sábado, noviembre 24, 2007

LA COLUMNA DEL DOMINGO

EN EL DÍA DE ACCIÓN DE GRACIAS


Ernesto Rivas Gallont

El 1o. de Febrero recordamos la fecha en que los Acuerdos de Paz entraron en vigencia, y esa fecha debería instituirse como día de reconocimiento por la ocasión. Como ciudadano, propongo que se designe el 1o. de Febrero como nuestro "Día de Acción de Gracias”.

Estoy en Maryland, a corta distancia de la capital estadounidense, celebrando con mi familia un día más de Acción de Gracias. Es nuestra costumbre venir aquí a compartir con los nuestros, como lo hacen millones de otros, un día reservado para que las familias unidas den gracias al Creador por todos los favores recibidos.

Thanksgiving, como se denomina en inglés, es celebrado todos los años, el penúltimo jueves del mes de noviembre. El miércoles que le precede y el fin de semana que sigue son los días de mayor congestionamiento de tráfico terrestre y aéreo del año. Millones y millones de personas se desplazan desde todos los puntos cardinales del país, para reunirse con los suyos y juntos dar gracias. Es la fiesta de Estados Unidos más reverenciada; más que el 4 de julio, más que Navidad, más que cualquier otra.

Mi esposa y yo somos los que venimos a Gaithersburg, donde viven nuestras hijas, de más lejos. Juan Pablo, el nieto mayor y Kristi, su esposa, viajaron el miércoles desde Charlotte, en Carolina del Norte, en carro. Un viaje que normalmente les toma siete horas, lo hicieron en esta ocasión en nueve. Ellos son jóvenes y están acostumbrados a viajar grandes distancias. El resto de la familia vive cerca y se unieron todos en casa de Mayte, mi hija mayor, para compartir el tradicional pavo (50 millones de las pobres aves se consumen este día) y aderezos, alimentos obligados para la fecha.

La memorable ocasión fue proclamada por primera vez en la Colonia Inglesa, el 20 de junio de 1676, un siglo antes de alcanzar su independencia, y evocaba, como motivo para dar gracias, “La serie de favores recibidos y por la guerra actual contra los Nativos herejes de esta tierra [. . .] por preservar muchas de nuestras ciudades de la desolación que amenazaba el enemigo [. . .]. Habla con elocuencia de la necesidad de agradecer, por cuanto nuestros enemigos han sido vencidos o destruidos [. . .]. Debemos demostrar que no somos insensibles ante Él en una acción de gracias, a la vez que Le comunicamos nuestras penas en este tiempo de angustias”.

El precursor más relevante de esta celebración, fue la costumbre entre los Puritanos ingleses (grupo reformista religioso, formado en Inglaterra en el siglo XVI, que propugnaba por purificar la iglesia anglicana de las adherencias recibidas del catolicismo) de destinar días especiales de acción de gracias como para expresar su gratitud por las bendiciones divinas. Esta práctica no se regía por un calendario fijo; los festejos tenían lugar, por costumbre, en tiempos de crisis o después de haber terminado un período de infortunio. Las ceremonias de los Puritanos eran siempre ocasiones religiosas de gran formalidad y, aunque guardan poca similitud con las celebraciones actuales, son el origen de la fiesta estadounidense.

Después de haber terminado un período de infortunio”. Esta frase nos debería inducir a separar en El Salvador un día específico para agradecer a Dios por la gracia recibida al dar por concluido el horrendo conflicto civil responsable de tanta destrucción física y moral en nuestro país.

Todos los años hago lo mismo, con la esperanza que algún día nuestros legisladores oirán razones y, en vez de conmemorar la guerra, conmemoren la paz.

El 1o. de Febrero recordamos la fecha en que los Acuerdos de Paz entraron en vigencia, y esa fecha debería instituirse como día de reconocimiento por la ocasión. Como ciudadano, propongo que se designe el 1o. de Febrero como nuestro "Día de Acción de Gracias", para que los salvadoreños nos dediquemos a ello, en celebración pública de reconocimiento por el favor recibido. Sería un día de fiesta que debe engendrar un sentido de unidad y de intimidad familiar.

Los salvadoreños tenemos mucho que agradecer. La paz llegó al país después de doce largos años de una guerra que dividió, no solamente a las fuerzas sociales y políticas, sino que a millares de familias. Resultó también en el sacrificio de decenas de miles de vidas, devastó la frágil economía nacional y costó millones de Colones que de otra forma pudieron haberse usado para dignificar al ser humano.

Ya lo dijo Cicerón, "Agradecer no es solamente la mayor virtud, sino que la madre de todas las demás". Y si esta manifestación de agradecimiento la dirigimos al Hacedor, Él en su generosidad habrá de escucharnos. Porque los salvadoreños, como dijo el Cardenal Spellman de Nueva York, "oramos como si todo dependiera de Dios, y trabajamos como si todo dependiera del hombre".

Considero que ese día los salvadoreños de todo estrato social y económico, credo político o religioso, nos deberíamos unir en el seno de nuestras familias, para agradecer a Dios por las bendiciones recibidas y rogar por la preservación de la paz, que ahora muestra signos de fragilidad. Nuestras familias, unidas en nuestros hogares en acción de gracias, deberían también dedicar ese día para pedir a Dios que ilumine a nuestros líderes para que nos guíen en el camino de una paz que nunca más deberá fracturarse.

Considero que la iniciativa debe surgir del propio presidente de la República, haciéndole honor así a su elevado cargo. Su gesto perduraría en nuestra historia en forma indeleble y vendría a reafirmar su manifiesto compromiso con la consagración de una paz definitiva e inquebrantable.


Gaithersburg, MD, domingo, 25 de noviembre, 2007



Hasta mañana, si Dios quiere.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya Cicerón elogió la Gratitud como la mayor de las virtudes, nos relata don Ernesto. Dar gracias es un gesto encomiable en toda persona, norma de conducta que nuestros padres trataron de instilar en nuestra personalidad desde que éramos niños. Por desgracia, parece que este intento no ha sido muy exitoso.
Dar gracias como un gesto de humildad ente el Hacedor, como un gesto aislado motivado por una situación específica y temporal degrada el concepto de Gratitud. Dar gracias, ser agradecido, tener Gratitud debería ser una constante el el desarrollo de la vida del Hombre.
“La serie de favores recibidos y por la guerra actual contra los Nativos herejes de esta tierra [. . .] por preservar muchas de nuestras ciudades de la desolación que amenazaba el enemigo [. . .]. Habla con elocuencia de la necesidad de agradecer, por cuanto nuestros enemigos han sido vencidos o destruidos [. . .]. Debemos demostrar que no somos insensibles ante Él en una acción de gracias, a la vez que Le comunicamos nuestras penas en este tiempo de angustias”.
Y los Nativos? Ellos perdieron sus tierras, su cultura y su religión. Los Pilgrim fueron los causantes de esa devastación diz que en defensa de su religión y su cultura y por ello le dieron gracias a su dios que les permitió realizar semejante atropello, inhumano por cierto.
¿Cómo podría explicársele esta festividad a un Navajo, Cherokee, Apache, Payute, etc. reducido a un status de bestia encarcelado en una reservación?
Parece que actualmente hay muchos que tienen dificultad en encontrar motivos para una celebración de "Gracias". Pero encuentro loable el esfuerzo de don Ernesto en tratar de implantar un día en nuestro calendario nacional, para dar gracias y la razón no la encuentro en el hecho en sí, sino más bien en la subliminal idea de rescatar ese valor humano.
Dado que ya nos comimos el pavo y los camotes y el cramberry, no creo haber aguado la celebración de muchos.
Talvez sería mas adecuado, en vez de Cicerón , mentar a Henry Ford quien deseaba para los USA (me resisto a decir America) :
"A chicken en every pot and a car in every garage"
Thank you Henry.
Atentamente
Kijo-t

Anónimo dijo...

Los festejos no se pueden inventar por simple simpatía con los Estados Unidos, deben tener tradición. Por qué no tratan de revivir la fiesta del mico de corpus que se ha olvidado, el día de la cruz que casi no se celebra. Crear un día de acción de gracias sería inventar otro día para gastar lo que no tenemos; los diez centavos más de la gasolina, por ejemplo.

Anónimo dijo...

Creo que enel paicito no necesitamos un dia de accion de gracias o algo parecido si a mucha gente apenas le alcanza para comer frijolitos y conque.
En USA se celebra el dia de accion de gracias por los favores recividos por las armas que train los europeos, los indios recivieron muy bien a los invasores pero ellos no entendieron a los indios y empezaron a matarlos.
Incluso en estos tiempos todavia se les descrimina, fiestas manchadas de sangre no son buenas, seria un pecado celebrarlas, especialmente cuando los culpables de muchas muertes todavia gozan de impunidad.

julian dijo...

Qué gracias pueden dar los Salvadoreños cuando más de la mitad de la poblacion vive en la miseria? Su comentario es tipico de la clase alta,que no vive ni ha vivido la realidad del pueblo.

Especialmente escribiendo desde el CONFORT de su oficina en Usa.

La gracias debe darlas porque Usted y su familia viven en Usa y lejos del sufrimiento e inseguridad de nuestro bello paisito.

Mario Hernández dijo...

Don Neto: Gracias por la ilustracion. Le pido que piense que en camino a El Salvador, esta propuesta del dia de acción de gracias puede ser factible.

Anoche estube en una reunion familiar en casa del Cnel. Almendariz, alli se encontraban muchos amigos entre ellos, algunos diputados, incluyendo al Cnel. Carlos Rolando Herrarte, Fredi Benitez Molina, diputados por Ahuachapan y Morazán, ademas de unos diputados de Arena y uno del FMLN. Se menciono allí su propuesta para el dia de accion de gracias y parece ser que se pondrán en contacto con usted.

Dijo Almendariz que oficializando el dia de acción de gracias se podría considerar como el inicio de una verdadera reconciliación de los salvadoreños. Que la idea la pondrían a estudio en el sentido de analizar la fecha mas propicia y el modelo propio a seguir dentro de actividades y celebraciones en la fecha.

Sin mas Don Neto, por aqui en estas esferas, se le lee y se le escucha.

raul armando interiano dijo...

Nos está llevando Pedro

La caridad murió con Jesucristo (o subió con El al cielo).

Prueba de ello es que cuando el Apóstol Pedro descubrió que Ananías y Saphira no le entregaron a su “iglesia” todo el fruto de una venta de una propiedad de la pareja (se quedaron con unos cuises pa las tortillas), los hizo caer muertos. (Actos de los Apostoles 5:3-4, 9-10). Esto, por el mero mero de Cristo.

Así que, ¿qué esperaban de los europeos que conquistaron a todas las tribus de América?

La caridad es algo que demandan los que no tienen más remedio: o la reciben, o se joden.

En esa posición se encuentra el país, desde siempre.

El único camino para lograr nuestras metas es el camino de los conocimientos. Si no lo creen, pregúntenles a los japoneses, que con dos bombitas atomicas se rindieron ipso facto. Cuando le preguntaron al Emperador Hirohito por qué se había rendido tan pronto, dijo estas palabras inmortales: “Ni kaka keda.” Los gringos tenían los conocimientos, y los japoneses no.

Imagínense cómo habría cambiado la historia, si los aztecas, pipiles, apaches, comanches, etc., reciben a los Pilgrims y a Hernán Cortés con rifles repetidores tipo Winchester, y revólveres tipo Colt 45 versus las armas europeas de la época, que eran sólo mosquetes, lanzas y espadas? Europa hoy día tendría ciudades como “Nueva Quezaltenango” o “Tenancingo sobre el Danubio”, y estarían tomando Chicha en París (o Nouveau San Salvador o Sainte Teclé), en vez de Champagne.

Mientras el gobierno de El Salvador no realice que su único camino hacia la prosperidad radica en armar de conocimientos a toda su gente (no sólo los chelitos), que, dicho sea de paso, hoy día, con la computadora y con el internet, es más fácil y barato que nunca, seguiremos con la violencia internecina que tanto nos mina, y de paso, nos van a quitar la Cuenta del Milenio.

Y vamos a seguir mendigando caridad, pero con más rabia.

Saludos,

Armando

Anónimo dijo...

En Estados Unidos el Thanksgiving es un dia en el cual se agradece a Dios por la abundancia que brinda este pais... no por gusto al siguiente dia da lugar el famosisimo black Friday... ese dia en el cual se sigue demostranto el poder de adquisicion que se tiene aqui por mas recesion economica que estemos viviendo segun los expertos.

Ubiquese don Neto, ya que en El Salvador la abundancia solo la tienen unos pocos... no hay que buscar un motivo mas para celebrar y tener libre en los trabajos o en las escuelas y maltratar mas de por si la tan danada economia de nuestros pueblos,cuando en el interior del pais la gente apenas tiene para comer.
Como decia el comentario de las 8:01 am, su argumento es tipico de la clase alta que se puede dar esas escapaditas al exterior cada vez que hay feriados... Lo que nuestro pais necesita son mas fuentes de trabajo y no excusas baratas para seguir holgazaneando... o acaso no son suficientes las vacaciones navidenas; de semana santa,el 1o. de mayo, vacaciones de agosto, , las fiestas patronales del pueblo o ciudad donde se resida, el dia de elecciones????? en fin... excusas sobran...

Mauricio

Anónimo dijo...

La idea de darle gracias a Dios por el cese de la guerra es loable y transciende las fronteras de la comodidad o el infortunio. Darle gracias a Dios por la PAZ no significa que no existan problemas por resolver, los cuales son de índole político. De la misma manera, políticas de desarrollo no tienen concordancia con el agradecimiento por resolver los problemas políticos con argumentos y no con balas.
Saludos,

Eric López

Carlos dijo...

Muy lindo artículo, don Neto, como siempre, muy atinado y cálido, como es usted, aunque no tengo aún el placer de conocerlo personalmente.
Pero los comentarios son muy ilustradores, duros y directos. Y con razón, tengo que reconocer.
Desde que se firmó los acuerdos, los errores se hicieron evidentes. En primer lugar, no hubo una verdadera voluntad, de ninguna de las dos partes de reconciliación. Cada quien se refugió en su bunker "yo no tuve la culpa" y se dedicaron, la izquierda, a buscar la manera de mantener su estatus económico que les brindó la guerra, ahora legalizando sus ingresos de guerra y la derecha, a retomar el terreno que se les había arrancado a costa de mucho sacrificio, a la vista y paciencia de la izquierda y los demás sectores democráticos del país, que no tienen el alcance de comprender el problema social en todas sus dimensiones, incluyendo la cultural y la psicológica.
Así, mientras unos trataban de hacer partidos y ong's los otros implantaban un verdadero estado de terror psicológico, donde reescribieron la historia. La famosa "agresión comunista" pasó a ser la versión oficial, y a falta de otra, la única versión.
No existieron los bombardeos indiscriminados contra la población civil, ni las desapariciones, ni los escuadrones de la muerte. Naturalmente, tampoco la miseria ni la mordaza política, ni mucho menos, los fraudes electorales que nos orillaron a la crisis política de los 70, que desembocó en la guerra. Muchos de los antiguos dirigentes guerrilleros se dedicaron a tratar de borrar su pasado, vendiendo su alma al diablo; otros, se atrincheraron en sus partidos polìticos, desde el bunker "yo no tuve la culpa", donde se han dedicado a hacer negocio de la política.
En este cuadro patético, cuándo se iba a hacer el intento de reconciliación, una verdadera terapia social para tratarnos el estrés postraumático de la guerra, que padecemos todos. Un verdadero país con personalidad propia, cuando los monopolistas de las comunicaciones se dedicaron a estrangular económicamente a cuanto intento de medio independiente ha surgido. En este país, a lo largo del periodo de paz, se han cerrado, mínimo, tres periódicos, incontables revistas, que apenas logran sacar el primer número, una gran cantidad de radios, en cuenta basta mencionar la RCS, la Super Estéreo, donde se conocía el rock argentino, Joaquín Sabina, rock español, etc., para ceder la frecuencia a la ramplonería más vulgar; varios programas de TV; todos han tenido que cerrar, por no tener anunciantes, cuando cualquiera de las radios de los Saca recibe millones de dólares en pauta mensual. A propósito, las frecuencias de todas las radios quebradas, pasan a engrosar la lista der los acaparadores, los antes mencionados.
Y así se atreven a protestar por lo que pasa en otros países. Y nos llamamos "democracia" y que vivimos en un "régimen de libertad de expresión". Cuando el gobierno tiene que estar obligado a repartir equitativamente su suota de publicidad. Al fin de cuentas, es dinero nuestro.
Por otro lado, ¿Cómo se puede hablar de reconciliación, cuando el gobierno del tal paco flores lanzó antimotines sobre campesinos que iban con niños en brazos; y luego los acusaron de escudarse en las criaturas, cuando nosotros sabemos que los campesinos siempre van con sus niños, chuchos y hasta el perico. Pero lo más lamentable es que los políticos de izquierda, desde su bunker "yo no tuve la culpa", no se atrevieron a decir nada, y menos a publicar algo al respecto.
Dígame don Neto, cómo podemos hablar de "acción de gracia" así?
Y no es que no hubiera atisbos de reconciliación, débiles, pero los hubo. En el 92, en La Luna, en torno a las cervezas y la música, se reunían todos los pensamientos políticos e ideológicos. Pero ahora, dónde están esos lugares de distensión?
Lamentablemente, los amantes de la guerra retomaron todo el terreno, ganando mucho más, porque ya no tienen contrapartida. Ahora son ellos solos, haciendo y deshaciendo, o sea, pelea de león suelto contrea burro amarrado.
Yo, como decía mi querida Emilia Prieto, "Que Dios nos agarre confesaos".
Carlos

Anónimo dijo...

Yo el dia en el cual de verdad voy a dar gracias es cuando caigan las 7 plagas en El Salvador y arrase con todo lo malo que hay en el pais, empezando con los politicos y personas - como dice un amigo- se comportan como el "azadon" (o sea, solo para adentro)

Anónimo dijo...

La UF, USA.
Estoy de acuerdo con lo que han expuesto otros blogeros de este dia con respecto a un thanksgiven salvadoreno. La idea parece bien hasta cierto punto si se quiere recordar, por ejemplo, el dia en que se puso paro a la guerra civil en el pais, pero es algo que tiene que surgir como aspiracion nacional y no como una mera imitacion de la tradicion americana que algunos "rabiblancos" hay querido ver todo "made in usa" en el pais, como mera colonia de USA. Al menos que se ignore el tremendo sacrificio y aniquilamiento de todos los indios americanos que recibieron con cierta innocencia a el europeo, quienes despues los exterminaron para queitarles sus tierras. Solo con revisar un poco los anales de la historia anglosaxona y lo que le hicieron alos indios, el menos educado podria estar de acuerdo que el "Thanksgiven Americano" tiene un lastre no muy digno de imitar y seria mas que rediculo que las huestes aculturizadas pidan al GOES que se haga una carbon copy del thanksgiven americano. Por muy igualados y cinicos que sean algunos salvadorenos, su idea no creo que proceda. Es cierto que un tercio de la poblacion salvadorena vive afuera y esa si es una tragedia que debiese de ponerse el mapa cultural. A diferencia de unos pocos honestos negociantes como usted y el rsto de ladrones que viven en las guaridas de Miami disfrutando lo que le roban al pueblo, la gente que ha abandonado el pais pasando por territorio mexicano si tienen un thanksgiven que celebrar, o por lo menos pasarles esa experiencia a sus nuevas generaciones para que ellas algun dia aprecien el tremendo sacrificio que los "hace lo todo" les ha tocado enfrentar por su propios medios, y de lo cual nadie habla de celebrar. Quizas todo lo que se sufre de descriminacion y abuso en otro pais que no es su patria no sea noticia ni motivo de celebrar para los cuasi burgueses salvadorenos. En vez de ser tan cinicos y querer importar otro signo cultural extranjero seria mejor demandar alos politicos ineptos del momento que tengan un poco de verguenza y comiencen a sentar las bases para un futuro mas esperanzador en el pais. Porque no mejor pedir alos politicos que tengan un poco de pudor y comiencen a reconciliar la nacion entera? solo asi tendria sentido hablar de un thanksgiven ala salvadorena. Propongo un dia de accion de gracias por toda la diaspora salvadorena, desde Australia hasta Canada y desde USA hasta Noruega. saludes a todos, Jose

Anónimo dijo...

Sr Rivas Gallont:
He leido con mucho interes su articulo sobre el dia de Thanksgiving. Con mi familia, mi esposa, mis suegros y la familia de mis mejores amigos lo celebramos aqui en San Salvador, incluyendo mis tres hijos de 13, 10 y 8 años, desde hace tres años con una cena familiar para darle gracias a Dios por la enorme cantidad de bendiciones que recibimos a diario y que a menudo no nos detenemos a "verlas", pero el solo hecho de tener salud y vivir en paz y armonia familiar considero que es una bendicion por la cual debemos dar gracias a Dios. No considero que estamos copiando una fecha, estamos dando gracias y celebrando las bendiciones que recibimos. Me llamo la atencion que yo estudie en Charlotte, NC. parte de mi carrera universitaria y cuando estuve alla nunca lo celebre. Pero no deja de sorprenderme mas como aun hay personas que pueden decir que no hay razon para dar gracias en este pais y otros peor cuando anuncian que daran gracias cuando caigan siete plagas en el pais!! Hey, vean a su alrededor, no habra nada por lo que uds. consideren dar gracias a DIOS!!?? que le vamos a enseñar a nuestros hijos? Que sus comentarios son tipicos de la clase alta?? Y que tiene que ver la clase social con el hecho de dar gracias?? O el dar gracias deberia de ser exclusivo de algunos pocos? Sr. Rivas Gallont, lo apoyo en su propuesta y espero que esta prospere.
Que Dios lo Bendiga.

Anónimo dijo...

Es increible la cantidad de "optimismo y positivismo" encontrado en el 75% de los comentarios sobre el tema de hoy. O sea de 12 solo 3 lo vieron como una buena idea.

¿Porque somos tan pero tan negativos?

¿Hasta cuando se nos iran a quitar estos infantiles complejos????
Todavía echandole las culpa a los Pilgrims y los españoles.

Por favor,esto sucedió hace cientos de años...

¿Que leccion les estamos dando a nuestros hijos y nietos si ustedes que me imagino ya son maduros,lo cual presumo por el odio que destilan, se expresan de esa manera?

Un Dia de dar Gracias no necesariamnte tiene que ser con pavo ni pompa. Es el hecho simbolico de fijar una fecha para dar gracias por estar vivos y porque ya termino la guerra que tanto daño nos causó.

Deberiamos de dar gracias simplemente para que esto no les pase a nuestros hijos y nietos asi como nos paso a nosotros.

Pero con el ejemplo de ODIO que ustedes expresan dudo mucho que esto pase!!!!

Anónimo dijo...

Esta es una de las humoradas a que nos tiene acostumbrados el señor Rivas todos los viernes. Ha logrado que nos pongamos a discutir, lo cual es bueno como jercicio mental, pero discutir sobre verdaderas bobadas permite que nos olvidemos de los verdaderos problemas de El Salvador. Esto no es más que una broma muy bien manejada por él, que a estas horas debe estar muriéndose de risa por lo que ha causado. Enhorabuena señor Rivas, nos ha tomado el pelo pero nos ha hecho pasar un domingo de verdadero encanto para vivarachos lugareños como somos todos. Abur.

Carlos dijo...

De nuevo quiero dejar un comentario.
En realidad, estoy casi de acuerdo con el anterior respondón, con eso de que usted nos ha hecho discutir, lo que es muy beneficioso. Aunque no con otras cosas.
En fin, este tema me trajo a la mente un libro que leí hace tiempo (y que lamentablemente migró al despacho de un amigo mío y, aunque pude rescatarlo, el prurito de honradez no me dejó). El libro trataba sobre las guerras del siglo XIX en Centroamérica.
Contaba que, para el primer aniversario de la Independencia patria, en 1822, en Guatemala, que era la sede del gobierno federal, se hizo planes para las celebraciones. Comenzaría con una misa de te deum en la Catedral. Pero, a la hora de hacer la lista de precedencia para sentar en las bancas a los funcionarios federales y los locales, se armó un gran zafarrancho que hasta movilizaron tropas a la frontera y ya no se pudo celebrar nada. Las misas se hicieron aparte, los federales por un lado y los locales por otro y no hubo más celebración.
¿Qué se ha hecho para cambiar esas actitudes?
¿Hasta cuándo vamos a seguir siendo tan...?
¿Sería distinto ahora, si se tratara de hacer algo conjunto?
¿Qué efemérides, en realidad nos une?
¿Qué es eso de tildar de "posiciones de clase alta" a una intención que, en el fondo, es un llamado a la reconciliación?
Eso me ha traído malos recuerdos de gente obtusa que nos acusaba a los que pensábamos independientemente de los líderes en la guerrilla, de "desviaciones intelectuales".
Qué lamentable.
Carlos.

Anónimo dijo...

Si ya tenemos "Jaloguin", espanglish por todos lados, "miss" esto, "miss" el otro, Santacalus, nieve artificial en los nacimientos, etc, pues añadir Zangsivin no etaria fuera de sitio.. !!!

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.