienes piensan distinto."
Esto posición es en esencia el espíritu democrático que se espera surga de toda esta contienda en la que se involucre al gruso si no a la totalidad de la población. Aquí en esta acotación la palabra clave es "radical", término que creo en El Salvador, o al menos en la prensa escrita se estima, usualmente, como algo diabólico cuando en realidad, ser radical significa ir a la raíz,cuando se es radical uno va a la raíz de los problemas que es donde debe irse si se quiere resolverlos, lo demás es meramente paliativo, es usar curitas en heridas profundas, es como ponerse mentholatum en un cancer cutáneo. Y digo ésto porque leyendo el plan del Ing, Zablah, no se me escapó y espero que tampoco a los colegas del blog, que al cáncer de la corrupción y la impunidad, no le dedica mucho espacio y según mi entender, este cancer es el que nos está matando. Como bien dice el amigo anónimo a que me refiero, este cáncer, (el de la apropiación de fondos del estado o como dice Jorge en buen salvadoreño, el "guebeyo"), se pega , se contagia muy facilmente y por eso, en este rubro se debe ser RADICAL. Aquel funcionario o empleado convicto de malversación, debería pagar lo desfalcado y sufir condena carcelaria por el delito cometido, sin excepción de ninguna clase, es decir sentar presedente en este renglón.
Nuevamente con un saludo a tdos los participantes del blog,
Atentamente,
Gustavo

Raul Armando Interiano dijo...

La Plataforma Morales Ehrlich

El enunciado del FMLN bien pudo haber sido escrito por Rey Prendes, o Morales Ehrlich. Esas palabras son las mismísimas que exhalaban esos señores.

Así que no es que sean pensantes, son copiones. Pero de paso, son inteligentes. Morales Ehrlich ganaba elecciones diciendo lo mismo.

Y es un paso hacia el centro. No tengo nada que reprocharles. Celebro que el FMLN exponga una plataforma no tan radical.

Ganaría más adeptos el FMLN si en sus plataformas, subrayaran qué van a hacer para asegurar que no lleguen sólo a componerse, como ha sido el historial de nuestro pais.

Un gobierno que sea pro-Perez en vez de pro-Poma, es exactamente lo que necesita el pais.

Sus ideas serán vacias y demagogicas, solo si no las desarrollan, cuando tengan la oportunidad de hacerlo. Las ideas de Duarte y compania fueron vacias y demagogicas, porque no las cumplieron, habiendo tenido la oportunidad de cumplirlas.

Es a posteriori la critica, no a priori.

Saludos,

Armando

Carlos A. dijo...

Hasta hoy logre entrar a tu blog y cual fue mi sorpresa el enterarme de tu 1er aniversario.

El martes estuve en la charla de Tim Sanders, de Yahoo quien se refirio al blog como " a diary with steroids", y definitivamente el tuyo cumple esta descripcion pues no solo informa, sino que entretiene y lo mas importante, abre una ventana de objetividad.

Favor que nos hizo la prensa con limitar tu espacio dominical!

Keep up the good words!

Un abrazo,

Anónimo dijo...

Uno se pregunta ¿Qué esperanza nos puede vender Arena? Han tenido veinte años para demostrar la validez de su proyecto. Si en veinte años no han podido darle una mejor fisonomía al país ¿Podrán hacerlo de si les damos cinco años más? Lo dudo.

Daniel dijo...

llevo unas cuantas horas, algunas cinco quiza, leyendo sus comentarios, lo encontre de casualidad y me parece muy directo, maduro eh informativo quiza mas informativo que elsalvador.com en una semana. por lo que eh leido es Ud. una persona muy sabia y de basta experiencia. Me siento tan orgulloso de que El Salvador cuente con personas de su talla. Ya es casi la una quisiera seguir leyendo pero ya me siento cansado y mañana tengo un dia un poco largo. Ahora si como Ud. dice "Hasta mañana, si Dios quiere".