jueves, mayo 17, 2007

ÍNDICE

La noche que supe que mi padre había muerto. J.J. Dalton
Inmigración. Dos pasitos p’adelante; uno y medio p’atrás
La violencia cotidiana en LPG de ayer
Una innovación saludable en la elección de funcionarios
Banco y clientes experimentan una situación alarmante
Comentarios


¡Buenos días! Hoy es el primer día del resto de mi vida


EL PENSAMIENTO DEL DÍA

“La vejez es mala porque priva al hombre de todos los placeres dejándole los apetitos”.

Giacomo Leopardi (1798-1837) Poeta y erudito italiano, considerado entre los más grandes.


LA ESQUINA DEL RECUERDO DEL JUEVES

Sucedió hace 27 años.

LA NOCHE QUE SUPE QUE MI PADRE HABÍA MUERTO

Juan José DaltonLa Insignia. El Salvador, mayo del 2007.

A la memoria de Roque Dalton (1975) y de Roquito Dalton (1982)

Era el año 1975. Había terminado el segundo año de secundaria en la Escuela "Manuel Bisbé", de Miramar, en La Habana. Estábamos de fiesta porque todo mi grupo había pasado de grado y con buenas notas. Mi grupo era un poco "discriminado": nosotros éramos "los blanquitos cochinos", es decir, los "hippis", a los que les gustaba la música en inglés, por entonces prohibida en las radios cubanas.

Nos habíamos reunido en casa de Smyrna, mi fiel y eterna amiga venezolana. Bailábamos, tomábamos las primeras cervezas y los primeros tragos de ron, más bien, de "Coronilla", que era el aguardiente que por entonces se vendía en Cuba, así como un vino Vermut y un coñac búlgaro.

Estábamos los de siempre: Moré, el novio de Smyrna, así como sus hermanas Sneyma y Yurinzska. Luisa, la mamá de Smyrna, y un grupo de amigos de ella que eran periodistas de diversos medios cubanos. Luisa trabajaba en Prensa Latina, la agencia internacional y oficial de Cuba, un lugar privilegiado donde llegaban noticias de todo el mundo. Yo hacía chistes y me burlaba de medio mundo. En fin, estábamos en gran jodedera, celebrando el fin de curso. Era finales del mes de junio de aquel 1975.

La fiesta fue terminando y nos quedamos un reducido grupo, casi la pura familia venezolana y yo. En eso, sin ninguna precaución, Luisa me pregunta: "Oíme Juan José, ¿en qué paró por fin esa noticia que llegó hace como un mes de El Salvador, en la que se decía que a Roque lo habían matado?".

Yo sentí como un escalofrío que me atravesó el cuerpo. "No -respondí inmediatamente y agregué lo que teníamos indicado decir para cualquier caso-. Mi padre está en Viet Nam, hace poco recibimos carta de él y está bien." Lo cierto que sí sabíamos que estaba en El Salvador y que estaba integrado a la guerrilla.

Luisa quiso cambiar de conversación pero alguien le preguntó más. "No recuerdo muy bien", explicó ella, "pero la noticia era rara, algo así como que lo había matado la propia guerrilla". "Creo además que no era cierto porque de haber sido cierto, ya habría un gran escándalo", finalizó Luisa.

La inquietud y la incertidumbre se apoderaron de mí; la alegría de la fiesta desapareció más de mi alma que de mi rostro; miré la hora y era de madrugada. Tenía que caminar yo solo como más de 10 cuadras: desde Paseo hasta la Calle J. Iba desesperado por llegar a casa.

Teníamos instrucciones de mi madre de contarle todo lo referido a mi padre, cualquier comentario. Así que llegué a la casa, la desperté y le conté todo lo que Luisa me había dicho.

Yo le vi el rostro a mi madre. Ella trataba de ser fuerte pero su mirada la delató. "Andá a acostarte, tranquilo. Mañana hablamos." Me fui a llorar a mi cuarto, quién sabe cuánto tiempo. Desde entonces no aguanto la tristeza sin que se me salgan las lágrimas como cuando era un adolescente romántico y soñador.

Muy temprano mi madre y mi hermano mayor Roque -muerto en combate en Chalatenango en octubre de 1981- , nos reunieron a Jorge y a mí en la mesa del comedor. Nos explicaron que había una enorme confusión y que se estaba investigando todo lo referido a mi padre porque las noticias eran que lo habían asesinado, pero que no había ninguna certeza.

Mi mamá y Roque tenían un mes de saber todo lo que estaba pasando pero no quisieron decirnos nada hasta que termináramos el curso.

Los asesinos de mi padre, es decir, la dirección de entonces del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) -encabezada por Edgar Alejandro Rivas Mira y Joaquín Villalobos-, ordenaron el asesinato de mi padre el 10 de mayo de 1975, pero no lo dieron a conocer hasta finales de ese mismo mes en un pequeño comunicado lanzado en la Universidad de El Salvador (UES). Alguien me contó después que no tenían el valor de dar la noticia ni menos justificar el crimen hasta que tuvieron la "gran idea" de decir que mi padre era "agente de la CIA".

Ese mismo día que se supo de la noticia mi abuela paterna llamó por teléfono a mi mamá desde San Salvador a La Habana. La sufrida señora fue entrevistada por diarios y medios radiales; ella pedía evidencias, pero los criminales nunca quisieron entregar el cadáver y según una versión, sus restos fueron abandonados en un lugar conocido como "El Playón"; el mismo utilizado por los escuadrones de la muerte de ultraderecha para lanzar a sus víctimas.

Este mes de mayo, como todos los mayos desde 1975, en El Salvador y en varias partes del mundo se conmemora el asesinato de aquel gran intelectual revolucionario que fue Roque Dalton. Su vida fue azarosa: el odio, la envidia, la cárcel y el exilio lo victimizaron, pero su obra es un monumento a la inteligencia.

Su muerte dejó en nosotros una herida que no se cierra pero vivimos orgullosos de nuestro padre, a quien esta sociedad (la salvadoreña) y el mundo han comenzado a reconocer y a apreciar como un talento incomparable y un pilar fundamental de lo mejor de la cultura latinoamericana.

En contraste, sus asesinos sobrevivientes, Rivas Mira, Villalobos y Jorge Meléndez, podrán vivir en Londres o en Oxford o San Salvador o en cualquier otro lado del mundo, pero cada vez más la historia los coloca como lo que fueron: los miserables asesinos de Roque Dalton, matones impunes y traicioneros.

NR
Un año después, a la fecha, Mauricio Borgonovo Pohl, ministro de relaciones exteriores del gobierno de Arturo Armando Molina, moría asesinado por sus secuestradores.


COMENTANDO LA NOTICIA

INMIGRACIÓN; DOS PASITOS P’ADELANTE, UNO Y MEDIO P’ATRÁS

Para los millones de inmigrantes que están en Estados Unidos indocumentados, el martes se les iluminaron los ojos con una gran sonrisa, cuando el Senado terminó el día con optimismo, a pesar de casi haber llegado a un punto de parálisis.

La palabra clave, buena para unos y mala para otros, es ZETA. Z es la denominación de la nueva visa a la que los ilegales podrían optar de aprobarse la reforma que el Senado está considerando. Es buena para a los 12 millones de indocumentados que están en el país, porque les abre las puertas para una eventual legalización de su estado migratorio. Y es mala para los tenaces opositores, precisamente por la misma razón. Ambos están actualmente trabajando furiosamente para lograr sus propósitos.

El proceso migratorio nunca ha estado más tenso.

El proyecto que se está discutiendo en el Senado, otorgaría en estatus legal a los indocumentados que reúnan ciertas condiciones. Esto solamente ocurriría después que otros “detonantes” se logren. Estos detonantes requerirían que ciertas medidas de seguridad fronteriza, cumplimiento de requisitos en los lugares de trabajo hayan sido establecidos. Antes de eso lo primero no podrá entrar en vigor.

Los indocumentados podrán obtener su visa Z en Estados Unidos, pero antes tendrán que llenar ciertos estrictos requisitos, el primero de los cuales es estar libre de cualquier cargo o acusación criminal. La visa Z tendrá que ser validada en el país de origen del inmigrante, donde recibirá una autorización para entrar nuevamente a Estados Unidos. La residencia permanente o ciudadanía solo podrá obtenerse después de ocho años, de haber pagado una multa que ahora se pretende sea de $8,000 pero podría variar y de aprender el inglés.

Lo que está en discusión en el Senado es una amnistía, pero nadie la ha mencionado como tal, hasta ahora, porque aterroriza a los opositores. Las complejas negociaciones continuarán durante toda la semana y la fecha límite que el Senador Harry Reid, líder de la mayoría, ha puesto para concluir la discusión es el próximo lunes, cuando el proyecto pasará a votación.

Naturalmente, en estos días, de aquí al lunes, se desplegará gran actividad de ambos bandos, sobre todo de parte de los activistas anti-inmigrantes que ya tienen enfilados sus cañones y harán lo imposible para evitar su aprobación.

Mientras el Senado debate el tema, el líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer anunció ayer que la Cámara discutirá la legislación sobre inmigración en julio, aunque la discusión en el Senado colapse.

Si no colapsa, las esperanzas se vuelven mayores, pues las probabilidades de un acuerdo en la Cámara son mejores y si después ambos el Senado y la Cámara reconcilian las diferencias que sendas versiones tendrán en el Comité de Conferencia, la ley puede llegar al escritorio del Presidente Bush para su ratificación en septiembre.


LA VIOLENCIA COTIDIANA EN LA EDICIÓN DE AYER DE LA PRENSA GRÁFICA

Por tercera vez, LA PRENSA GRÁFICA dedica una edición completa al tema de la violencia. Destacada por la falta de colores, desde su portada pasando por todas las páginas de noticias y editoriales, es impresa en blanco y negro.

El propósito del periódico es traer a la atención pública las arenas movedizas en las que nuestra sociedad se hunde por el constante peligro que la acecha la violencia incontenible que tenemos que enfrentar a diario.

Como muy bien lo resalta Gabriel Trillos, jefe de redacción de LPG en su comentario, “A diario, se registran las historias sobre las víctimas de la violencia, de los perseguidos, de los extorsionados, de los secuestrados, de los golpeados, de violaciones, de asesinatos y de muchas otras tantas señales de inseguridad que sufre el país”.

La edición, que está llena de noticias sobre el tema central, destaca, en medio de entrevistas y crónicas, acontecimientos, estadísticas, las decisiones institucionales y otros temas de importancia, el deplorable hecho que la violencia sigue cobrando la vida de más de 10 salvadoreños y salvadoreñas cada día, que a pesar de esfuerzos, refuerzos, discursos, promesas, comisiones, y tanto más, no se ha logrado controlar en varios años.

Mi especial reconocimiento a LA PRENSA GRÁFICA por su contribución para concienciar a la población sobre lo que, sin duda es, el mayor problema que nos aflige. El esfuerzo es serio y el gesto noble.


UNA INNOVACIÓN SALUDABLE EN LA ELECCIÓN DE FUNCIONARIOS

En la edición impresa de EL DIARIO DE HOY hay una noticia alentadora. Dice el periódico que los candidatos a ocupar el cargo de procurador(a) de los derechos humanos, serán sometido a un escrutinio público por los diputados que decidirán sobre el importante cargo.

Para mayor seguridad, también consultarán con varias organizaciones, entre ellas Fusades, Felpad, IDHUCA, Federación de abogados, quienes emitirán su opinión antes de que el congreso elija al nuevo procurador, o reelija a la actual procuradora.

De los once candidatos postulados, los seis primeros serán interrogados el próximo martes.

¡Que buena noticia! Si los diputados cumplen con lo que se proponen para el caso del defensor del pueblo, habrán sentado un precedente importante y el procedimiento, que se asemeja al que sigue el Senado de Estados Unidos para las ratificaciones constitucionales, deberá ser utilizado en todas las elecciones de segundo grado que corresponda hacer al legislativo. Esto significa que en el futuro el procedimiento deberá aplicarse en los casos de la elección de los magistrados de la CSJ, el presidente de la Corte de Cuentas, el Fiscal General y los demás.


BANCO Y CLIENTES EXPERIMENTAN UNA SITUACIÓN ALARMANTE

Ayer tarde me enteré de una situación de fraude por la que un banco del sistema está pasando. Me referiré a ello, pero me abstendré de mencionar por su nombre al banco, en realidad, porque no viene al caso, ya que lo ocurrido puede suceder en cualquier otro banco.

La persona que me relató el calvario por el cual todavía está pasando, me mostró el mensaje electrónico que recibió y que permitió a que la persona que lo envió retirar $2,000 de la cuenta corriente, que hasta la fecha no ha podido recuperar.

El mensaje en cuestión revestía toda la formalidad de un documento oficial del banco: su logotipo, los colores oficiales, la dirección, todo correcto y en su lugar. Solamente faltaba un número de teléfono. El mensaje informaba al cliente que los “servidores de procesos bancarios han sido actualizados y están ya operativos”.

Pero, continuaba el mensaje, era necesario la cooperación del cliente para “una rápida restauración de los datos en las nuevas plataformas”. El procedimiento era muy sencillo; basta que el cliente “haga click sobre la siguiente imagen” para que su cuenta quedara “actualizada de forma permanente”.

Lo que el cuenta habiente haría “al hacer click” sobre la imagen, es enviarle su identificación de usuario y su contraseña al ladrón cibernético. Con esto tendría acceso a los fondos en la cuenta. Esto es precisamente lo que hizo en el caso de la persona que me contó el cuento. Trasladó $2,000 a su propia cuenta e inmediatamente fue al banco y los retiró en efectivo.

No sabe mi amigo a cuanto asciende el fraude, pero puede ser de varias decenas de miles, dependiendo de cuántos sucumban a las instrucciones aparentemente inocentes. Lo puede hacer con tantas personas como sucursales tenga el banco, para no repetirse. En este caso se trata de un banco con muchas sucursales.

Cuento esto como una advertencia del peligro. Casos iguales se dan constantemente en otros países, pero este es el primero del que yo me entero en El Salvador.

Hasta mañana, si Dios quiere.

Comentarios

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Que bueno este editorial de la prensa grafica

"Abrir fronteras implica sacudirse muchas camisas de fuerza, mentales, ideológicas, políticas, de intereses establecidos, entre otras. Para un país como el nuestro, que tiene una fuerza comparativa tan escasa en el esquema del poder internacional, conservar encierros, de cualquier índole que estos sean, viene a ser una especie de trampa autoimpuesta, que nos impide fluir hacia fuera, como necesitamos para potenciar nuestras capacidades de desarrollo. El escenario mundial del presente nos ofrece oportunidades que hasta hace poco eran inimaginables, pero hacerlas realidad nos demanda mucha creatividad expansiva y suficiente audacia de comunicación con el mundo.


Tenemos que ir a buscar las oportunidades ahí donde estén, según criterios y prácticas del momento. En otras palabras, hay que desprenderse de nociones que tenían vigencia en un mundo dividido en campos de influencia y separado por alambradas ideológicas. Ahora, en la era de la competitividad, son otros los motores que funcionan"

Dr. Chinchilla dijo...

El crimen cibernetico esta en boga en todas partes del mundo.

Soy un especialista en seguridad de computadoras y estoy a cargo de esta area en la Universidad.

La verdad es que aunque la tecnologia nos puede proteger bastante, el 90% de los crimenes se cometen con la ayuda de la misma victima y con informacion de "personal corrupto de adentro"

Lo que le paso a su amigo don Ernesto se llama "pishing" y uno NUNCA debe de dar click o siquiera abrir cualquier correo o reponder a documentos pidiendo cualquier tipo de informacion de "su banco" es una segura trampa.

Ahora bien he observado ciertas practicas en bancos salvadoreños que atentan contra cualquier tipo de seguridad, por ejemplo cuando tengo una consulta desde USA hacia un banco salvadoreño SIEMPRE antes de atenderme me piden fecha de nacimiento, numero de tarjeta y fecha de vencimiento por simple correo!!

Yo peleo con ellos y muchas veces les digo que tienen que cambiar esa politica pues es insegura, sin embargo ellos no lo atienden(ni ENTIENDEN!) a uno si uno no da esta informacion por e-mail, a tal grado que casi no uso mas ese servicio por eso.

Por otro lado en El Salvador , es comun que el numero de tarjeta ande en manos de mucha gente, con la adquisicion internacional de nuestros bancos las bases de datos seran sincronizadas con las de USA/Europa y con solo tener el numero de tarjeta y la fecha de vencimiento e internet pueden desfalcarlo a uno en minutos !

Por otro lado cuando trabaje conectando bases de datos y equipo de comunicacion en bancos salvadoreños me alarmo como secretarias y personal que gana digamos $200.00 por mes tienen acceso a casi toda la informacion de cuentas de clientes , dinero depositado , inversiones, numero de tarjetas etc. etc.

Cuan facil creen que sera que uno de estos empleados [por digamos $10,000 dolares) transfiera esa base de datos a alguien mas ?

No hay "watchdogs" electronicos que monitoreen estas transacciones o copias de informacion como en Bancos internacionales y practicamnete un diskette es suficiente para copiar todo esto!!!

Tengo conocimiento de esto en nuestros bancos y aunque no he sabido mucho de lo que han hecho los ultimos 5 años casi estoy seguro que no mucho por la atencion y preguntas que recibo de mi servicio ONLINE con uno de ellos.( De los mas grandes y prestigiosos por cierto)

Es un verdadero peligro, por otro lado creo que no hay una estricta regulacion y definicion del crimen cibernetico en El Salvador (definicion es muy vaga y no se OBLIGA a los bancos a tener standares de seguridad)


Bueno, ya parece que estoy dando clase , mejor paro.