domingo, septiembre 23, 2007

LA COLUMNA DEL DOMINGO


¿A QUIÉN QUEREMOS DE PRESIDENTE?

Ernesto Rivas Gallont


Los salvadoreños esperamos mucho de nuestro presidente. Queremos que resuelva el problema de la violencia, no reprimiéndola brutalmente con acciones o leyes draconianas, sino con inteligencia y fuerza moral, dentro de un marco legal apropiado.

Los reyes-filósofos fueron los gobernantes de la utópica Kallipolis de Platón. Si su ciudad-estado ideal llegara a existir, “los filósofos deben ser reyes… o aquellos quienes hoy se llaman reyes [deben] filosofar genuina y adecuadamente”. (La República, 473c)

En el diálogo "República o del Estado" Platón presenta su idea del Estado o sociedad ideal. La sociedad está dividida en grupos atendiendo al modo en que cada uno de ellos debe satisfacer distintas necesidades básicas: la función de los artesanos es crear los bienes (alimentos, vestidos, instrumentos...) que todos los hombres puedan necesitar; los guardianes o guerreros se encargan de la seguridad del Estado, de mantener el orden interno y defender al grupo de las agresiones externas; finalmente, los gobernantes deberán promulgar las leyes y establecer la justicia entre todos los miembros. Pero la figura del rey-filósofo aparece como consecuencia de dos puntos de vista fundamentales en la filosofía política de Platón: su concepción autoritaria y su concepción intelectualista. Platón hereda de su maestro Sócrates la idea según la cual no se puede hacer el bien si no se tiene un conocimiento explícito de lo que es el bien. En el mito de la caverna se señala con claridad que sólo quienes hayan conocido la Idea de Bien podrán ser capaces de dirigir correctamente tanto los asuntos privados como los públicos. En la propuesta política no democrática y clasista de Platón los dirigentes deben educarse desde muy jóvenes en las distintas ciencias, en el esfuerzo físico, y en la práctica de la virtud, y cuando hayan alcanzado la madurez ―que Platón situaba en los cincuenta años― deberán encargarse de las tareas de gobierno aquellos que más se hayan acreditado en sus capacidades morales e intelectuales. De ese modo, el gobierno no estará en manos de unos dirigentes elegidos por la mayoría sino en manos de aquellos que han podido acceder al conocimiento de la ciencia verdadera y del Bien: los filósofos. Las tesis básicas que fundamentan su reivindicación de la figura del rey-filósofo son:
· es posible el conocimiento objetivo del bien;
· no todos los hombres están capacitados para alcanzar dicho saber;
· sólo los que lo consiguen están cualificados para dirigir la sociedad;
· la ciencia del Bien se incluye en la filosofía.

Platón vivió cuatro siglos antes de Cristo, pero su definición de los requisitos que un jefe de estado debe reunir tiene aun mucho valor y seguramente podríamos identificar a personas en El Salvador que encajen con la definición del filósofo griego.

Pero yo siento que para gobernar se requiere ir un poco más allá de lo que señalaba Platón. Creo que un buen jefe de estado deberá, ante todo, entregarse de alma, vida y corazón al servicio de su país y de su gente, sabiéndose presidente de todos los salvadoreños, no solamente de quienes lo eligieron.

Tiene también que ser un comunicador efectivo que transmita sinceridad, sin parecer demagógico; que sea buen organizador, con habilidad para aglutinar a sus colaboradores y estructurar sus actividades efectivamente; capaz de estructurar implementar políticas públicas efectivamente; saber discernir y filtrar sabiamente el enorme cúmulo de información que recibe y que posea una “inteligencia emocional”, es decir, reunir un conjunto de aptitudes que se hallan implícitas dentro de las capacidades abarcadas por la inteligencia que deviene de una buena educación.

Los salvadoreños hemos madurado políticamente. Esperamos de nuestro presidente mucho. Queremos que tome acción decisiva y enérgica para enfrentar los problemas que nos afectan. Que priorice la educación y la salud del pueblo, sabiendo que un pueblo educado y saludable impulsará el desarrollo y colocará a nuestro país a la altura de los mejores. Que sea incólume ante las presiones de los grupos de poder, que hasta ahora han dominado la política salvadoreña.

Los salvadoreños esperamos mucho de nuestro presidente. Queremos que resuelva el problema de la violencia, no reprimiéndola brutalmente con acciones o leyes draconianas, sino con inteligencia y fuerza moral, dentro de un marco legal apropiado.

Queremos a un presidente que, respetando la separación de poderes, sepa coordinar la acción de los tres órganos del estado para beneficio del pueblo. Que sea firme en su lucha contra la corrupción que prevalece en las entrañas más profundas de todo el sector gubernamental, estimulada por un sector privado acostumbrado a no competir con eficiencia, sino comprando voluntades de quienes tienen el poder de decidir.

En su trato con estados extranjeros, el presidente debe ser claro en que la política exterior de El Salvador es independiente. Y si bien agradecemos las muestras de afecto y solidaridad que recibimos de gobiernos amigos, no nos doblegamos a su voluntad, ni cedemos a presiones que se opongan a la democracia y voluntad de los salvadoreños.

El presidente de la República ostenta gran poder. Pero debe ejercer ese poder con justicia y manteniendo siempre como centro principal de su mandato, el bienestar de la nación y de sus ciudadanos. Mucho de ese poder no está delineado ni limitado por la constitución ni por las leyes de la República. En consecuencia, juzgarlo por sus excesos no es opción ciudadana, pero moderarlo y usarlo sabiamente, es un deber moral del mandatario.

El presidente que los salvadoreños quisiéramos, debe ser una persona de carácter sólido, capaz de enfrentar cualquier crisis nacional. Su carácter debe reflejar su capacidad para reaccionar bajo estrés, su integridad, fortaleza y solidaridad con sus conciudadanos.

Quisiéramos tener a un presidente inteligente, con buena educación académica, que hable bien, por lo menos inglés y, mejor todavía si domina otros idiomas. Que sea extrovertido, seguro y firme en sus decisiones; con valores morales bien fundamentados. Que crea en Dios, pero que no sea fanático de ninguna religión.

Un presidente que logre sus objetivos y cumpla sus promesas de campaña, capaz de mover el cielo y la tierra para lograrlo, será, seguramente, un buen presidente. Mejor todavía si es disciplinado y que no sea vulnerable, lo que indicaría una habilidad excepcional para tolerar el estrés y la adversidad.

Dentro de pocos meses, los partidos políticos habrán escogido a sus respectivos candidatos. Ojalá que al hacerlo tomen en cuenta, cuando menos, algunos preceptos de los que hemos enumerado, que no son todos los que deben ser, pero con la seguridad que estos no son personales, sino que reflejan los más preciados anhelos de los ciudadanos salvadoreños.


San Salvador, domingo 23 de septiembre, 2007

Hasta mañana, si Dios quiere


21 comentarios:

Sabado de Gloria dijo...

"Quisiéramos tener a un presidente inteligente, con buena educación académica, que hable bien, por lo menos inglés y, mejor todavía si domina otros idiomas. Que sea extrovertido, seguro y firme en sus decisiones; con valores morales bien fundamentados. Que crea en Dios, pero que no sea fanático de ninguna religión."

Ya lo tenemos: Tony Saca.

Anónimo dijo...

!Hay que mandarlo a hacer a Ilobasco!
saludos.

Anónimo dijo...

TS no habla ingles....

Anónimo dijo...

Como que el Sr. Rivas se autodescribe en su definicion del presidente que queremos. Si no es como el, no sirve.
El proximo presidente deberia de servir al pueblo. Para eso solo necesita hablar un solo idioma: jalvadoreño.

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

"En la propuesta política no democrática y clasista de Platón los dirigentes deben educarse desde muy jóvenes en las distintas ciencias, en el esfuerzo físico, y en la práctica de la virtud, y cuando hayan alcanzado la madurez ―que Platón situaba en los cincuenta años".

Anónimo dijo...

Don Neto: no dudo que haya en El Salvador personas que se acerquen mucho a su definicion de lo que deberia de ser un buen presidente, que dicho sea de paso comparto mucho con usted, pero el problema esta en que este tipo de personas que llenan este perfil, prefieren no participar de politica por que conocen lo corrupto del sistema. Un sistema que lleva decadas implantado y que una persona no va a venir a cambiar de la noche a la manana, mas facilmente resulta que el sistema los cambie a ellos. Igualmente, se veria atado de manos, ya sea por los intereses del gran capital, o por los extremos de comunistas ortodoxos.
No soy filosofo, pero creo que usted senala un punto que he creido durante anos es la unica esperanza para nuestro pais:EDUCACION, EDUCACION, EDUCACION. Pero con el presupuesto que el gobierno asigna a este rubro, estoy seguro que hay espera para rato. Saludos

Raul Armando Interiano dijo...

El proximo presidente de El Salvador, necesita representar los intereses del pueblo. Punto.

Y los intereses del pueblo, en estos momentos, son mejor servidos con una dosis intensiva, continua e implacable de educacion, como dijo el anonimo anterior.

Lamento mucho diferir con don Neto, pero Platon era oligarca:

Linaje de reyes y potentados de Platon

Y le importaban un comino las clases necesitadas, que incluian esclavos. Por muy filósofo que fuera Platón, nunca abogó por la emancipación de los esclavos. Para nuestro caso, Platón es al que menos deberíamos andar citando.

Mientras los intereses de las clases más necesitadas sigan siendo ignoradas, como sociedad estaremos siempre vulnerables a violencia, al narcotrafico y a cualquier otro malestar social nocivo a los intereses de la colectividad.

Venga el Cacique

Armando

Leo Solórzano dijo...

"La sencillez siempre es más atractiva que la complejidad, y la fe siempre es más consoladora que la duda. Tanto la fe religiosa como las explicaciones exentas de complicaciones del mundo se valoran mucho más en épocas de gran temor."

Esta es una frase de Al Gore hablando de George W Bush. Aparece en un buen articulo que pueden encontrar aquí:

http://www.elpais.com/articulo/reportajes/yihad/Bush/elpepucul/20070923elpdmgrep_5/Tes

El presidente Bush es un buen ejemplo que aun en naciones mas desarrolladas que la nuestra, no siempre se puede contar con buenos lideres. Quizás los buenos lideres son escasos en cualquier parte del mundo. Por esa misma escasez puede que la gente no los sepa reconocer.

Como dice el mismo Gore: "No obstante, la gente que le ve y oye en la televisión interpreta a veces la falta de curiosidad de Bush y su aparente inmunidad a la duda como prueba de la fuerza de sus convicciones, aunque esta misma falta de flexibilidad (ese testarudo rechazo a tomar en consideración opiniones alternativas o pruebas contradictorias) supone un peligro gravísimo para nuestro país"

Esa falta de flexibilidad no es acaso un vicio de casi todos nuestros políticos actuales. Y los que intentan aportar moderación y razón son expulsados.

Elisa Cerna dijo...

Siempre que puedo leo la columna del Sr. Rivas en La Prensa, y debo concluir que él quiere que elijamos de presidente a alguien de los estratos más altos de la nación. Siempre he clasificado al Sr. Rivas como un moderado de izquierda, que es donde más me identifico, pero la descripción del presidente que "queremos" según él, es un Regalado Dueñas.
No creo que El Salvador necesite un Regalado Dueñas de presidente.

Elisa Cerna

Anónimo dijo...

Platon:"No hay un solo rey que no descienda de un esclavo, ni un esclavo que no haya tenido reyes en su familia."

Anónimo dijo...

Necesitamos un buen lider, es cierto, alguien con X y Y cualidades para desempeñar el cargo.

Pero más falta hacen buenos equipos de gobierno y otra forma de hacer política, es decir, una política con elementos técnicos y una política responsable,negociadora y con componentes éticos. Una golondrina sola no hace verano.

Anónimo dijo...

Así que resulta ser que Ernest Rivas Gallont es Arenero de corazón?
Bienvenido a las filas, Ernesto!

Anónimo dijo...

"Hay hombres que luchan un día y son buenos, otros luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy buenos, pero están los que luchan toda la vida, y esos son los imprescindibles".

Bertolt Brecht

Adelante Rivas Gallont!!....

Anónimo dijo...

La Ultima Frontera...

Estoy muy de acuerdo con el perfil que el Sr. Rivas presenta de lo que seria un presidente ideal, digo ideal porque en este tiempo con tecnicas de mercado utilizadas en politica moderna, me refiero a branding in politics, lo que generalmente elegimos es un inepto, servil, ideologo, que nomas sirve a un exclusivo grupo de intereses del gran capital. Si se lee cada linea de lo que el Sr. Rivas propone, es exactamente lo contrario a lo que hoy tenemos, desde politica exterior hasta el combate de la corrupcion. Creo estas elecciones, mas que elegir un presidente mas, tenemos que eligir por vez primera alguien que por lo menos tenga un titulo universitario, un bachiller por mucho que hable bonito, son demaciadas las limitaciones que tiene para liderar una nacion moderna, al menos que sean un monton de ignorantesm cosa que no es asi, a nuestro tiempo es un insulto ala inteligencia elegir gente tan "dicharachera". Sugiero alos demas bloggers que comiencen a leer la "Republica" y los clasicos griegos sobre politica, se daran cuenta que no tiene nada con transplantar ideas de hace miles de años y pensar que el Sr. Rivas esta pensando en un oligarca como otro Regalado Dueñas pero al menos en alguien que tenga los dones necesarios para conducir los destinos de una gran nacion como la nuestra. Seria el colmo que las proximas elecciones tenga otro Paco Folres o Tony Saca, tipos tan arrogantes y demagogos que ponen la dignidad del pais por el suelo. Esto debe cambiar, solamente piennsen que en este momento Tony Saca esta en las ONU abogando por Taiwan en vez de Main China, que politica exterior tan redicula! cuando el pais ganara el respeto como nacion soberna? Honduras que esta mas atrazada que nosotros, se ve mejor que nosotros.
Gracias y tengan un hermoso fin de semana

Anónimo dijo...

"¿Quién lo hubiera pensado, amigas y amigos? [...] ¿Quién lo hubiera pensado, hace veinte, diez o cinco años atrás, que Chile elegiría como Presidente a una mujer? Parecía difícil, pero fue posible. Es posible, porque los ciudadanos lo quisieron, porque la democracia lo permitió. Gracias, amigas y amigos. Gracias, Chile. Gracias por el voto de millones de ustedes. [...] Mi compromiso como Presidenta de Chile será recorrer, junto a ustedes, un tramo más de esta gran alameda de libertad que hemos venido abriendo."
Nota: Discurso tras la entrega de resultados, Hotel Plaza San Francisco Kempinski, EMOL 15 de enero de 2006.
Fuente: El Mercurio
Obtenido de "http://es.wikiquote.org/wiki/Michelle_Bachelet"

Anónimo dijo...

"...Ha llegado la hora de la mujer que comparte una causa pública y ha muerto la hora de la mujer como valor inerte y numérico dentro de la sociedad. Ha llegado la hora de la mujer que piensa, juzga, rechaza o acepta, y ha muerto la hora de la mujer que asiste, atada e impotente, a la caprichosa elaboración política de los destinos de su país, que es, en definitiva, el destino de su hogar...."Eva Peron

Anónimo dijo...

Es un tremendo insulto al "machismo" de algunos Areneros, el solo hecho de insinuar que una mujer pudiera ser Presidente de la Replublica. Pare ellos es preferible tener un hombre, aunque sea ignorante y retrogrado (como ellos) que una mujer inteligente y con ideas modernas.

Anónimo dijo...

"En el año 2000 Gallup realizó una en-cuesta para el Banco Interamericano de Desarrollo, utilizando una muestra al azar de 2.022 votantes en seis ciudades principales de América Latina (Bogotá, Buenos Aires, Ciudad de México, Río de Janeiro, São Paulo y San Salvador). Los resultados señalaron que el votante pro-medio en todas estas ciudades tenía opi-niones positivas sobre la posición de la mujer y su desempeño en la política (Ga-llup, 2001). Más del 90% de todos los encuestados estaban dispuestos a votar por una mujer como candidata presiden-cial. Una mayoría (57%) opinó que las mujeres eran mejores líderes de gobierno que los hombres y, contradiciendo la vi-sión de muchos analistas políticos, un 57% manifestó que los temas de la mujer tenían un peso definitivo en su voto. Adicionalmente, los votantes más edu-cados, las mujeres y los votantes jóvenes tenían una opinión más positiva de las mujeres como líderes políticos que los hombres, los votantes con menor educa-ción y los votantes de más edad. El 62% de las mujeres creía que las mujeres son mejores gobernantes, versus el 51% de los hombres. El 58% de los votantes con alto nivel de educación manifestaron que votaron por una candidata mujer, versus el 40 % de los votantes con bajo nivel de educación."
"La mujer, la política
y el futuro democrático de América Latina por
Mayra Buvinic"

Anónimo dijo...

Pero que les pasa pueblo salvacuaco, don Neto no les puso algo bien importante, se le olvido poner que cuando eligamos de verdad nosotros, porque hasta ahora todos los presidentes que han habido han sido impuestos,nunca se ha respetado el voto de la poblacion siempre ha habido intromicion de los gabachos y de los que estan en el poder, antes habia robo de urnas o llenazon de cajas con votos a favor del partido en el poder bueno uestedes ya se pueden todos los trucos, en la ultima eleccion para alcaldes se autopoclamaron ganadores asi apuro wuevo y la otra senora habia ganado, sino se arma el relajo se kedan con la alcaldia asi a la fuerteza y todabia salieron de enojados, haberse visto que desfachatez y reclamaban votos, eso era para los guinnes records.
Saludos del doctor curita, chambiando en el centro de africa para mi gente.

Anónimo dijo...

Tanto que se enreda citando a Platon, cuando al final votan por el miedo, para ser Presidente de este país se necesita VALOR, VALORES (que no es lo mismo) Y UN GRAN AMOR AL PUEBLO SALVADOREÑO, Y NO RESPONDER A LOS GRUPOS DE PODER QUE AL FINAL IMPONEN SU CANDIDATO, SI NO QUE A LAS NECESIDADES Y ASPIRACIONES UN PUEBLO SUFRIDO, VEJADO, ENGAÑADO COMO EL NUESTRO.
DIOS QUIERA QUE ESE HOMBRE CON SENCILLAS CUALIDADAES COMO SER HONRADO LLEGUE, PUNTO. QUE HABLE O NO HABLE INGLES AL FINAL NO IMPORTA, LO QUE NECESITAMOS ES QUE HABLE CON SU CORAZON Y CON LA VERDAD ESTE PUEBLO ESTA HARTO DE LADRONES, CORRUPTOS, MENTIROSOS, QUE LO QUE MENOS HACEN ES PONER DE PRIMERO A EL SALVADOR

María José dijo...

"Creo que un buen jefe de estado deberá, ante todo, entregarse de alma, vida y corazón al servicio de su país y de su gente, sabiéndose presidente de todos los salvadoreños, no solamente de quienes lo eligieron"

Dios nos escuche Don Ernesto. Que tengamos un presidente que sea mas fiel al pais y a la pluralidad de opiniones en el, que pueda ser un vinculo entre los intereses divergentes... y que su lealtad se la jure a TODOS los salvadorenos, y no solo a los que se refugian bajo una bandera politica.