miércoles, enero 24, 2007

¡Buenos días! Tienes la oportunidad, ahora mismo, de hacer que este día signifique algo.


EL PENSAMIENTO DEL DÍA

"... el poder no es más que el respeto a todas las manifestaciones de la justicia"

José Martí (La Habana, 28 de enero de 1853 – 19 de mayo de 1895) También conocido por los cubanos como “El apóstol”, fue un político, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano, precursor del modernismo literario. Su pensamiento trascendió las fronteras de su Cuba natal para adquirir un carácter universal pero sobre todo americano.



LA ESQUINA DE MARTÍN FIERRO DEL MIÉRCOLES

Este es el tercer capítulo del renombrado poema “El Gaucho de Martín Fierro”.
El Gaucho Martin Fierro.

Capitulo 3:

Tuve en mi pago en un tiempo /hijos, hacienda y mujer, /pero empecé a padecer, /me echaron a la frontera, /¡Y que iba a hallar al volver! /tan solo allé la tapera.

Sosegao vivía en mi rancho /como el pájaro en su nido, /allí mis hijos queridosa /iban creciendo a mi lao... /sólo queda al desgraciao /lamentar el bien perdido.

Mi gala en las pulperías /era, en habiendo mas gente, /ponerme medio caliente, /pues cuando puntiao me encuentro /me salen coplas de adentro /como agua de la virtiente.

Cantando estaba una vez /en una gran diversión, /y aprovecho la ocasión /como quiso el Juez de Paz.../se presentó, y ahi nomás /hizo arriada en montón.

Juyeron los más matreros /y lograron escapar: /yo no quise disparar, /soy manso y no había porqué, /muy tranquilo me quedé /y ansi me dejé agarrar

Allí un gringo con un órgano /y una mona que bailaba, /haciéndonos rair estaba, /cuanto le tocó el arreo, /¡tan grande el gringo y tan feo, /lo viera cómo lloraba!.

Hasta un inglés zanjiador /que decía en la última guerra /que él era de Inca-la-perra / y que no queria servir, /tambien tuvo que juir /a guarecerse en la sierra.

Ni los mirones salvaron /de esa arriada de mi flor, /fué acoyarao el cantor /con el gringo de la mona, /a uno solo, por favor, /logró salvar la patrona.

Formaron un contingente /con los que del baile arriaron, /con otros nos mesturaron, /que habían agarrao también, /las cosas que aquí se ven /ni los diablos las pensaron.

mí el Juez me tomó entre ojos /en la última votación: /me le había hecho el remolón /y no me arrimé ese día, /y él dijo que yo servía /a los de la esposición.

Y ansí sufrí ese castigo /tal vez por culpas ajenas, /que sean malas o sean güenas /las listas, siempre me escondo: /yo soy un gaucho redondo /y esas cosas no me enllenan.

Al mandarnos nos hicieron /mas promesas que a un altar, /el Juez nos jué a proclamar /y nos dijo muchas veces: /muchachos, a los seis meses /los van a ir a relevar.

Yo llevé un moro de número /¡sobresaliente el matucho! /con él gané en Ayacucho /mas plata que agua bendita: /siempre el gaucho necesita /un pingo pa fiarle un pucho.

Y cargué sin dar más güeltas /con las prendas que tenía: /jergas, ponchos, todo cuanto había /en casa, tuito lo alcé: /a mi china la dejé /medio desnuda ese día.

No me falta una guasca /-esa ocasión eche el resto-, /bozal,maniador, cabresto, /lazo, bolas y manea... /¡el que hoy tan pobre me vea /tal vez no creerá todo esto!.

Ansí en mi moro, escarciando, /enderecé a la frontera. /¡Aparcero si uste viera /lo que se llama cantón!... /ni envidia tengo al ratón /en aquella ratonera.

De los pobres que allí había /a ninguno lo largaron, /los más viejos rezongaron, /pero a uno que se quejó /en seguida lo estaquiaron, /y la cosa se acabó.

En la lista de la tarde /el jefe nos cantó el punto /diciendo: -Quinientos juntos /llevará el que se resierte; /lo haremos pitar del juerte, /mas bien dése por dijunto-.

A naides le dieron armas, /pues toditas las que había /el Coronel las tenía, /sigun dijo esa ocasión, /pa repartirlas el día /en que hubiera una invasión.

Al principio nos dejaron /de haraganes criando sebo, /pero después... no me atrevo /a decir lo que pasaba... /¡barajo!... si nos trataban /como se trata a malevos.

Porque todo era jugarle /por los lomos con la espada, /y aunque usté no hiciera nada, /lo mesmito que en palermo, /le daban cada cepiada /que lo dejaban enfermo.

!Y que indios, ni que servicio; /si allí no había ni cuartel! /nos mandaba el Coronel /a trabajar en sus chacras, /y dejábamos las vacas /que las llevara el infiel.

Yo primero sembré trigo /y después hice un corral, /corté adobe pa un tapial, /hice un quincho, corté paja... /¡la pucha que se trabaja /sin que le larguen un rial!.

Y es lo pior de aquel enriedo /que si uno anda hinchando el lomo /se le apean como un plomo... /¡quién aguanta aquel infierno! /si eso es servir al gobierno, /a mi no me gusta el cómo.

Más de un año nos tuvieron /en esos trabajos duros; /y los indios, le asiguro /dentraban cuando querían: /como no los perseguían, /siempre andaban sin apuro.

A veces decía al volver /del campo la descubierta /que estuvieramos alerta, /que andaba adentro la indiada, /porque había una rastrillada /o estaba una yegua muerta.

Recién entonces salía /la orden de hacer la riunión, /y caibamos al cantón /en pelos y hasta enancaos, /sin armas, cuatro pelaos /que ibamos a hacer jabón.

Ahi empezaba el afán /-se entiende, de puro vicio- /de enseñarle el ejercicio /a tanto gaucho recluta, /con un estrutor... ¡que... bruta! /que nunca sabía su oficio.

Daban entonces las armas /pa defender los cantones, /que eran lanzas y latones /con ataduras de tiento... /las de juego no las cuento /porque no había municiones.

Y un sargento chamuscao /me contó que las tenían /pero que ellos la vendían /para cazar avestruzes; /y asi andaban noche y día /déle bala a los ñanduses.

Y cuando se iban los indios /con lo que habían manotiao, /salíamos muy apuraos /a perseguirlos de atrás; /si no se llevaban más /es porque no habían hallao.

Allí sí, se ven desgracias /y lágrimas y afliciones; /naides le pida perdones /al indio: pues donde dentra, /roba y mata cuanto encuentra /y quema las poblaciones.

No salvan de su juror /ni los pobres angelitos; /viejos, mozos y chiquitos /los mata del mesmo modo: /que el indio lo arregla todo /con la lanza y con gritos.

Tiemblan las carnes al verlo /volando al viento la cerda, /la rienda en la mano izquierda /y la lanza en la derecha; /ande enderieza habre brecha /pues no hay lanzazo que pierda.

Hace trotiadas tremendas /desde el fondo del desierto; /ansí llega medio muerto /de hambre, de sé y de fatiga; /pero el indio es una hormiga /que día y noche esta despierto.

Sabe manejar las bolas /como naides las maneja; /cuanto el contrario se aleja, /manda una bola perdida, /y si lo alcanza, sin vida /es siguro que lo deja.

Y el indio es como tortuga /de duro para espichar; /si lo llega a destripar /ni siquiera se le encoge; /luego sus tripas recoge, /y se agacha a disparar.

Hacían el robo a su gusto /y después se iban de arriba; /se llevaban las cautivas, /y nos contaban que a veces /les descarnaban los pieces, /a las pobrecitas, vivas.

¡Ah! ¡si partía el corazón /ver tantos males, canejo! /los perseguíamos de lejos /sin poder ni galopiar; /¡y qué habíamos de alcanzar /en unos vichocos viejos!

Nos volvíamos al cantón /a las dos o tres jornadas, /sembrando las caballadas; /y pa que alguno la venda, /rejuntábamos la hacienda /que habían dejao rezagada.

Una vez entre otras muchas, /tanto salir al botón, /nos pegaron un malón /los indios y una lanciada, /que la gente acobardada /quedó dende esa ocasión.

Habían estao escondidos /aguaitando atrás de un cerro... /¡lo viera a su amigo Fierro /aflojar como un blandito! /salieron como maiz frito /en cuanto sonó un cencerro.

Al punto nos dispusimos /aunque ellos eran bastantes; /la formamos al instante /nuestra gente, que era poca, /y golpiándose en la boca /hicieron fila adelante.

Se vinieron en tropel /haciendo temblar la tierra. /no soy manco pa la guerra /pero tuve mi jabón, /pues iba en un redomón /que habia boleao en la sierra.

¡Que vocerío! ¡Que barullo! /¡que apurar esa carrera! /la indiada todita entera /dando alaridos cargó, /¡jue pucha!... y ya nos sacó /como yeguada matrera.

¡Que fletes traiban los bárbaros! /¡como una luz de ligeros! /hicieron el entrevero /y en aquella mezcolanza, /este quiero, éste no quiero, /nos escogían con la lanza.

Al que le daban un chuzazo, /dificultoso es que sane. /En fin, para no echar panes, /salimos por esas lomas, /lo mesmo que las palomas /al juir de los gavilames.

¡Es de almirar la destreza /con que la lanza manejan! /de perseguir nunca dejan, /y nos traiban apretaos. /¡Si queríamos, de apuraos, /salirnos por las orejas!

Y pa mejor de la fiesta /en esa aflición tan suma, /vino un indio echando espuma, /y con la lanza en la mano, /gritando: -Acabáu critiano, /metáu el lanza hasta el pluma.

Tendido en el costillar, /cimbrando por sobre el brazo /una lanza como un lazo, /me atropelló dando gritos: /si me descuido... el maldito /me levanta de un lanzazo.

Si me atribulo o me encojo, /siguro que no me escapo: /siempre he sido medio guapo, /pero en aquella ocasión /me hacia buya el corazón /como la garganta al sapo.

Dios le perdone al salvaje /las ganas que me tenía... /desaté las tres marías /y lo engatusé a cabriolas... /¡pucha...! si no traigo bolas /me achura el indio ese día.

Era el hijo de un cacique, /sigun yo lo averigüé; /la verdá del caso jué /que me tuvo apuradazo, /hasta que por fin de un bolazo /del caballo lo bajé.

Ahi no más me tiré al suelo /y lo pisé en las paletas; /empezó a hacer morisquetas /y a mezquinar la garganta... /pero yo hice la obra santa /de hacerlo estirar la jeta.

Allí quedó de mojón /y en su caballo salté; /de la indiada disparé, /pues si me alcanza me mata, /y al fin me les escapé, /con el hilo de una pata.


COMENTANDO LA NOTICIA

EL EJÉRCITO SALVADOREÑO EXPANDE SU INTERNACIONALIZACIÓN

La Prensa Gráfica, ayer, continuando su cobertura sobre el hecho, informa que es muy probable que tropas salvadoreñas se unan a los Cascos Azules de Naciones Unidas y sean desplegadas a países donde NNUU ejerce funciones protectoras de procesos de paz.

Lo que me parece inapropiado es decir, como dice el periódico, que “Naciones Unidas aprovecharía la experiencia salvadoreña en materia de paz para llevarla a otros países al integrar la tropa a los cascos azules en operaciones de mantenimiento de paz”. Los soldados, todos de las filas, no tienen ninguna experiencia “en materia de paz”. Muchos de ellos, la mayoría, eran muy niños cuando la paz se firmó en El Salvador.

Más aun, el Ministro de Defensa, según el mismo artículo, dice que “Si apareciera la necesidad de que nos fuéramos sería con tropas y ya no con oficiales”. Quiere decir que ningún oficial salvadoreño participaría en esa misión y nuestra tropa estaría bajo el mando de oficiales extranjeros. Me parece raro.

El esfuerzo de internacionalizar nuestro ejército, es una consecuencia de la repudiada decisión presidencial de mantener tropas salvadoreñas en Irak y sigue aquel ofrecimiento que el Presidente Saca hiciera en Nueva York al primer ministro italiano, de enviar “expertos” salvadoreños a desminar territorio libanés.

En el mismo contexto, La Prensa publica una entrevista con Raja Jahanzeb, del departamento de operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU y responsable de la misión que evalúa las tropas salvadoreñas, en la que aclara ciertos conceptos, el más revelador de los cuales es que nosotros tendremos que comprar mejor equipo para las tropas que se desplacen y para ello, el delegado de NNUU va a platicar con la Comisión de Defensa de la Asamblea Legislativa y “así poderlas tener muy pronto participando en operaciones de mantenimiento de la paz”.
Este es otro caso sobre el que los ciudadanos solamente recibimos información parcial. Hay muchas preguntas que deberán ser respondidas por los responsables, porque la información periodística deja muchas interrogantes.

Me quedo hasta aquí ahora, porque el espacio que ocupa Martín Fierro es grande y el blog se ha prolongado demasiado.

Hasta mañana, si Dios quiere

6 comentarios:

Rub-al-khali dijo...

Buen dia Don Ernesto,

Sobre la peticion de la ONU para envio de tropa salvadoreña a misiones de paz, no me queda claro algo que lei en EDH:

“La misión principal
de esta visita no es inspeccionar
la capacidad de la Fuerza Armada. Nos queda bien claro la rica
experiencia de El Salvador en manejar la paz, y queremos aprender de este país”, manifestó Jahanzeb a los diputados.
“Ellos vinieron a decirnos que estamos certificados y únicamente venían a pedir el apoyo de la Asamblea en nombre de las Naciones Unidas”.

1. "Queremos aprender de este pais" o del ejercito?, o de la gente?, que especificamente quieren aprender que habla de como manejar la paz?.

2. "Ellos vinieron a decirnos que estamos certificados". Quien puede dar fe de esa certificacion?, cuales son las competencias y cualidades que se califican y cual es el puntaje que obtuvo el ejercito de El Salvador?

Hay otro punto que usted menciona en su entrada, el equipamento del ejercito para que pueda participar en misiones de paz. Esto requiere de fondos que quiza no estaban presupuestados, y considerando las verdaderas prioridades y endeudamiento del pais, fondos que ni existen.

Que obtiene El Salvador por enviar tropas a misiones de paz?

Saludos cordiales.

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Todo el asunto del envío de tropas nacionales en misiones de paz de las NNUU está bastante oscuro. Creo que rub-al-khali tiene razón de estar confundido. Yo también lo estoy. No parece posible que una misión de la ONU vanga al país ya convencido de la capacidad de nuestros soldados y mucho menos de su experiencia en manejar la paz. Es me parece absurdo y lo atribuyo a la habilidad de la embajadora Gallardo de haber podido convencer a la misión de una realidad que no existe. Por otro lado, en LPG de hoy hay un informe sobre la reunión que la misión tuvo ayer con los diputados, quienes parecen estar muy satisfechos con la posibilidad de ayudar a NNUU en esa loable misión, pero también dijero que si lo que se requiere es un refuerzo al presupuesto de Defensa, pues que lo harán. De donde va a salir la plata, tendran que explicarnos a los ciudadanos.

Anónimo dijo...

Yo creo que la explicacion tiene que ver con nuestra "cultura"
Los salvadoreños tendemos a jactarnos de lo que no tenemos o de lo que no somos para impresionar.

Si fueramos inteligentes desde hace ya RATO hubieramos formado un batallon de veteranos que participaron en la guerra civil, que fueron expertos en desminado y militares de alto rango (probablemente ya retirados) que participaron en el proceso politico -militar con verdadera experiencia asi como civiles involucrados.

Si tuvieramos este grupo como un grupo que se "reune y planea" y saca conclusiones y entrena y pasa experiencia a otros podriamos darnos este "taco" y a lo mejor hasta "vender nuestros servicios" en una forma ordenada y profesional.

Pero no lo hicimos asi que creo que la explicacion inicial es la correcta

Jorge dijo...

Saludos don Ernesto.

Coincido con los colegas que han escrito hoy.

Como dice anónimo, nos encanta creernos lo que no somos, en pocas palabras darnos paja, cuál experiencia en paz?? si precisamente ese es nuestro gran bonche, que no hay paz, lo que no tenemos es guerra civil.

Los fondos de donde saldran??..crearán algo que se llame Fosaonu??..digo como está el fovial..fosalud..y no sé que fosa más quizá ahora van a salir con Fosaonu.

Esas son las cosas que dan risa,en lugar de preocuparnos por cosas realmente importantes.

Por cierto, buen debate el del diario El Faro..todo un ejemplo de tolerancia, educación y respeto por parte de los invitados y que ejemplo de apertura periodística....debería de aprender el ilustrísimo señor de el diario de hoy.

Felíz tarde

Jorge Eduardo López Alvarenga

rub-al-khali dijo...

Anonimo@10:25 AM -
La mayoria de los profesionales que mencionas, quiza ya estan trabajando para KBR, DynCorp, Blackwater, Triple Canopy, y toda esa mano de PMCs a nivel mundial; son una minita de oro para quien consiga trabajo en ellas. Los inteligentes han sido ellos.

La cultura de impresionar con lo que no se tiene es tan real dentro de los gringos como dentro de los latinoamericanos, pero me impresiona que representantes de la ONU no se den a la tarea de analizar a fondo si los recursos que buscan, o que les ofrecen, cuentan con la capacidad y competencias necesarias para los proyectos que pretenden ejecutar (sin subestimar a la FAES claro); como dicen por ahi: "Never assume, always verify".

Por otro lado, para que comprometerse a enviar recurso humano fuera, cuando se necesita dentro del pais para labores varias?, tanto que gasta el gobierno (lease, ud y todos los que pagan impuestos) para ir a regalar el dinero afuera?, acaso no conviene mas arreglar los problemas internos, ganar experiencia, y ahi si, exportar conocimiento?.

Un aplauso a quien haya orquestado esta iniciativa, tiene una excelente habilidad para negociar y una tremenda imaginacion.

Jorge dijo...

Esto de la ONU me acuerda la reacción de los ignorantes con eso de que "El Salvador será parte de la OTAN!!!!???" si ni costa al atlántico tenemos!!!!!...cosa diferente a ese nombrecito cursi de "Amigos de la OTAN" o "Socio estratégico de la OTAN" que también es para darse paja.....tomando aquella frase de nuestro gran presidente estadista en sus mejores días de locutor "Estamos sacando agua del pozo"

Jorge Eduardo López Alvarenga