viernes, mayo 18, 2007

ÍNDICE

La esquina del viernes. Verdad y libertad
Los hermanos lejanos deportados
Histórico acuerdo bipartidista
Wolfowitz renunció
Mañana se cumplen tres meses
Este próximo domingo
Comentarios


¡Buenos días! Hoy es el primer día del resto de mi vida.


EL PENSAMIENTO DEL DÍA

“La vida no es demasiado corta como para no poner en práctica las reglas de la cortesía”.

Ralph Waldo Emerson (1803-1882) Escritor, poeta y filósofo norteamericano.


LA ESQUINA DEL VIERNES DE LAS COLABORACIONES

Extracto del libro EL HOMBRE LIGHT. Una vida sin valores. Del notable siquiatra y humanista español Doctor Enrique Rojas, Editorial Temas de Hoy (España, 1998).

VERDAD Y LIBERTAD

El hombre vive prisionero del lenguaje. Con las palabras juega, se apoya en ellas, las acomoda a sus intereses y lleva su significado como mejor le parece. De este modo, denominando una cosa por otra, podemos alcanzar el fenómeno de la confusión. Un ejemplo muy claro y evidente es la moda actual de llamar “amor” a las relaciones sexuales sin más. La esencia de la verdad no reside en su utilidad (“utilitarismo”). De lo contrario, podemos caer en algo que es hoy frecuente: aceptar la verdad, pero a condición de hacerla hija de nuestros deseos.

Para muchas personas resulta más interesante estar bien informado que buscar y conocer la verdad. Y esto es así por el subjetivismo reinante. Jean-Francois Revel habla de esto en su libro “El conocimiento inútil”. Los medios de comunicación de masas nos cubren de mensajes e informaciones minuciosas que no son formativas, que no ayudan a construir un ser humano mejor, con más criterio y mejor dispuesto para acercarse a la verdad.

Teóricamente, la información que recibimos a diario debería ir notándose en la sociedad occidental: la condición humana mejora, el hombre actual es más sabio y más dueño de si… Sin embargo, no parece que los resultados vayan en esa dirección. Si bien la caída de los regímenes comunistas es ya un hecho (excepto China, Cuba y otros países de menor envergadura), durante mucho tiempo esas tiranías estuvieron “relativamente aceptadas” por muchos intelectuales.

Karl Popper y Henri Bergson hablaron de sociedades abiertas para referirse a aquéllas en las que se puede contar lo que se ve, lo que se observa. Pero si valoramos cómo funcionan en la actualidad esos medios de comunicación social, hay que decir que manipulan, falsifican y deforman sus contenidos con demasiada frecuencia. Se puede hablar así de la farsa de la información. El periodista se juega la vida para servirnos la última noticia; el reportero gráfico hace lo imposible por traernos una imagen sintética de un acontecimiento de relevancia; y el audaz corresponsal se mueve con soltura para conseguirnos una primicia informativa de primera mano. Pues bien, todo eso no suele apuntar a la larga, ni a la búsqueda de la verdad ni al amor por la libertad. Aun reconociendo que en este último período del siglo XX se ha producido una apertura sin precedentes, sigue existiendo un fondo mezquino, pobre y falso a la hora de ofrecernos esa acumulación de datos procedentes de cualquier rincón del mundo.

Hoy en día el único valor teórico que se ha impuesto, la única verdad referencial, es la democracia. Pero el obstáculo para la verdad, desde esa cima política y social, no es ya la censura, sino los prejuicios, la parcialidades, la forma de dar una noticia, los sesgos, los odios entre las personas que integran los distintos partidos políticos o las familias intelectuales, los grupos de poder que desprecian e ignoran a quienes no piensan como ellos (incluyendo el desprecio al intelectual). Así, se adulteran los juicios de valor y los análisis de los hechos, la información que se recibe no es formativa, ni constructiva, ni busca el bien del hombre ni lo conduce a comprenderse mejor a sí mismo y estar más cerca de los demás. Esa es la gran paradoja. La información se ha convertido en un río de datos y noticias, pero lo importante es saber captar que fluye bajo él. Cuando uno se olvida de ir a lo sustancial, se pierde en lo anecdótico. Ante tantas noticias negativas, desgracias colectivas o personales, el ser humano se vuelve insensible y cauteriza su piel como mecanismo de defensa ante el aluvión que arrolla.

Los medios de comunicación hacen de problemas locales asuntos universales, pero, al mismo tiempo, esa universalidad no les aproxima a buscar claves más generales para entender mejor la existencia. Otra paradoja. Existe una bulimia de consumo de sucesos y acontecimientos que apuntan hacia el sensacionalismo, que paraliza la capacidad de reacción del informador para hacer una síntesis de lo que recibe. En general, todo eso no educa, sino que forma una especie de globo hinchado que asciende y que después se rompe, dejando un mínimo rastro que se apaga, hasta que asciende otro suceso, incidente o circunstancia que lo desbanca.

El hombre light se alimenta de noticias, mientras que el hombre sólido procura hacer una síntesis de ellas, buscando su sentido. Hay en el último un ejercicio de la inteligencia que sortea y evita la victoria del se dice, se piensa, esto es, la victoria del consenso, que tantas consecuencias negativas está trayendo. En conclusión, es Arlequín que se confunde por Antífona.

La misión del intelectual es guiar a una gran mayoría por el camino de la verdad, pero si ésta deja de interesar porque compromete a la vida y puede que obligue a rectificar la dirección emprendida, lo que se hace entonces es vivir de espaldas a ella o dar el nombre de “mi verdad” a la andadura personal. Así, ante la ausencia de un cuerpo de ideas referenciales, retorna el subjetivismo.

El hombre light, como vamos viendo, muestra una curiosidad incesante, pero sin brújula, mal dirigida; quiere saberlo todo, estar bien informado, pero nada más: este es el salto hacia ninguna parte. En cambio, el hombre sólido busca la verdad, para que ésta le haga avanzar hacia un mejor desarrollo personal. ¿Hacia donde? Para mí, la respuesta está clara, hacia el bien, que está repleto de amor; es decir, hacia aquello que sacia la profunda sed de infinito que todos llevamos dentro. Las ansias de absoluto se alzan ante nosotros como un punto de mira, como una aspiración que colma la hondura del hombre.


COMENTANDO LA NOTICIA

LOS HERMANOS LEJANOS DEPORTADOS

EL MUNDO publicó ayer una nota sobre el constante aumento del número de salvadoreños deportados de Estados Unidos. Citando al director de migración Rafael Álvarez, el periódico dice que al final del año 2007, duplicará las expulsiones de 2006. El director de migración aseguró que “lo más probable” es que se llegue a “los 28 mil”.

En 1998 los salvadoreños deportados fueron alrededor de 5,000. Esto significa que esa cifra se quintuplicará y un poco más, este año. Un aumento desproporcionado al aumento de la población salvadoreña en ese país.

El considerable aumento se debe al cambio de política migratoria que, aunque parezca una ironía, resulta del esfuerzo bipartidista de aprobar una reforma migratoria que, a la larga legalizaría a los millones de inmigrantes indocumentados, actualmente en territorio norteamericano.

Desde 1996, más de 1.4 millones han sido deportados y los inmigrantes son el segmento de la población de Estados Unidos de más rápido crecimiento. De acuerdo a un informe oficial publicado en agosto del año pasado por el departamento de Seguridad Nacional, los salvadoreños son el “mayor número de ilegales detenidos, después de los mejicanos”.

La detención y eventual deportación de familiares que residen en Estados Unidos legalmente y la consecuente separación de la familia, resulta en una experiencia difícil y penosa. No se hasta adonde la comunidad salvadoreña conoce y tiene capacidad para recurrir a una asesoría legal que le permita presentar recursos para impedir ese trauma familiar. Pero, recursos existen aunque no siempre resultan en detener el proceso de deportación.

La otra cara de la moneda es la deportación de elementos indeseables, muchos de los cuales han sido procesados por crímenes cometidos. Ellos, si bien son considerados una lacra social en Estados Unidos, al llegar aquí se convierten en otro problema, que resulta en un eventual aumento de la violencia.

Algunos de ellos, mayormente los pandilleros, aprovechan sus deportaciones como “unas vacaciones pagadas” para visitar a parientes y amigos en el país; solo para regresar y reingresar a territorio norteamericano clandestinamente.

El problema es para nuestras autoridades, sobre todo cuando se trata de la deportación de elementos nocivos. El tratado bilateral que al respecto ha propuesto el gobierno norteamericano, sobre estos casos, aun no ha sido concluido y, según me han informado fuentes autorizadas de la embajada de Estados Unidos en Santa Elena, esto no es por culpa de ellos, sino de nuestras autoridades.


HISTÓRICO ACUERDO BIPARTIDISTA PAVIMENTA CAMINO HACIA LA LEGALIZACIÓN

Ayer, en lo que los comentaristas calificaron como “un gigantesco paso hacia una reforma migratoria”, senadores Demócratas y Republicanos y la Casa Blanca, llegaron a un acuerdo sobre el proyecto de reforma migratoria actualmente en el Senado norteamericano.

Parecería que obtener los 60 votos necesarios para su aprobación no será difícil por el amplio consenso logrado ayer. El voto en el pleno del Senado tendrá lugar el lunes próximo.

El acuerdo es fundamentalmente el mismo que describí en detalle el miércoles en este espacio. Hay pequeñas diferencias como que la multa que se ha establecido para tramitar la legalización es de $5,000 y podrá ser cancelada en pagos parciales durante los ocho años que serán necesarios para optar por la residencia permanente, plazo que podría prolongarse hasta 13 años. Será solamente el jefe de familia quien deberá regresar a su país de origen para obtener la visa Z y no cada individuo.

Se crearía un programa de trabajadores temporarios para traer personal a Estados Unidos y otro especial para los trabajadores agrícolas. Los conocimientos y el nivel educativo tendrían mayor importancia que los vínculos familiares para decidir si el inmigrante puede acceder a la residencia permanente.

Varios senadores se apresuraron para asegurar que no se trata de una amnistía, pero la senadora demócrata Dianne Feinstein dijo que el proyecto de ley "facilita el abandono de la ilegalidad hacia un estatus legal para aquellos que se encuentran actualmente aquí", Eso se llama amnistía.

No hay que reventar cohetes todavía. Como ya dijimos, el proyecto debe pasar por dos pasos más, igualmente importantes antes de enviarlo a la Casa Blanca para la firma del presidente. Primero tendrá que ser aprobado por la Cámara de Representantes y después por el Comité de Conferencia. El tiempo apremia porque a partir de agosto los representantes y senadores se van a sus distritos o Estados para dedicarse a sus respectivas campañas de reelección.


WOLFOWITZ RENUNCIÓ

Ayer por la tarde el Presidente Bush aceptó “con pesar”, la renuncia de Paul Wolfowitz de la presidencia del Banco Mundial, quien se retira del caso agobiado por el peso de la evidencia en su contra de haber violado las reglas éticas sobre corrupción formalmente vigentes como política fundamental del banco.

Pocas noticias han recibido la atención mundial que el sonado caso del Sr. Wolfowitz. Durante el tiempo que duró la crisis fueron literalmente docenas de cables diarios provenientes de todo el mundo, cuya enorme mayoría reflejaba el disgusto de la comunidad financiera internacional, y de la misma jerarquía y personal del banco, por la conducta del depuesto presidente. Los países europeos, miembros de mucho peso en el directorio del banco y en el grupo G7, fueron los que iniciaron y lideraron el movimiento que finalizó ayer tarde.

La renuncia, que tendrá efecto el 30 de junio entrante, se produjo después que Wolfowitz logró ciertas medidas de exoneración. El directorio emitirá en los próximos días una declaración por la que reconoce cierto grado de culpa de parte del banco mismo con la controversia y acepta que el presidente actuó creyendo que lo que hacía con respecto al salario de Shaha Riza, su novia, estaba enmarcado dentro de las normas éticas del banco.

“Lamento que haya llegado a esto”, dijo ayer Bush, en una conferencia de prensa con el primer ministro saliente de Inglaterra, Tony Blair. “Creo que las partes en este asunto actuaron de buena fe”.


MAÑANA SE CUMPLEN TRES MESES

Mañana, 19 de mayo, hará tres meses que los diputados salvadoreños al Parlacen y el motorista fueran espantosamente asesinados en Guatemala por sicarios del narcotráfico. Hasta la fecha, nada ha sucedido que señale hacia los verdaderos culpables que trafican drogas impunemente, en Guatemala y en El Salvador.

Todas las manifestaciones de buenas intenciones, reiteradas constantemente en los primeros días, por funcionarios del más alto nivel guatemaltecos y salvadoreños quedaron en el vacío. “Llegaremos hasta las consecuencias finales, no importa quienes estén involucrados” pasa al cementerio de las frases célebres que se entierran en tumbas sacrosantas de la demagogia.

No hay nadie que se las de de sincero y consciente de la realidad criolla, que todavía crea que algún día, por remoto que sea, llegaremos a conocer la realidad del espeluznante crimen. No importa quien asegure lo contrario.

Las declaraciones del ministro y vice ministro de seguridad pública y del director de la PNC que El Salvador estaba ayudando intensamente en las investigaciones y que había suministrado a las autoridades guatemaltecas valiosa información que conduciría a conclusiones finales, fueron clara y contundentemente desmentidas por la ministra del interior guatemalteca.

Dijo doña Adela Camacho de Torrebiarte la ministra, que no era cierta la afirmación de los salvadoreños. Que El Salvador no solo no había aportado información valiosa, sino que no estaba haciendo nada para cooperar con las autoridades guatemaltecas en sus investigaciones.

Allá y aquí, las voces han callado o, lo que sería trágico, han sido silenciadas. Todo está consumado.


Este próximo domingo no publicaré aquí mi columna de LA PRENSA GRÁFICA, por cuanto se trata de la segunda entrega del artículo sobre la intervención comunista en la Guerra Civil. En cambio, y para variar de ritmo, le cedo mi espacio a mi hijo Roberto Tomás, fallecido en diciembre de 2004. Roberto Tomás tuvo toda su vida dos grandes amores: la literatura y la música clásica. El artículo que hoy transcribo delata su pasión por la música y, hasta cierto punto, su frustración por la deficiente educación musical en el país. El artículo fue publicado en LPG el 23 de enero de 2005 a un mes cumplido de su fallecimiento.

Hasta el domingo, si Dios quiere.

Comentarios

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"El directorio emitirá en los próximos días una declaración por la que reconoce cierto grado de culpa de parte del banco mismo con la controversia y acepta que el presidente actuó creyendo que lo que hacía con respecto al salario de Shaha Riza, su novia, estaba enmarcado dentro de las normas éticas del banco"

Esto fue por PURA presion de USA para retirarlo con algo de honor, USA dijo "Si ponen la renuncia de esta manera" pues aceptaremos su renuncia.

Asi que la politica y el compromiso reinaron, pero corrupcion es corrupcion !

Juan J. dijo...

Querido Ernesto:
Re el caso de Paul Wolfowaitz, sigo manteniendo (y esta es solo mi opinión) que su renuncia o despedido (depende como uno lo vea; para mi es lo último) no tiene NADA que ver con el Banco Mundial o el favor que le haya hecho a su amiga o novia o como se le llame. Pero sí tiene TODO que ver con el hecho de que Wolfowitz es uno de los llamados "neocons" (neoconservadores) cheros de Bush y ligado directamente a la guerra de Iraq. No es coincidencia de que en la vanguardia de la campaña contra Wolfowitz estaban los europeos, donde tanto Bush como la guerra de Iraq no solo no son populares sino que odiados. Tambien -- y esto refleja mucho el actual clima en Europa, especialmente Europa Occidental, vis-a-vis el Medio Oriente -- están los hechos de que Wolfowitz es fuertemente pro-Israel y de ascendencia judía.
Saludos,

Padre Esquivel dijo...

Don Neto:

Los feligreses de la Parroquia Inmaculada Concepción de Santa Tecla quieren dar fiel testimonio de su fe, están construyendo la Posada Santa María, un centro abierto para toda persona necesitada que no tiene dónde pasar una noche y nada que comer.
"Esta es una ayuda de paso, para el que realmente lo necesita. Tendrá una capacidad para 180 personas", la obra esta a cargo del Ministerio de Acción Social del Centro de Oración y personas altruistas llevarán a cabo la obra.

La Posada Santa María se construye en la 4ª Avenida Norte, frente a la Clínica Parroquial. "Este lugar no sólo es para abuelitos, también pueden venir universitarios o cualquier persona que necesita sentirse protegida y amparada",
Protección

Asimismo, la Parroquia ya cuenta con la clínica, cuya misión es "sanar a los enfermos", y para completar esta iniciativa se abrirá esta posada para "dar de comer a los que tienen hambre".

Por otra parte, las personas que visitan esta Iglesia se les otorga atención médica en las áreas de pediatría, psicología, odontología, entre otras. También existen talleres de capacitación para los feligreses que desean aprender albañilería, piñatería y carpintería y una Bolsa de Trabajo, que ayuda a la colocación de personas desempleadas.

Si quieres ser parte de la obra puedes colaborar llamando a los teléfonos 2229-5741, 2229-5742 y 2229-5743 o escribir al correo inmaculada2004@integra.com.sv.

Además puedes donar cualquier necesidad que la posada tenga que cubrir.

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Querido Mons. Esquivel,

Me dio gran gusto ver esta mañana su mensaje, publicado en el espacio de comentarios en este blog, por dos razones: primero por su proveniencia --usted-- un querido y respetado amigo de muchos años, testigo de su devoción y entrega total a su servicio pastoral y, ahora, también a esa noble obra, la Posada de Santa María. Segundo, por el honor de saber que usted lee mi blog, que espero sea con frecuencia y que también con frecuencia use este espacio, no solamente para transmitir sus comentarios, sino para lo que usted crea conveniente.

En cuanto al mensaje de hoy, me tomaré la libertad de transcribirlo en la publicación del lunes, porque --claro-- el blog tiene más lectores que los comentarios.

Lo saludo con el afecto de siempre.