domingo, abril 01, 2007

LA BANDERA DE EL SALVADOR ONDEA SOBRE EL KILIMANJARO

Ernesto Rivas Gallont


Desde joven, Roxana participó en campismo; comenzando en la Cruz Roja como voluntaria y luego hizo las pruebas de montañismo, en lo que se conoce como el puente de Cachimira entre las dos peñas de la puerta del diablo.


Roxana López Alvarenga de Curtis es una doctora en medicina salvadoreña que vive y trabaja en Londres desde hace 20 años. Roxana acaba de plantar la bandera de El Salvador en la cima del Monte Kilimanjaro en Tanzania, volcán inactivo de 5,895 metros de altura, que muchos tratan de escalar, pero pocos lo logran.

Kilimanjaro significa ‘volcán brillante’ – el mas alto del África n el que las temperaturas varían desde 37º C en la base hasta -20 º C con nieve en la cima, nos cuenta Roxana.

Roxana siempre ha estado muy de cerca de la gente más necesitada. Hoy trabaja en una fundación de nombre Marie Curie Cancer Care, que provee servicios médicos y de enfermería, totalmente gratuitos, para que pacientes de cáncer terminal puedan pasar sus últimos días en sus casas, rodeados de sus familiares y en condiciones adecuadas.

Jorge, hermano de Roxana que vive en Viena, Austria, frecuente lector y comentarista en mi blog, me comentó sobre la hazaña de su hermana, cuando todavía estaba en progreso. Me decía que ella y un equipo de médicos y enfermeras estaban afanados en escalar la desafiante montaña y, a la vez, llevar un poco de alivio a los pacientes de cáncer en esa parte del mundo.

Como lo hacen es que invitan a otras personas debidamente calificadas para que los acompañen en la aventura, mediante una contribución de monto indeterminado a beneficio de la institución. En este caso, el grupo lo conformaban unas 40 personas.

“Sería la primera salvadoreña en lograr semejante hazaña”, me decía Jorge. El domingo pasado me envió un mensaje con evidente orgullo, contándome que su hermana había logrado lo que pocos logran y había enclavado la bandera salvadoreña en la cima del Monte Kilimanjaro.

Desde joven, Roxana participó en campismo; comenzando en la Cruz Roja como voluntaria y luego hizo las pruebas de montañismo, en lo que se conoce como el puente de Cachimira entre los dos riscos de la puerta del diablo.

La noticia, que recorrió el mundo, no fue recogida por los medios salvadoreños.

Antes, Roxana Curtis, hubo de superar sus propios problemas de salud. Tuvo que dejar de trabajar para someterse a varias cirugías por problemas de la espalda, pero se propuso superar los dolores de que padecía para lograr su objetivo.

Roxana, de 50 años, antes de trabajar en la Fundación tenía una amiga que padecía de cáncer y era tratada allí. Cuenta sobre la extraordinaria ayuda que recibió cuando su condición se deterioraba y cómo las “maravillosas enfermeras que allí trabajan” le habían ayudado. Su amiga murió, pero su memoria sirvió de apoyo a Roxana mientras se empeñaba en lograr su cometido.

Antes de emprender el peligroso viaje, Roxana tuvo que someterse a un arduo régimen de entrenamiento en Londres, pero sabía que, cuando llegara a África, la tarea real sería mucho más dificultosa que todo lo que aprendió durante la preparación.

Madre de dos hijos, sabía que su objetivo no sería fácil, pero siempre creyó que las personas deben emprender tareas difíciles y no siempre por el reto que representan sino para que sirvan de ejemplo y ayudar a quienes más lo necesitan.

Su esfuerzo contribuyó en la recaudación de fondos para la Fundación para la que trabaja. “He trabajado toda mi vida como médico y he tenido que enfrentar el dolor y sufrimiento de otros, sobre todo de los cancerosos extremos y ayudándole a Marie Curie, me asegura que aunque sea algo de ese sufrimiento lo vamos a aliviar”.

La aventura de nuestro personaje de hoy es un reto impresionante que requiere todo el esfuerzo humano y resistencia para completarlo. Muchos sueñan con ello, pero pocos son los que lo logran.

El Monte Kilimanjaro surge majestuoso desde los valles entre Tanzania y Kenia en África Sur Oriental. La montaña es la más alta del continente y la más alta que se alza independientemente en el mundo. Escalarla es un desafío que requiere condiciones extraordinarias tanto físicas como mentales.

La ruta de ascenso de 33 kilómetros, requiere siete días para completarla y lleva al aventurero a través de selvas tropicales ecuatoriales, antes de entrar a los campos glaciales y llegar al cráter. Después de rodearlo, alcanza la cima, conocida como Uruhu Peak, desde donde el continente africano yace a tus pies. Allí ondeó nuestra bandera.

Después de conquistar la montaña, Roxana escribió, “Ya casi a 4000 metros de altura, mis piernas no daban mas, pero los jóvenes africanos nos decían ‘hakuna matata’ (sin preocupaciones) y ‘pole pole’ (despacio, tranquila), lo que me hacían olvidar el dolor de mi columna y seguir adelante con mucha alegría, entusiasmo y sonriente. La última caminata nos duro aproximadamente 16 horas iniciándola a la medianoche, mas frío que nunca y con mucho cansancio. Sin embargo, el descender después del regocijo de llegar a la cumbre deseada, fue más difícil. Pero nada es imposible con la ayuda de Dios, y con la mente positiva en lograr lo que nos proponemos”.


(Puede ver otras fotografías espectaculares de esta majestuosa montaña en http://www.danheller.com/kili-mtn.html )


San Salvador, Abril 1, 2006



















18 comentarios:

Jorge dijo...

Saludos don Ernesto.

Muchas gracias por haberse tomado el tiempo para relatar a nuestros amigos participantes en este blog y los lectores de LPG esta increible aventura de Roxana.

Ella ha sido siempre de las pocas personas que han cumplido lo que se proponen. Siempre les dice a sus hijos (Stephen y Carlos) "Nada es imposible, lo que te propongas con sacrificio y esfuerzo lo puedes lograr".

Sus hijos han crecido con ese pensamiento en mente y son dos chicos sanos, brillantes estudiantes y con una autoestima muy alta y una sencillez que asusta.

Como dice en su artículo, ella siempre ha tenido mucha sensibilidad social y calidez humana. Ha trabajado muy de cerca con las personas más necesitadas.


Muchas gracias de nuevo Don Ernesto por tan bello artículo.

Felíz domingo.

Jorge Eduardo López Alvarenga

Geraldina Beneke dijo...

EStimado Sr. Rivas

Que bueno que hayan reconocido el logro de la Dra Alvarenga de Curtis, y se que es un orgullo llevar la bandera de El Salvador tan alto. Incluso, a traves de nuestro Embajador en Londres le recomende llevar una calcamonia de El Salvador para que la pegara en la cima, ya que las banderas de tela no se pueden dejar. Se lo digo por que yo hice lo mismo en enero del 2004. Al igual que la familia de la Dra de Curtis, mi familia en esa epoca tambien se sintieron muy orgullosos de mi.

No es un logro facil, y es un orgullo que otras salvadoreñas como yo logren tan grande aventura.. por que lo es..

Aqui le mando una foto en la cima, el 7 de enero del 2004

Atentamente
Geraldina Beneke

Lamentablemene no puedo publicar la foto de Geraldina. ERG

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Estimada Ms. Beneke,

Muchas gracias por su revelador mensaje y mis sinceras felicitaciones por su hazaña. Gracias tambien por la foto. Me he tomado la libertad de publicar se mensaje en el blog para que quienes lo lean tambien se enteren que otra salvadoreña, antes que la Dra. Curtis, habia escalado el Kilimanjaro.

Saludos,

Ernesto

Francisco Beneke dijo...

Estimado Don Ernesto,



Leí su bonito artículo de hoy en La Prensa Gráfica y visité su blog, para conocer sobre la hazaña de Roxana López Alvarenga de Curtis.



En Enero de 2004, mi prima Geraldina Beneke llegó a la cima del Monte Kilimanjaro. Adjunto la foto en que ella aparece ahí, a 5,985 metros de altura, mostrando orgullosamente su bandera de El Salvador, por lo que podría ser entonces que Geraldina haya sido la primera Salvadoreña en lograr esa hazaña.



Al leer su artículo, me pareció muy interesante que haya más Salvadoreños logrando verdaderas hazañas y tal vez no las conocemos. Cuando en nuestra familia compartimos con Geraldina sus fotos y experiencias, no nos imaginamos que tan pronto hubiera otra Salvadoreña lograría posteriormente un triunfo así … y, por qué no? … es posible que haya algún otro que lo haya hecho antes y no lo sabemos.



Unos años antes, yo corrí el Maratón de Nueva York y vengo de una familia en que nadie ha sido deportista y qué pasó, Geraldina, sin ser deportista, probó que se puede lograr algo aún más grande si se tiene unan meta, se es persistente y se está dispuesto a esforzarse mucho.



Sería muy bonito que por su medio, Don Ernesto, se invitara a que más Salvadoreños le hicieran llegar sus historias y pruebas de hazañas importantes, pues eso motivaría a más gente vea que no se necesita ser un gran atleta o tener cualidades físicas o mentales especiales para lograr verdaderas hazañas. Que entre nosotros, vecinos y ciudadanos comunes, hay personas que si se lo proponen pueden llegar muy lejos y muy alto.

Saludos,


(Francisco nos envia varias fotos de la hazaña de su prima. Si tienen interés en verla con gusto se las envío. Por favor mándenme un correo a netorivas@gmail.com)

Marta Aguirre de Cordero dijo...

Me ha encantado mucho leer sobre esta compatriota que puso muy en alto
nuestra bandera; tan alto a 5.895 metros y ademas tan alto en honor. Que
gusto da tener estas noticias a nivel mundial; que bueno tener salvadoreñas
en otros paises que lo den a conocer por sus mèritos. Yo conozco a Roxana y
me encantaria tener su correo, para felicitarla personalmente.

Gracias por sus columnas tan amenas.

saludos

Muchas gracias por su mensaje Marta. No tengo el correo de Roxana, pero el de su hermano Jorge, es
jelopeza@gmail.com seguramente el se lo podra dar. Saludos,

Ernesto

Irma Alicia Gálvez. dijo...

Buenas tardes Sr Rivas, acabo de disfrutar las fotografías en su blog así como la historia de la Dra. Roxana López Alvarenga, qué admirable la labor de ella!!!!! es un orgullo para los salvadoreños!!!!
Esta historia me hizo recordar al Lic Jaime Viñals, guatemalteco ,quien plantó la bandera de su patria también en el Kilimanjaro. Me pareció fascinante cuando él contaba ( lo escuché recientemente) que para llegar al Uruhu Peak hay varias rutas, partiendo de varios pueblos que están alrededor del volcán. Mencionó la ruta Umbwe, la más empinada de todas, por donde cruzan varios ambientes, desde bosques nubosos hasta zonas gélidas. Esa precisamente debe ser la ruta que escogió la Dra. de Curtis. Mis sinceras felicitaciones para ella.
A lo mejor Ud. conoce al Lic Viñals y sabe que él ha escalado las 7 cumbres más altas de los continentes y las 7 cumbres de las islas más grandes del mundo. !Otra fascinante historia!!!
Bueno Sr. Rivas, con frecuencia leo su interesante columna y este día conocí su blog, me gustó mucho. Pase muy buenas tardes.


Gracias Irma Alicia por su mensaje. Interesante como este dia he conocido a otras personas que han hecho lo mismo que Roxana Curtis. Otra salvadoreñe, Geraldina Beneke lo hizo en 2004 y ella y un primo me enviaron fotos que pondre en mi blog el martes. No conozco personalmente al Lic. Viñals, pero he oido de sus azañas. Ojala salgan a la luz mas salvadoreñ@s que han hecho esta u otras excursiones interesantes. Saludos,

Ernesto

Jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge dijo...

Gracias por todos los comentarios.

Geraldina, muchas felicidades por su hazaña. Lastimosamente no tenía idea de que usted había llegado antes a la cima que mi hermana. Mis respetos para usted.

Gracias de nuevo don Ernesto

Reciban un amistoso saludo

Jorge Eduardo López Alvarenga

memehuezo dijo...

Pues i no es por Jorge no nos daos cuenta de muchas cosas que los salvadoreños hacemos en el mundo y los desafios personales...

Jorge ha sido amigo mio desde hace muchos años ...

pues apra palabra lo que dijo el sr. banake que deberian de hacer uan seccion en su blog de las hazañas de los salvadoreños afuera del salvador que son muchisimas.. ejemplo yo he andado en bicimontaña en india cuando estaba becado y fundador de lo loq eu se conoce como la organizacòón de deportes extremos de india que ya casi cumple los 10 años de su fundación asi mucho de nosotros enarbolamos la bandera del salvador en todo el globo terraquio

hace dos semanas un amigo de nosotros fue a competir a mexico en la diciplina de desenso en bici a sus 56 años.. si me lo permite me gustaria adjuntar este post a mi blogf aqui mismo en blogger

Gracias

Manuel Huezo (memehuezo)

Anónimo dijo...

Don Ernesto, Soy Esmeralda González acabo de hacer un comentario sobre la aventura de Roxana, cometí un error, envié a felicitar a Geraldina y en realidad mi felicitación es para Roxana, habrá manera de corregir eso por favor? Soy amiga de Jorge y necesito que ese error sea modificado, gracias

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Esmeralda, Su primer mensaje no lo recibimos, asi es que con este segundo mensaje estamos enterados de sus feilicitaciones para Roxana. Muchas gracias por participar.

Esmeralda González dijo...

Gracias Jorge por hacernoslo saber, Gracias Don Ernesto por la publicación y MUCHAS FELICIDADES ROXANA!!! que orgullo tener una compatriota asi.

Roxana dijo...

Estimado Don Ernesto,

Me siento muy contenta y orgullosa de saber que un hermano cruzrojista como lo es usted tenga una columna tan interesante como esta.

Quiero darle las gracias por tan lindo y emotivo articulo que escribio sobre mi reciente viaje al Kilimanjaro.

Como lo comente antes a pesar de mis recientes operaciones y mi limitacion fisica, disfrute cada minuto sabiendo que cada paso era para aliviar el dolor de pacientes con cancer.

Felicito a todos los salvadorenos que de una u otra forma ponen en alto el nombre de nuestra pais, especialmente cuando se encuentran en el extranjero.

Quisiera motivar a todos a que luchen por sus metas. Pues desde joven o mas bien dicho 'mas joven'!? cuando me inicie como voluntaria en Cruz Roja, fui una de las primeras mujeres que recibio entrenamiento para rescate en alta montana en la puerta del diablo, y fue alli que inicio mi sueno de escalar uno de los volcanes mas altos del mundo y ahora combinado con mi profesion medica gracias a Marie Curie tuve la oportunidad de realizarlo, especialmente para una causa noble. Entonces mi mensaje es: no dejes para manana lo que puedes hace hoy y alcanca lo que te propones a pesar de los adversidades!

Finalmente, quiero enviar un gran abrazo fraternal a todos mis compatriotas, familiares y amigos y agradecerles sus mensajes de felicitation y carino.

Muchas gracias a usted nuevamente y a sus lectores por tan lindos comentarios.

Hasta la proxima desde el Everest!
Con especial carino,
Dra Roxana Lopez de Curtis

Roxana dijo...

Mi correo electronico es curtis9@supanet.com

Roberto Alfredo Oviedo Rodriguez dijo...

Roberto Oviedo Te invita a ver la siguiente nota :
http://www.laprensagrafica.com/opinion/746658.asp
Estimado Señor Rivas, me ha emocionado mucho el leer en su columna el relato de Roxana Curtis a quien conozco de mi niñez y deseo felicitar por tan encomiable logro.Quisiera saber si es posible que por su medio pudiera obtener el correo elléctronico de nuestra compatriota y amiga. Atentamente.

Victoria Eugenia Bolado dijo...

Hola Roxana y familia Curtis: Muchas felicidades y un abrazote a todos desde México.
Felicidades Roxana por tu fuerza y tenacidad para lograr esta aventura. Te ves super en la foto publicada.
Les mando un beso y mi cariño.
Victoria Eugenia Bolado García.

laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
laura dijo...

Roxana,

Felicidades y miles de bendiciones por tan inmensa hazaña, y sobre todo, por una causa tan noble.

Es un orgullo ser parte de tu familia.

Te envío un fuerte abrazo y todo mi cariño, esperando poder compartir juntas muy pronto.

Laura Calderón de López