domingo, noviembre 26, 2006

LA COLUMNA DEL DOMINGO

EL DERECHO DE ESTAR INFORMADOS

Ernesto Rivas Gallont

Información es el oxígeno de la democracia. Si los ciudadanos no sabemos lo que sucede en nuestra sociedad, si el actuar de aquellos que nos gobiernan está cubierto de secretismo, entonces, no pueden tomar parte significativa en los asuntos de la sociedad.



El otro día, el presidente Saca dijo que él no creía que fuese necesario promulgar una ley para garantizarles a los ciudadanos su derecho a estar informados sobre todo lo que ocurre en el gobierno, incluyendo en el Ejecutivo.

Yo lamento estar en desacuerdo con el señor presidente y explicaré mis razones con una simple pregunta. Si yo escribiera a casa presidencial pidiendo que me dieran un detalle de la forma en que se gastan los fondos secretos, ¿me darían la información?

En cambio, si hubiese una ley que obligara al gobierno a darles a los ciudadanos la información que solicitan (dentro de los límites de lo razonable, por supuesto), la cosa sería distinta. Probablemente el fin de los gastos secretos y eso sería sano.

Los medios informan frecuentemente de los gastos en los órganos Legislativo y Judicial; pero nunca lo hacen el Ejecutivo. Esto es, sencillamente, porque lo que ocurre en el Ejecutivo es secreto. ¿Donde deja eso el derecho ciudadano de estar informados?

Esto, como tantas cosas que han sucedido desde que el embajador norteamericano pronunció su memorable discurso el mes pasado, tiene su origen en lo que el embajador dijo, que aquí no hay libertad de información. El señor Barclay sabe de lo que está hablando. En Estados Unidos existe una ley, la Freedom of Information Act (FOIA) que trata precisamente de eso. Y cualquier ciudadano, ejerciendo su derecho, puede recurrir a cualquier oficina del gobierno y pedir la información que necesita y no necesita justificarse.

Pero también el gobierno, al proporcionar la información solicitada, censura las partes que considera que violarían la seguridad nacional o secretos de Estado.

Veamos un poco el principio en que se fundamenta la libertad de información.

Información es el oxígeno de la democracia. Si los ciudadanos no sabemos lo que sucede en nuestra sociedad, si el actuar de aquellos que nos gobiernan está cubierto de secretismo, entonces, no pueden tomar parte significativa en los asuntos de la sociedad.

Pero la información no es solamente una necesidad para los ciudadanos, es parte esencial de un buen gobierno. Los gobiernos malos necesitan secreto para sobrevivir. Permite la ineficiencia, el derroche y la corrupción.

La información permite el escrutinio de las acciones del gobierno y es la base para que el debate inteligente ocurra en el país. Lamentablemente, aun gobiernos democráticos prefieren manejar el Estado lejos del escrutinio público y justifican sus razones para mantener el secreto, argumentando seguridad nacional y orden público. Estos gobiernos tratan la información como su propiedad, en vez de algo de lo que son custodios por mandato de su pueblo.

Los gobiernos deben adherirse a ciertos principios básicos respecto a la libertad de información.

La legislación sobre libertad de información debe tener como base el principio de información óptima, que supone que toda información que el gobierno tiene puede ser revelada y que este supuesto puede ser limitado únicamente en casos excepcionales. También los encargados de la conducción de asuntos del Estado, deben promover el principio de gobierno abierto y las leyes que sean inconsistentes con el principio de libertad de información deben ser revisadas y, de ser el caso, derogadas.

El derecho a la libertad de información es aceptado universalmente cada vez más, como un factor importante y necesario en la democracia. Actualmente, se estima que unos 40 países han legislado para dar acceso a los ciudadanos a la información.

La razón de este derecho parte simplemente del concepto de un gobierno abierto y transparente. La libertad de información es percibida como un buen camino para lograr varios objetivos ideales en una sociedad. En primer lugar, ayuda a que los gobiernos sean más responsables de su gestión ante la gente que gobiernan. En segundo lugar, facilitar la disponibilidad de la información, estimula la satisfacción ciudadana. Tercero, es un arma poderosa contra la corrupción y abuso de poder por parte de funcionarios del Estado. Cuarto, contribuye a mejorar la calidad de los funcionarios.

Todo ente público tiene la obligación de revelar la información en su poder. Y todo ciudadano tiene el derecho de recibir la información. Todos en el país deber poder beneficiarse de ese privilegio. Para ejercer su derecho el ciudadano no tiene que demostrar un interés específico por la información que busca. Cuando la autoridad pública deniega el acceso a la información, debe cargar con la responsabilidad de justificar su rechazo a la solicitud. En otras palabras, la autoridad pública debe demostrar que la información que decide retener contiene material cuya divulgación pondría en peligro la seguridad nacional o su derecho a preservar secretos de Estado.

Sin embargo, hay que decir que la libertad de información no es de manera alguna, un beneficio sin problemas, mucho menos es una panacea para todos los males de una democracia moderna. En realidad, una ley mal concebida o el mal uso del concepto, pueden resultar con frecuencia, en detrimento en vez de mejoría de la calidad de gobierno. Como con todos los mecanismos, la llave del éxito está tanto en la inteligencia con la que el régimen de libertad de información es utilizada, como en los principios que sirvieron como base para su promulgación.

San Salvador, Noviembre 26, 2006

8 comentarios:

Dr. chinchilla dijo...

Informacion = PODER !

Muy sencilla equacion que aprendi hace muchos años don ernesto.

El problema de los gobiernos (no solo el Salvadoreño, pero si GRAVE en El Salvador) es que quizas el gobierno se derrumbaria inmediatamente si se supiera lo que realmente pasa!

Veamos:

a) Deseamos saber los ingresos de los diputados en los ultimos 5 años contra los bienes que poseen ?
Por ejemplo: Como alguien ganando 4,000 a $5,000 dolares por mes en 5 años tiene propiedades valoradas (yA pagadas!) en 2 millones de dolares !

b) Como es que cada licitacion es manejada, quienes son los que la aprobaron cuanto han ganado y cuantas pocesiones tienen despues de las licitaciones?

c)Cuanto se benefician ($$$) los politicos/empresarios de las leyes que se pasan en la samblea que protegen y estimula en crecimiento de sus empresas ?

Muchos impresarios/politicos manejan totalmente las leyes y las leyes siempre los benefician asi que puedan decir que los que ellos hacen "es legal".

Cuanto aportan las grandes empresas a las campañas politicas de ARENA o el FMLN o el PCN?

Como salvadoreño, todavia es un misterio y ni mi PhD , ni todos los libros que me leo me hace comprender la logica como ese partido y esos politicos del PCN todavia existen !????(bueno es que quizas no tengo la informacion adecuada!)

Creo que los presidentes estan "amarrados" para liberar esta informacion. De hecho "la seguridad nacional corre peligro" puesto que despues de saber toda esta informacion a lo mejopr hay otra revolucion de inmediato !
(espero que no con armas!)

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Muy acertado el comentario del Dr. Chinchilla, pero aunque "sacristan que vende cera y no tiene colmenar, o se la saca de la oreja o se la roba al altar" no sirva de prueba jurídica, la libertad de información no incluiría libertar de escudriñar los activos de los individuos. Por mucho que nos gustaría hacerlo. Allí esta ese dicho tan sabio que mi padre repetía con frecuencia.

Los aportes de empresas y empresarios a partidos políticos, son, sin duda, significativos. Pero, lo que la libertad de información revelaría, son los aportes al partido oficial de entidades oficiales, principalmente el ministerio de Gobernación y algunas autónomas (lotería nacional, ISSS, etc.)

Lo que es importante es que hay que presionar por una ley que nos de acceso a la información oficial. Si nosotros los salvadoreños no lo podemos lograr, talvez los amigos norteamericanos sí puedan "persuadir" al gobierno que lo haga. Cuesta arriba, pero posible, con el apoyo de los medios.

Gustavo López Trigueros dijo...

Sobre el comentario al comentario.

Entonces, ¿de que serviría la información sobre la gestión del gobierno?,simplemente saber que se abusa de los fondos públicos?.

Que la nación entera sepa sobre mal uso de los dineros del Estado
no tendrá ningún impacto sobre los gobernantes abusadores. Esa
información veraz, una vez del dominio público debe ser base para
confrontar a los abusadores y exigir que "justifiquen", si fuera posible,el uso sospechoso de los dineros del Estado.

Aquí se habla de democracia con una facilidad pasmosa, lo menos
que se dice es "nuestra democracia incipiente" para referirse a nuestro sistema de gobierno, pero esa carencia de información clara sobre la gestión gubernamental en su conjunto, no es característica de un gobierno democrático. La imágen de un gobierno democrático se proyecta a la ciudadanía a travez de sus funcionarios y un componente esencial de la
actuación de dichos funcionarios es lo que Ud. don Ernesto llamaría
"accountability", algo de lo que a todas luces, carecemos en esta tierra de Dios.

Una prensa o en general los medios de comunicación serios, tienen
en una democracia, una función social ineludible, que es, en mi opinión,no sólo informar, sino "formar", pues informando se forma conciencia.

Ud. pone con frecuencia ejemplos relacionados con los Estados
Unidos de América, lugar donde los medios con frecuencia informan sobre "conflicto de intereses" (algo que el Dr. Chinchilla toca en su comentario) y aparentemente es algo que en El Salvador, o no existe o no se toca.

Trayendo otro ejemplo de allá, del norte, los funcionarios
públicos al inicio de su gestión declaran su patrimonio (ojalá se lograra aquí) y esos documentos, así como sus declaraciones de impuestos (income tax returns) son documentos públicos y digo que si esto existiera aquí, es mas que posible que no tendríamos el caso Perla y otros similares. Como siempre, mi apoyo a su lucha que es de todos, por la
"descorruptización" del país.

Atentamente,

Gustavo

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Don Gustavo, en su comentario al comentario, tiene un punto válido y que debería ser contemplado por la ley de libertad de información. Todo funcionario (cuando menos de elección popular, aunque idealmente todos aquellos que tienen que declarar su patrimonio a probidad de la CSJ) deberá hacer público anualmente su estado de patrimonio. Me suena un tanto utópico, pero vale la pena hacer el esfuerzo.

rub-al-khali dijo...

Buenos dias Don Ernesto,

Pensar que cualquier presidente de El Salvador fomentara la creacion de procesos transparentes y facilitara el acceso a la informacion podria considerarse utopico, pero no imposible.

La percepcion de autonomia del poder ejecutivo no es clara, pero si es claro, y comun, observar la influencia que el poder economico del pais tiene sobre aquel.

Una referencia:

http://mentefriacorazoncaliente.blogspot.com/2006/11/la-uca-dice-que-las-principales.html

El cliche "opening a can of worms" aplica en este caso: los procesos burocraticos actuales, los conflictos de interes de los poderes economicos, la falta de voluntad y un acostumbramiento social a "las movidas turbias", todos estos factores, y muchos mas, crean barreras infranqueables.

La solucion ya la mencionaron los otros comentarios:
- procesos transparentes
- control de los procesos
- libertad de informacion
- leyes anti enriquecimiento ilicito

Lo que falta es un patrocinador para arrancar con una iniciativa de ese tamaño.

Cordial saludo

Eduardo Fuentes dijo...

Don Ernesto.
En relacion a la encuesta de la UCA es normal que un gobierno fronterizo al populismo decaiga en la apreciacion del pueblo, la publicidad no substituye las obras.
Contrario a lo ocurrido con el gobierno anterior en el cual tuvimos un Presidente que no llego a hacer amigos si no a gobernar, hizo lo que tenia que hacer sin tanto show.
No gano popularidad pero tampoco perdio tanto.
Respecto a la diferencia entre el crecimiento economico y las quejas de las personas por la situacion, es comun oir "No si yo estoy bien, pero las cosas estan mal".
Es lamentable que la gente se queje por sus deudas, mismas que la mayoria de veces son causadas por su propia ansia de vivir a mas de su nivel. Ej. Viajes todos los años a pura tarjeta, "Por que hay que viajar o que van a decir los amigos" o " Tenemos que llevar a los niños a Disney o van a vivir frustrados toda su vida" Tambien hay "Carro nuevo aunque no tenga casa"
Por supuesto despues de todo esto "El Banco es un infeliz que me quiere cobrar".
Moraleja viaje y compre todo lo que quiera cuando le sobre para hacerlo, asi no tendra deudas ni Bancos que lo molesten.
Saludos.
Eduardo

Eduardo Fuentes dijo...

REFLEXIONES IRREFLEXIBAS

Aprendo mas en una platica de "pub" que en diez analisis de PIB

Eduardo

Eduardo fuentes dijo...

Lapsus Tecladus

Perdon pero era: IRREFLEXIVAS
No sea que contribuya la la ignorancia del pueblo
Eduardo