lunes, julio 02, 2007

ÍNDICE

(Edición de hoy: 3,250 palabras)

Pensamiento. Aristóteles
Filosofía. José Martí
Editorial. De “Pato Cojo” a “Pato Muerto”
Cartas al Editor. Inmigración, desde mi atalaya
Embajador León se compromete a lo imposible
Paradojas del periodismo salvadoreño
Comentarios


EL PENSAMIENTO DEL DÍA

“La ventaja que sacarás de la filosofía será hacer sin que te lo manden, lo que otros harán por temor a las leyes”.

Aristóteles (384 adC, 322 adC.) Uno de los más grandes filósofos de la antigüedad y acaso de la historia de la filosofía occidental.


LA ESQUINA DEL LUNES DE LA FILOSOFÍA

Continúo transcribiendo el excelente trabajo del Lic. Jaime Vargas Flores, “Pensamiento filosófico de la ética política”. Recomiendo sinceramente su lectura y les sugiero que lo compartan con sus amistades políticas. Porque enseña mucho.

LA RELACIÓN ÉTICA - POLÍTICA EN EL PENSAMIENTO DE JOSÉ MARTÍ

En la obra martiana la relación ética-política deviene momento central de su concepción del mundo y del cosmos humano. Se inserta a su cosmovisión del ser unitario y a la totalidad cultural con que piensa y recrea la realidad.

No es posible revelar la esencia de la relación ética-política en el pensamiento de Martí, al margen de una real comprensión del el plan cultural que penetra todo su pensamiento.
Es un discurso pleno de humanidad que parte del hombre, la actividad humana y su determinación en la cultura.

En Martí, la política es una zona de la cultura y la cultura misma es consumada expresión humana al servicio del hombre.

Al mismo tiempo el connotado sentido cultural del discurso del Maestro y su enfoque sociocultural antropológico en la asunción de la realidad, dimanan de su vocación ética de servicio. Esto significa entonces que la ética en Martí, es mediación central y núcleo fundante de su pensamiento y acción. Y su concepción de la política, como todo quehacer del hombre discurre por cauces ético-morales.

La concepción ética martiana, incluyendo la política es acreedora de una rica tradición cubana que recoge lo más valioso del pensamiento filosófico, pedagógico y cristiano, en un proceso de creación, continuidad y ruptura, en correspondencia con su evolución ideológica.

Desde sus primeros trabajos la ética y la política convergen en Martí, para concretar una vocación patriótica, en términos de agonía y deber. Una voluntad de redención y ascensión humanas, capaz de lograr hombres con ciencia y con conciencia para el bien de la patria.

En el discurso de Martí se hace viva presencia la voz del fundador y del guía espiritual que hace de la política y la ética una unidad indisoluble. Esta convencido que "todo va acrisolándose por el ejercicio del bien, y convirtiéndose en esencia espiritual, presente aunque invisible. Todo es orden en las almas ya libres, cuya acción superior, e influjo directo, sienten confusamente en esta vida las almas irredentas. Edúquese lo superior del hombre para que pueda, con ojos de más luz, entrar en el consuelo, adelantar en el misterio, explorar en la excelsitud del orbe espiritual.

Para un hombre de su estirpe, con un pensamiento alumbrado por una rica espiritualidad que ha hecho de la dación desinteresada una perenne misión, lo ético y lo político fluyen en unidad hasta consagrar un oficio de voluntad de servicio. Sencillamente para el Maestro "pensar es servir," y la "vida (...) misterio sereno de justicia", es decir, amor, solidaridad, virtud y deber.

Hay en la obra de Martí un rico ideario ético-político, consustancial a un humanismo pedagógico que da primacía a los valores. No es posible olvidar que estamos en presencia de un hombre fundador, cuyo pensamiento y praxis los puso en función de la formación humana del hombre de nuestra América. Toda su obra es formativa, en esencia; siempre lleva un mensaje de perfección humana, para la ascensión del hombre. Como cree en el hombre y concibe lo malo en la naturaleza humana solo como accidente, echó pie a la obra para lograr que se desarrolle y prevalezca todo lo bueno, bello y verdadero que lleva dentro su creciente humanidad.

Martí es un hombre de alma política, pero de la política que funda y despliega humanidad, decoro y dignidad al pueblo. En su concepción, la política verdaderamente humana "requiere del arte, la mesura, el estudio y el buen gusto como ella " . Considera que "el gobierno es un encargo popular: dalo el pueblo; a su satisfacción debe ejercerse; debe consultarse su voluntad, según sus aspiraciones, oír su voz necesitada, no volver nunca el poder recibido contra las confiadas manos que nos lo dieron, y que son únicas dueñas suyas." La creación humana debe presidir a la política, como arte previsor, capaz "(...) de adecuarse al momento presente, sin que la adecuación cueste el sacrificio, o la merma importante del ideal que se persigue (...)"

La visión política martiana, guiada por la eticidad concreta que la ilumina, desde Abdala, El Presidio Político en Cuba, La República Española ante la Revolución Cubana, los trabajos de la etapa de México, Guatemala, Cuba, Venezuela y los Estados Unidos, siempre con vocación patriota e identitaria, ha hecho comino al andar; sin embargo a partir del segundo lustro de la década del 80, con énfasis especial en la década del 90, imbuida en la preparación de la guerra necesaria del decoro y las ideas, se hace mas profunda y trascendente. El ensayo Nuestra América es un manifiesto identitario que resume en unidad los idearios ético-políticos. El antiimperialismo, que completa con creces su revelación americana, su latino americanismo, no hace mas que concretar sus concepciones políticas en los marcos de un programa cultural desalienador, que inserta a Cuba en la modernidad como nación libre e independiente. Un programa cultural permeado de razón utópica realista, que avala y traduce una política sustanciada en fundamentos ético- morales.

La república soñada "con todos y el bien de todos", prefigura la utopía martiana, en términos ético-políticos, como forma de organización social capaz de realizar el ser cubano en todas sus mediaciones.

La guerra misma, en la concepción martiana no es en sí misma, un fin; sino un medio, para realizar un proceso humano de emancipación. No es una guerra de venganza y odio desinteresado, contra el español, sino contra un sistema colonial que asfixia a su pueblo e impide el progreso de la nación, pues como bien afirma Martí" (...) los españoles buenos, los españoles trabajadores los españoles rebeldes, esos no tendrán nada que temer de sus hijos, no tendrán nada que temer de un pueblo que no se lanza a la guerra para la satisfacción de un odio que no siente, sino para el desestanco de su persona y para la conquista de la justicia"

El propio concepto de justicia, como sol del mundo moral, en la determinación lucista, en Martí, integra en síntesis las aristas ética y política.

La guerra de Martí, como acertadamente la define Márximo Gómez, es una revolución de ideas, que continúa la Gesta gloriosa del 68, en sus propósitos esenciales, y al mismo tiempo la supera en alcance y proyección social, en correspondencia con nuevas realidades y contextos.

Es una revolución, cuya alma organizativa, el Partido Revolucionario Cubano, según Martí "(...) es el ímpetu tierno, de heroico amor, por donde los corazones abrazados, bajo la guía de la mente fuerte y justa, vuelven, con la lección sabida, a los días de aurora de nuestra redención. Se trata de un partido para la guerra y el bien de la república, que antes de esta, proclama su "redención de los vicios que afean al nacer la vida republicana" . Un partido, que resumiendo críticamente las experiencias de la guerra grande, en sus éxitos y fracasos; las realidades y vicios de las repúblicas de Nuestra América y las acechanzas de los Estados Unidos, devienen autoconciencia crítica de una nación en revolución, que se resiste a ser y a no reproducir el espíritu de las repúblicas hermanas del continente. Una organización político-cultural que sintetiza una conciencia histórica en pos de la unidad, el equilibrio de fuerzas y factores, la libertad y la independencia total, por una república, donde impere " (...) el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre”.

El Partido Revolucionario Cubano encarna el espíritu de la revolución de Martí y discurre como obra ético-moral para realizar la independencia de la patria. Es una empresa que si bien proclama la guerra inevitable, esta mediada por objetivos socioculturales en función del hombre. Persigue ante todo, " ordenar la revolución del decoro, el sacrificio y la cultura- enfatiza el manifiesto de Montecristi -de modo que no quede el decoro de un solo hombre lastimado, ni el sacrificio parezca inútil a un solo cubano, ni la revolución inferior a la cultura del país, no a la extranjeriza y desautorizada cultura que se enajena el respeto de los hombres viriles por la ineficacia de sus resultados y el contraste lastimoso entre la poquedad real y la arrogancia de sus estériles poseedores, sino el profundo conocimiento de la labor del hombre en el rescate y sostén de su dignidad:- esos son los deberes, y los intentos, de la revolución. Ella se regirá de modo que la guerra pujante y capaz dé pronto casa firme a la nueva república."

La revolución de Martí no solo sintetiza las experiencias revolucionarias de Cuba y América. Esta avalada por una concreta eticidad que media su concepción del hombre y su espiritualidad, encarnada en valores para la nueva sociedad que intenta fundar.

Los valores son inmanentes a toda la obra de José Martí, sin excluir la relación ético-política de su pensamiento. Es que el Maestro de América en perenne búsqueda de la ascensión del hombre, encuentra en ellos los medios necesarios por antonomasia. El discurso martiano- particularmente el ético-político- está permeado da un excelso numen formativo, que lo convierte en programa pedagógico de acción comunicativa. Un programa que más que decir- y dice mucho-, suscita y convoca, a través de un conjunto de valores que operan como axiología de la acción.

Próxima semana: CONCEPCIONES SOBRE EL PODER


EDITORIAL

DE “PATO COJO” A “PATO MUERTO”

Aun con la pareja más improbable batallando por la misma reforma migratoria, el proyecto de ley cayó fulminado por segunda y última vez.

El Presidente Bush espoleó desde la derecha con toda su autoridad, mientras el Senador Ted Kennedy halaba desde la izquierda para atraer el mayor número de votos Demócratas posible.

Ninguno de los dos esfuerzos fue suficiente. Los Republicanos le voltearon la espalda a su presidente, a pesar de su insistencia y optimismo. Fueron ellos los que clavaron la estaca en el corazón de la ley.

Como dijo el analista de noticias Douglas Brinkley la otra noche en CBS Evening News, “El fracaso del proyecto inmigratorio significa que George Bush está más allá de ser un “pato cojo”. Él es hoy un presidente “pato muerto”.

La derrota tiene que haber sido un trago muy amargo para el presidente. Conservador hasta la médula, Bush siempre tomo una inusual posición progresista y hasta liberal en el tema de inmigración. Ahora tiene que sufrir la falta de apoyo de sus propios senadores.

Lo que casi todos los opositores objetaron fue la intención de legalizar a más de 12 millones de extranjeros indocumentados. La temida palabra “amnistía” fue la píldora imposible de tragar.

Pero, al rechazar la legalización o amnistía, los opositores también sufren una derrota. El proyecto contenía previsiones para mejorar la seguridad fronteriza, crear un sistema de verificación de los trabajadores que hubiera dificultado a los indocumentados obtener trabajo y establecía un sistema en el que descansaría inmigración legal en el futuro con énfasis en criterio del empleador, en vez de lazos familiares. Todo esto también se perdió.


CARTAS AL EDITOR

INMIGRACIÓN, DESDE MI ATALAYA

Ernesto:

Estuve pensando largamente si debiera opinar sobre este asunto que es de tanta importancia – y hasta de delicadeza – para El Salvador y muchos salvadoreños por motivos demográficos, económicos, geográficos e históricos que todos conocemos. Finalmente, decidí regresar a mi profesión, y vocación, de periodista, específicamente de reportero. Como tal, (en efecto, como un observador – ni más, ni menos) quisiera tratar de explicar, analizar y poner los hechos en un contexto que – admito – tiene como punto de referencia la sociedad civil y la opinión publica de Estados Unidos, país este donde he vivido durante los últimos 48 años.

(Vivo, con mi esposa, en Boynton Beach, Florida, en el Condado de Palm Beach.Boynton Beach queda a unos 90 kilómetros al norte del Condado Miami-Dade, considerado, junto con el Sur de California, la región mas bilingüe (en cuanto a inglés-español) de Estados Unidos).

En tu columna del pasado viernes escribiste que “en una encuesta nada científica de CNN los lectores de la edición digital 75 por ciento de los votantes dijo sentirse satisfecho del resultado en el Senado y 25 por ciento se sienten frustrados”. ¿Refleja esto la opinión de los norteamericanos? ¿Cuál es el perfil del lector de CNN digital?

** ¿Refleja esto la opinión de los norteamericanos? Yo diría que refleja la opinión de muchos, ciertamente la mayoría de aquellos estadounidenses que participaron no solo en la encuestas de CNN sino que también en muchas otras – tanto por firmas que se especializan en encuestas así aquellas nada científicas que se preguntan en sitios como CNN, MSNBC, FOX, Yahoo y hasta la BBC.

** ¿Cuál es el perfil del lector de CNN digital? Yo diría que si existe un estadounidense “promedio”, ese sería mas o menos el perfil: Los que navegan a diario el Internet, los que escuchan los programas de “talk radio” (en su mayoría conservadores), los que son “adictos” a las noticias y a la política (y entre estos últimos se incluye este servidor).

La verdad es que hace mucho tiempo que no recuerdo que un asunto y tema político haya generado tanta emoción, controversia y hasta enojo y furia (valga la redundancia) a nivel nacional y a todo lo largo del espectro político de Estados Unidos.

Hay un punto que poco se ha mencionado en los debates del Congreso o por el propio Presidente Bush, pero que si ha sido uno de los argumentos más apasionados de aquellos que se oponen a la ley de reforma migratoria. Me refiero al idioma, específicamente el uso primordial y exclusivo del inglés, como el idioma operante de este país. Ha sido una tradición de Estados Unidos, incluso desde cuando era colonia británica, que había folletos y periódicos en idiomas que no fueran inglés (en Pennsylvania, Virginia, Maryland y Delaware, por ejemplo, se usaba mucho el alemán y el sueco desde el siglo 18 y después). Así es que la existencia de periódicos, revistas, estaciones de cable y radio en español, vietnamés, chino, portugués, alemán, italiano, hindú y hasta yiddish (publicaciones) no es el problema.

Eso es parte de la libertad de expresión y libertad de selección. Tampoco es un problema de que haya rótulos y anuncios en varios idiomas en los aeropuertos internacionales, estaciones de trenes y autobuses importantes, y otros puntos de entrada a y salida de Estados Unidos. Lo que si parece haberse convertido en un problema entre los que son exclusivamente anglo-parlantes es el hecho de que más y más se ven rótulos y anuncios bilingües (en su gran mayoría en inglés y español) en tiendas, restaurantes y hasta centros educativos. “Esto no es Canadá ni Bélgica”, como dijo un radioescucha a una estación de radio de Fort Lauderdale, Florida, esta semana pasada.

Ya no se puede llamar ningún negocio u oficina o firmas de servicio sin que salga una grabación que diga: “Para inglés, presione 1; para español, presione 2.” Quizás sea difícil comprender esto afuera de Estados Unidos, pero este último punto (lo de la grabación telefónica) irrita a mucha gente aquí y a mi me lo mencionan amigos y vecinos cada vez que se toca el tema de la inmigración – legal o ilegal. Esto, ciertamente, ha engendrado cierto chauvinismo en el sentido que de mucha gente dice algo como lo siguiente: “Si vienen aquí, entonces que aprendan ingles”.
A raíz de la votación del jueves, algunos podrían argumentar que se ha perdido el espíritu y la tradición bipartidista en Estados Unidos.

Voy a hacer de abogado del diablo y decir que no, pues 15 de los que se opusieron a que el proyecto fuera sometido a una votación final son del Partido Demócrata, mas un senador independiente (Bernie Sanders, un autodenominado socialista, que representa al estado de Vermont – ciertamente no es un conservador; muy al contrario). Los otros 37 son, naturalmente, Republicanos, incluso el líder Republicano del Senado, Mitch McConnell de Kentucky. De manera que lo que se ha perdido es la disciplina partidista, pero es no es nada nuevo. Para mi que tal disciplina o nunca existió o, de existir, es débil.

Tú, y muchos otros de tus lectores que conocen y han vivido en Estados Unidos, saben bien que aquí un senador en casos como estos vota por los intereses de los VOTANTES en su estado; los representantes (diputados) son aun más limitados, votando por los intereses de su distrito electoral.

La verdad es que una gran mayoría de estadounidenses (según varias encuestas de ambos partidos en las últimas semanas) -- sin entrar a los meritos o fallas del proyecto -- están férrea y emocionalmente en contra de ese proyecto. Si el Senado lo hubiera aprobado, lo más probable es que hubiera “muerto” en la Cámara de Representantes, cuyos miembros están mucho mas conscientes del “popular will” y del “popular mood” -- en gran parte porque tienen que someterse a elección cada dos años. A muchos senadores les importa un comino pues tienen seis años entre elecciones.

Sigo haciendo de abogado del diablo al decir que en asuntos como estos en que están envueltos tanta emoción y tanta pasión, al fin y al cabo, todo depende de como uno lo vea.

Juan J. Walte

Boynton Beach, Florida, Julio 2, 2007


COMENTANDO LAS NOTICIAS

EMBAJADOR LEÓN SE COMPROMETE A LO IMPOSIBLE

Preocupan las declaraciones del embajador salvadoreño en Washington, publicadas en la edición impresa de LA PRENSA GRÁFICA el viernes, en las que dice que El Salvador buscará “soluciones específicas para los salvadoreños”.

Francamente las declaraciones del Embajador León son un tanto precipitadas, porque su efecto es crear esperanzas improbables en la comunidad de los muchos salvadoreños indocumentados en Estados Unidos.

A pesar de nuestra declarada sumisión a ese país amigo y a su presidente, difícilmente el gobierno norteamericano va a aislar a una comunidad específica (en este caso la nuestra) para darle un tratamiento preferencia sobre otras. ¿Por qué los salvadoreños y no los mexicanos, hondureños, nicaragüenses, ticos o cualquier otro? ¿Qué tenemos nosotros de especial (además de tropas en Irak) que nos haga acreedores de peligrosas concesiones?

Lo que le queda a la embajada en Washington, es asegurarse que el mayor número de paisanos indocumentados soliciten amparo en los beneficios del TPS. Más allá no hay nada.

El sábado LPG publicó declaraciones más concretas del Embajador León, en las que revela ciertos pasos estratégicos que piensa dar, que pueden resultar en beneficio para la comunidad salvadoreña. Pero, si se trata de legislar para beneficiarlos, que se olvido; eso no lo va a lograr.

El Embajador León, que de otra forma tiene todo mi aprecio por su buen desempeño en el cargo, en esta oportunidad ha cometido un serio faux pas, que ojalá pase desapercibido.


PARADOJAS DEL PERIODISMO SALVADOREÑO

Maderas del sábado 30 de junio. LA PRENSA GRÁFICA: “Tribunal de Ética falla contra Maza”. EL DIARIO DE HOY: “Tribunal exonera a ministro Maza”. ¿En qué quedamos por fin, me quieres o no me quieres?


Hasta mañana, si Dios quiere.

Comentarios

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Una aclaracion bien importante al senor de Miami, en Canada se habla solo Ingles y en algunas provincias Frances a pesar de tener gente de diferentes partes del mundo, en algunos casos se usan personas que que transladen a la lengua de la persona que no puede ingles, pero el immigrante nuevo al arribar a Canada tiene que ir a la escuela.
En el caso de USA sus politicas tenian que tener impacto en su propia tierra,ahora una lengua y ciudadanos extrangeros estan llegando a ser o llegaran a ser la segunda fuerza y eso creo que es lo que quieren evitar los republicanos con no dar el voto.
A ellos les conviene que la gente no vote, pues la gente sabe que por los gobiernos Republicanos y sus politicas guerreristas y anticomunistas muchos han salido huyendo de sus paices dejando a sus familias abandonadas, esa seria una teoria, es el mismo caso de Arena con el voto en el exterior, eso no es bueno, todos o la mayoria que vive en el exterior votarian en contra de quien????.
Al aprobar leyes hay acuerdo bajo la mesa, pero aveces les val chonga y dicen no, hay bastantes factores en esa ley que no convenian,, bueno ya me voy, pasen buen dia,, el Doc merengue a sus ordenes.....

Anónimo dijo...

¿"serio faux" de León?

Bastante de mi pueblo todavia cree en el "ojo", por noble, por ignorante, por falta de recursos o por esas y mas razones.

Cuando uno esta a punto de morir uno podria facilmente aferrarse a las palabras de cualquier charlatan, y depositar en el su fe.

León no ha dado un "serio faux". Lo único que esta sacando es la actitud propia de los "verdaderos nacionalistas", que mezclando los ingredientes de nobleza, ignorancia, derrota de nuestro pueblo, y la actitud charlatana del que sabe ver las oportunidades para llevar agua a su molino.

Es para seguir teniendo narcotizado a mi pueblo.

Totalmente en desacuerdo con el termino "paradoja". El titulo correcto debio ser "falta de objetividad".

Dr. Chinchilla dijo...

Encuestas NO cientificas como las tomadas por CNN o FOX o CNBC NO pueden ser validas o representativas de la poblacion por un factor de SOBRA probado:

LA gran mayoria de los que llaman o envian un e-mail son aquellos ADICTOS a los programas o a una extrema y estos al sentirse apasionados por un tema son los que llaman o votan en estas encuestas. Esto es lo que se llama una muestra "cargada" y todavia no entiendo por que CNN o FOX (que tienen gente estudiada en estadistica en sus filas) siguen con este juego ? si saben que la encuesta no tiene validez cientifica ?

( Obviamente se la respuesta y es que esto le da al escucha un sentido de participacion y de involucramiento y de que su voz "se escucha" y les da a sus Fans un sentido de pertenencia y participacion, aparte que generalmente ganan las tendencias soportadas por ese canal especifico)

Preguntense ustedes por que sera que todas las respuestas a las preguntas hechas por Lou Dobs en CNN encajan exactamente con lo que el (o su programa) promueve?

Me gusta Lou Dobs EN GENERAL y su programa especialmente cuando critica a ambos partidos de gobierno y sus fallas en USA (NO estoy de acuerdo con el en TODO obviamente)

O por que en las encuestas de FOX casi siempre las politicas personeros de un partido especifico salen casi siempre "bien parados" en comparacion con las encuestas de GALLUP ?
(Obviamente los participante admiradores de FOX Channel o CNN Lou Dobs quedan contentos !)

Solo vean un ejemplo de las preguntas que hace Lou Dobs:

" ?cree usted que el pueblo norteamericano deberia gastar 100 billones($$) en la educacion de los 12 millones de criminales indocumentados en USA?"

Nadie se puede dar el LUJO de decir cual es el norteamericano promedio sin presentar las estadisticas, he vivido en USA muchos años tambien y "mi mundo" es el mundo academico y si me dejara ir por como piensan los que estan alrededor de "mi mundo" para definir como actua y piensa un norteamericano probablemente fallaria estadisticamente y por lo tanto estaria en una actitud de "bias".

Muchas veces cuando estamos alrededor de "los nuestros" los que estan en "nuestro mundo", tendemos a pensar que ese es el ciudadano promedio del pais en que vivimos , a menos que demos numeros y encuestas no se puede probar lo que estamos diciendo.

Solo el 65% de la poblacion de USA tiene internet y de estos aproximadamente la mitad NO la usan para estar adictos a las noticias o los programas politicos , por lo tanto el estadounidense Promedio no se puede definir por esto ("Un buen grupo de estadounidenses... si !")

Anónimo dijo...

En cuanto al embajador Leon...

PROPAGANDA BARATA

El embajador Leon solo le sigue el jueguito al gobierno de ARENA, les conviene decir cosas que "suenen bonitas" (asi como les gusta a los salvatrucos, aunque no tengan nada que ver con la realidad) asi como Toño Saca tambien habia dicho (y salio en los periodicos de El Salvador) que el (Toño Saca) "HARIA TODO LO POSIBLE PARA QUE LOS ESTADOS UNIDOS APROBARA LA REFORMA MIGRATORIA", vaya estupidez, e imbecilidad en su mayor expresion!

Jorge dijo...

Saludos don Ernesto y colegas del blog.

Este día ha sido sobre el tema de los inmigrantes (obviamente se enfoca en los hermanos que viven en Estados Unidos)

Interesante lo que cuenta don Juan en su texto. Me permtio relatar parte de lo que he vivido en un país como Austria,donde no se habla inglés, ni español sino alemán.

Los extranjeros a veces creemos que únicamente hemos cambiado de domicilio y que algunas cosas siguen siendo (o las seguimos haciendo) creyendo que estamos en nuestros países de origen. Pero no es así. En el caso de Austria,muchos latinoamericanos han pasado cantidad de años en este país y lo único que aprenden es lo básico (sobre todo a pedir cerveza).

El austriaco por otra parte no es que no hable inglés o que se nieguen a hablarte en inglés. La gran mayoría te habla un inglés por encima de lo básico, lo que es muy bueno para los turistas. Pero cuando ya comenzás a vivir acá toda la coyuntura te lleva a dos caminos: O te decidís a aprender alemán y mejorás tu nivel laboral (por lo tanto tus ingresos) o te quedás limpiando o haciendo otro tipo de trabajos.

Los inmigrantes latinos tienen(la mayoría..aquí ya no me incluyo) algo típico que es la pereza intelectual. Por lo que sea, falta de tiempo, falta de motivación, mucho trabajo, etc no aprenden el idioma del país donde viven. Yo pasé por eso, no por pereza sino por frustración.Si, frustración. Mi primer curso de alemán fue en la universidad de Viena. Había mucha gente de Europa del Este que hablaban un poco,yo ni una palabra. Salí maldiciendo esta lengua porque no entendí una palabra..y así pasaron los días. Hasta que dije "Yo hablo inglés..aquí hablan inglés así que me quedo con eso". Tuve la suerte de trabajar durante un año y medio a puro inglés en una firma productora de comerciales para TV, videos musicales y videos comerciales. Todo me cambió cuando metí papeles para estudiar en la universidad y cuando fuí aceptado estuve durante un año en la escuela de alemán. Lo aprendí, estudié y mejoré mi trabajo.

Conozco muchos casos de personas latinas que le han hechado ganas y se han pagado cursos(los más caros) para aprender esta lengua y lo han hecho y han mejorado sus trabajo e ingresos.

Con el latino pasa algo.Si conoce alguien (gringo, austriaco, sueco, etc) que habla un poco de español, el latino prefiere que ese "chele" se queme el cerebro pensando en español a que el latino hable o trate de hablar la lengua del país donde está. Pura pereza mental.

El austriaco cuando escucha a un extranjero hablar alemán lo respetan de inmediato.¿Por qué? porque hasta ellos saben que esta lengua es difícil y ven el esfuerzo del extranjero por aprender este idioma. Aprender el idioma del país donde uno vive sirve para tener una mayor y mejor integración. Sirve para conocer tus derechos y deberes.Sirve para sentirle más gusto a las cosas y comenzás a vivir de otra forma.

Eso es lo que pienso.

Pasen un felíz día

Jorge Eduardo López Alvarenga