domingo, diciembre 17, 2006

LA COLUMNA DEL DOMINGO


LA CULTURA DE ENREDAR LAS COSAS

Ernesto Rivas Gallont

Afortunadamente, uno de los parámetros condicionantes para recibir los fondos de la Cuenta del Milenio, es la reducción de la burocracia y eso puede obligarnos a hacer los procedimientos más ágiles y menos enojosos.

Roberto, un buen amigo, estaba de visita a sus familiares en Estados Unidos, cuando recibió una llamada de San Salvador, informándole que el pick up que usa en su pequeña finca, había sido robado. Poco más tarde, la misma persona lo llamó para decirle que el vehículo había aparecido chocado cerca de Santa Ana y que quien lo manejaba era el hijo del mandador de su propiedad.

Roberto regresó la semana pasada y, a pesar de no haber dormido casi nada, pues fue en uno de esos vuelos que salen a la media noche y llegan aquí muy temprano por la mañana; le dio instrucciones a su motorista de llevarlo de inmediato a Santa Ana, para tratar de rescatar el vehículo que había sido, naturalmente, retenido por las autoridades.

Llegando a Santa Ana, Roberto se dirigió a una delegación de la PNC y se encontró con la sorpresa que nadie sabía nada del robo ni del accidente. Allí lo refirieron a otra delegación en la cual tampoco sabían nada. Y para no hacer la historia larga, Roberto tuvo que visitar cuatro delegaciones y, por fin en la última le dijeron que el vehículo había sido puesto a las órdenes de la Fiscalía.

Así, desvelado y todo, mi amigo se dirigió a la Fiscalía, donde el fiscal del caso, una persona muy decente, le dijo que tenían “poca información” y que regresara el lunes (era sábado cerca de las dos de la tarde) pues había una “cola” largísima.

“Venga el lunes con la víctima del accidente, para conciliar”. ¡Sorpresa para Roberto! Sucede que en el accidente había resultado un motociclista golpeado y, según la ley, el propietario del vehículo es el responsable, no importa si, como en este caso, estaba fuera del país y nada tuvo que ver con el accidente, ni que el vehículo hubiera sido robado.

Al día siguiente, domingo, Roberto se encontró casualmente con una magistrada de la Corte Suprema de Justicia, amiga de él y le contó sus penas. Ella le aconsejó que no hiciera absolutamente nada personalmente y que contratara a un abogado para que manejara el caso. Porque, le dijo, “si lo hace usted, en el camino, seguramente, lo van a extorsionar”.

Así fue y Roberto ha tenido que contratar abogados aquí y en Santa Ana y ya apareció que el accidentado, diciendo que tiene una pierna quebrada y que necesita mucha plata para “conciliar”, a pesar que después del accidente, como luego se enteró, subió a su moto como que si ni tal.

La culpa de esa reprochable cultura de enredar las cosas, no solo la tienen las leyes y los burócratas que las aplican, sino que también los abogados y nosotros mismos, que las complicamos.

Afortunadamente, uno de los parámetros condicionantes para recibir los fondos de la Cuenta del Milenio, es la reducción de la burocracia y eso puede obligarnos a hacer los procedimientos más ágiles y menos enojosos.

Por ejemplo: en Estados Unidos un notario es una persona de cualquier profesión que el Estado autoriza para autenticar documentos y firmas en ellos suscritas. Eso es muy común por doquiera y se ve, por ejemplo, en los bancos. Una persona puede llegar a un banco a pedirle al notario de turno (normalmente un funcionario que desempeña cualquier trabajo en el banco) que autentique su firma que pondrá, en su presencia, en un documento. El notario lo hace y al pie estampa un sello de auténtica que termina; “Mi función (como notario) expira… tal fecha”. Punto, eso es todo.

Vaya usted a querer autenticar aquí un documento. Primero tiene que ir a buscar a un abogado, luego este hace un documento, con todas las de la ley: “doy fe, de ser auténtica la firma de fulano de tal, puesta al pie de este documento etc., etc.”. Todo en papel sellado y formar parte del protocolo del abogado. Eso tarda, no minutos, como en Estados Unidos, sino que “se lo entrego mañana”, si Dios quiere. “Y mis honorarios van a ser . . .”.

También en Estados Unidos, constituir una sociedad y registrarla legalmente, se hace, si la inscripción es en el Estado de Delaware, en cuestión de horas y la escritura de constitución es un documento de un par de páginas, nada más.

Aquí, los abogados, desde siempre porque modernización no es algo que les preocupe, para constituir una sociedad y registrarla es cuestión de una larga escritura y, con frecuencia, meses en el Registro.

A mí, las escrituras de constitución me dan risa por su longitud y complejidad. En ellas a los abogados no les basta citar los artículos de los Códigos y otras disposiciones legales aplicables, sino que los tienen que transcribir en su integridad. Recuerdo la vergonzosa costumbre de detallar en las actas matrimoniales, entre las causales de disolución, aquella en que uno de los contrayentes no pudiera concluir satisfactoriamente su relación sexual. Hoy, gracias a Dios, les entró la cordura un poco, y ya eso no se escribe o se disimula decentemente.

Todo trámite burocrático aquí es complejo y tardado. Vaya usted a querer sacar una certificación de buena conducta en la PNC. A mí, gracias a Dios, no me ha tocado nunca tener que hacerlo, pero he oído historias y he visto las largas colas en la delegación de la PNC por el Estadio Flor Blanca.

Ni les cuento de un amigo francés que recientemente obtuvo su residencia. Él es un hombre muy metódico y ordenado, paro le costó un calvario y eso que tiene mucha paciencia y tuvo ayuda desde arriba, pero tuvo que andar de la seca a la meca y frecuente se encontraba con que “aquí hace falta un papel”; a llevar el papel y aguardar de nuevo armado de paciencia. El pasado miércoles nos tomamos una copa de vino con mi amigo, celebrando que ya tiene su residencia, aunque sea temporal.

Y así, toda gestión se complica, porque así ha sido siempre. Somos enredados.

San Salvador, diciembre 17, 2006


Hasta mañana

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Lindo post Don Neto. La realidad nuestra...

Venimos de un atrazo tremendo y aunque muchos salvadoreños han estudiado en el extranjero y aprendido muchas cosas, ademas de conocer otras culturas y su forma de vivir,aqui los elegidos para hacer los cambios necesarios, son "burros" de gran magnitud. Si "uno" de los que estan sentados levantando la mano y por casualidad es de "esos" que ha vivido o aprendido cosas que eliminarian la burocracia, TIENEN QUE NEGOCIAR CON CIRO O CON ARENA O CON EL FMLN la plaza de asesores de primer nivel y su salario para que un sistema antiburocratico entre en funcion.

Al final, negociar la "plaza de primer nivel" con la "ley que rompe el esquema democratico NO CAMINA, porque NO DA DIVIDENDOS, mejor se ponen a "negociar" A que aprueben "unos fondos" para la calle "X" de donde SI SACARAN DIVIDENDOS"

y sabe porque? Porque la mayoria de diputados tienen compañias para "canalizar" esos fondos. Estas compañias pueden estar a su nombre o de su esposa, suegra, primo o compadre.

Lo importante de este pais, es lo de cada diputado y lamentablemente no lo de la patria.

Por ello es que es necesario que los diputados a elegir sean REPRESENTANTES DE EL LUGAR DONDE VIVEN. Asi podemos saber quien es verdaderamente el que quiere hacer progreso individual que PROGRESO DEL PAIS.

En la libertad por ejemplo: Quien es el diputado que realmente representa a TAMANIQUE, COMASAGUA Y CHILTIUPAN? ninguno!!!

Si dividieran el departamento en 8 territorios, y en cada lugar cada partido presentara un candidato titular y un suplente para representar esa area goegrafica y los votos de esa area geografica serian los unicos que le darin derecho a ser elegido "otro gallo cantaria".

No habria diputado "por residuos" de los que ahora existen. Nadie los eligio!! ni los conocia!!

Quien sabia del diputado "patan" o del diputado "millonario del PCN" antes que "se dieran a conocer por sus meritos?"

Por alli podemos a ORDENAR la casa que se llama EL SALVADOR, porque alli donde deberia de nacer el ejemplo de la integridad, etica, honestidad etc, es LA CUNA DEL OPORTUNISMO, DEL LADRONISMO, DEL COMPADRAZGO, DE "LOS AREGLOS BAJO LA MESA", DE LA CORRUPCION MISMA, DEL CRIMEN ORGANIZADO Y DE LA PREPOTENCIA.

La burocracia es la madre de la pobreza y el padre de la corrupcion, que permite que sus hijos sean delincuentes y retrasados mentales.

Puedo ver "a recomendacion" de que busque abogados porque en el camino lo van a extorsionar.

Triste vida la del salvadoreño. Y no es culpa de Tony Saca, quien llego como un buen locutor a sentarse a un puesto viciado por generaciones de salvadoreños. Somos los salvadoreños los culpables de no arreglar este desorden que no permite crecer en cuanto al bienestar de cada uno de nosotros mismos.

Asi como el Ing. Duarte lucho por la paz y hacer un buen gobierno, "los salvadoreños" cercanos a El,(no todos) vivieron para mejorar sus bolsilos,la herencia a sus familias, (como los politicos de ahora) en lugar de procurar desarrollar bienestar nacional y dejar una herencia y legado a la patria.

Con respeto

Gracias por el espacio

Anónimo dijo...

Estos son los "honorables Padres de la Patria" que representan a La libertad

Ana Vilma Castro de Cabrera??
Calixto Mejía Hernández??
Enma Julia Fabián Hernández??
Irma Segunda Amaya Echeverría??
José Mauricio Quinteros Cubías??
José Orlando Arévalo Pineda??
Manuel Vicente Menjívar Esquivel??
Roberto José D´aubuisson Munguia??

El que fue a votar, lo hizo por uno de ellos, o es de los miles que votan por la marca del partido?

Esto se debe de parar

Quienes de estos viene en Santa Tecla o mas cerca, Antiguo Cuzcatlan?

Viven el "diario trajin" de los ciudadanos del Departamento de la Libertad? de Santa Tecla? de Chiltiupan o el de los del cantón el faro y el peñón en Comasagua?

Si se les hace un estudio, clasifican para representar al Departamento de La Libertad?

se lo dejo a Usted Don Neto y sus respetables lectores.

Gracias por el espacio

con respeto

Cuando les descubran una "travesura" les vamos a conocer. Mientras "se la pasan escondiditos" negociando el "LEGADO PARA SUS BOLSILLOS"

Anónimo dijo...

quise decir vive en Santa Tecla o mas cerca

Jorge dijo...

Don Ernesto, saludándolo con el respeto y estima de siempre.
A veces lo único que se necesita es un poco de sentido común, voluntad para hacer que las cosas sucedan y empatía. Lo raro es que de estos tres elementos es de lo que carece la mayoría de las personas que prestan un servicio en las diferentes oficinas públicas...y por supuesto colaboran en todo esto, con "sus" leyes los sesudos de los diputados y aquí son todos iguales, sean rojos, tricolores, morados o chiltotas, como que es requisito para optar a este cargo el carecer de los elementos antes mencionados.

Gracias por su espacio.
Un amistoso saludo

Jorge López

Gustavo Lopez Trigueros dijo...

Apreciable don Ernesto:
La descripción de las tribulaciones de su amigo de Santa Ana no pueden
estar mas ajustadas al panorama nacional; esto ocurre en todo el país
todos los días y a todas horas. Si me permite le puedo dar mi versión:
De regreso al país después de una prolongada ausencia pretendo
reincorporarme a mi gremio profesional para lo cual se me pide una
cerificación de autenticidad del título profesional por parte del
ministerio de educación, al apersonarme a la oficina correspondiente se
me pide copia del título y el original para confrontarlo y además el
título de bachiller a lo cual argumenté diciendo que para ingresar a la
Universidad se necesita ser bachiller y si ya poseo un título académico
supuestamente ya cumplí con ese requisito, pero eso no vale, hay que
presentar el título de bachiller porque ha habido irregularidades. Tengo
además que presentar una certificación de la Universidad diciendo que el
título fué legitimamente otorgado y acompañado de las notas de las
materias que cursé durante la carrera universitaria; bueno hasta aquí
sólo se necesita movilidad para andar de la seca a la meca tras estos
documentos, pero llegado a la UES, reciben mi solicitud -esto lo hice a
finales de Noviembre- y me dicen : háblenos a este número a finales de
Febrero para ver como anda el proceso. Bueno ya no queda mas que decir;
bueno tal vez sí, podría dar gracias a Dios que no es permiso para
enterrar un muerto lo que ando buscando.
Pero, queda la gran interrogante ¿Qué podemos y debemos hacer
para agilizar la circulación sanguínea de este nuestro país?
Incuestionablemente no podemos seguir así, esto es fatal para la vida de
El Salvador, hay un horrible malgasto de energía en todas estas
engorrosas "formalidades" que en realidad no conducen a un mejor control
de las actividades del caso. Tal vez el único recurso que nos queda es
seguir el consejo de la sra. magistrada :"contratar un abogado".
Atentamente

Anónimo dijo...

Don Gustavo...le contesto como ANONIMO SANTANECO....porque veo que hay varios anónimos....ya vere que nombre usar más adelante.
Pero al grano...BIENVENIDO A EL SALVADOR....no me extraña lo que usted explica y describe tan fielmente. Aquí la BUROCRACIA no nació YA EXISTIA desde el inicio de la creación !! esta enraízada hasta el fin del mundo y por toda la eternidad !!!

Los trámites burócraticos aqui hacen a cualquiera volverse SANTO !

Hay que llenarse de paciencia para saber esperar a tanto haragán detrás de los "disque" papeles de trabajo que solo son bultos de archivos no guardados !!!. Hay que tener misericorida...a cada estupidez que solicitan ( a mi también me paso lo del título de bachiller...teniendo ya uno universitario !) Hay que aprender a ser humildes..porque si usted sugiere algo para que todo funcione más rápido, lo ven a uno como MARCIANO o LOCO....y hay que tener cuidado sino lo mandan a uno a la cárcel por el simple hecho de protestar o decir sus derechos.

Los burócratas aquí le ganaron a la tortuga legendaria de Mafalda.....

Lo más triste es ver como tanto profesional, no tiene empleo, no encuentra trabajo, no gana lo que debería...pero la recua de burros en la Asamblea gana más sin haberse quemado una pestaña estudiando o haciendo maestrías.

Será una nueva modalidad impuesta por el Gobierno ?

ANONIMO SANTANECO

Dr. Chinchilla dijo...

En 1988, recien regresado de Costa Rica con mi titulo de Ing. en Electronica , empeze los famosos tramites de convalidacion del titulo en la UES, me costo casi seis meses conseguir todo lo que me pidieron . A finales de 1988 meti los papeles y pasaron 3 años sin ninguna comunicacion. Luego me fui ha realizar mi maestria a la Universidad de Ohio, en 1991 y regrese en 1993 , olvidandome del asunto.

La historia corta , la UES me contrato como profesor con bombo y platillo a tiempo parcial pues trabajaba en la empresa privada, como especialista que era y miren que ironia.

En 1994 me llego una carta diciendome que tenia que hacer un examen de convalidacion , ni siquiera sabian que ya me habian contratado ya como profesor.

Bueno, solo rompi la carta!

Victor dijo...

2 cosas:

1- ¿Alguien conoce un desburocratizador? (Pero que hable en inglés y cobre bastante)
Es que no sé si compartir el optimismo respecto al efecto de los fondos de la cuenta del milenio en las cuestiones burocráticas. Talvéz se necesita un superministerio para que se haga el papeleo para desburocratizar el estado burocrático. Siempre contando con la asesoría en inglés del desburocratizador, y poniendo un abogado para que -ejem- no enrede las cosas.


2 - Me pregunto qué tan alto saltarán los abogados al cuestionárseles todo ésto...

rub-al-khali dijo...

Mi esposa es extranjera, de un pais al que a sus ciudadanos se les pide visa consular o consultada para ingresar a El Salvador. Esas visas tienen vigencia para un mes a partir de la fecha de entrada.

Una vez dentro de El Salvador ella podia optar por una visa para multiples entradas con vigencia para año, este tipo de visa solo la otorgan en la Direccion General de Migracion.

El objetivo, como vivimos fuera y en un pais donde no hay representacion diplomatica de El Salvador era obtener la visa por cualquier eventualidad.

La ley de migracion era clara: ella tenia derecho a una visa por 1 año. De inocente y por querer hacer las cosas "by the book", nos apegamos al reglamento y seguimos el proceso en la direccion de migracion. A cada ventanilla que llegabamos era lo mismo:

Funcionaria: "hmmm, no, es que no se le puede dar asi nomas"
Solicitante: "pero si cumplimos con todos los requisitos, mire aqui estan los doc..."
Funcionaria: "no, mire, mejor pase a la ventanilla X para que le vean su caso"
Solicitante: "ok ...gracias"
Funcionaria X: "no, es que esas visas no se dan por 1 año"
Solicitante: "pero si aqui dice en la ley, que ..."
Funcionaria X: "no, pero es que no es asi nomas, mire, dejeme sus papeles y llame pasado mañana para ver si se le ha aprobado"

....termine llamando a una amiga de una amiga que me consiguio una audiencia con el director de migracion. Le explicamos el caso, el llamo a una tecnica de migracion para consultar lo que dice la ley, ella le confirmo lo que ya sabiamos, y aprobo la visa.

No quiero ni pensar en el calvario que va a ser, el dia que decidamos regresar a El Salvador y procesemos la residencia y la ciudadania ....ya me lei las leyes de migracion y se que hacer, pero no se si esas leyes valen de algo en esas oficinas, al igual que muchas otras leyes, normas y procesos no valen en muchas otras oficinas del gobierno.