domingo, junio 10, 2007

POLÍTICOS, POLITICA E IDEOLOGÍAS

Ernesto Rivas Gallont

Es evidente, si aspiramos a un cambio de fondo de esta situación deberemos ser capaces de promover otro modelo de participación política.



En El Salvador se requiere formular una política de largo plazo, capaz de terminar con los pleitos ideológicos, las crisis partidarias y las insuficiencias teóricas, para el mejor análisis de la realidad de nuestro tiempo. El Salvador, mucho más que los grupitos de izquierda y de derecha, que lo ahogan, las mentiras e insultos mediáticos que lo denigran, se merece más respeto.

La población salvadoreña requiere y demanda una nueva generación en la política y de políticos, que le den rumbo a su realidad, capaces de impulsar la infraestructura económica básica de la sociedad, lo que a su vez posibilitaría el desarrollo de los sectores, subsectores y de la actividad económica, mejorando substancialmente los servicios sociales básicos, que son los que demandan atención prioritaria del Estado.

Creo que los partidos políticos están en crisis porque la sociedad les exige democracia interna y un proyecto democrático para el país, y no los poseen. Muchos de los dirigentes políticos consideran a sus partidos, su patrimonio personal. ARENA ejerce el monopolio del poder desde 18 años; hace uso abusivo de una mercadotecnia, y de la publicidad mediática vanagloriándose con boato petulancia y excesivos. No busca o no acepta el consenso como elemento indispensable para gobernar.

Le decía a un amigo el otro día, que la crisis de ideologías ha contribuido en gran media al deterioro de los partidos. Cuando a principios de la década de los años 90, sucedió el derrumbe de la Unión Soviética, el mundo que se polarizaba entre socialistas/comunistas contra capitalistas/burgueses, se fue haciendo cada vez más inconsistente y difuso. Los primeros comenzaron a encubrirse con el ropaje de la democracia y los segundos a buscar nuevos senderos de liberalidad.

Existe una aversión social, una relación absolutamente desapasionada con un modelo de democracia paralizado, incapaz de movilizar una verdadera participación de los ciudadanos. Una irreverencia íntimamente relacionada con el desmoronamiento ético y el sentimiento que trasmiten las campañas electorales. Y esto provoca escepticismo, la desmotivación y una profunda crisis de legitimidad de la clase política en su conjunto.

Es evidente, si aspiramos a un cambio de fondo de esta situación deberemos ser capaces de promover otro modelo de participación política.

En un diálogo de sordos, ambas ideologías, derecha e izquierda extremas, empezaron a hablar de lo mismo y a discurrir de las mismas tretas y proyectos. Antes, durante nuestra Guerra Civil, las partes del conflicto se servían de una contundencia absoluta, si alguien pertenecía a la izquierda guerrillera, justificaba, en honor a la verdad, la terrible destrucción y muerte que ocasionaban.

Si alguien se identificaba con la ideología liberal-capitalista, que propugnaba la derecha, estaba dispuesto a tolerar las violaciones a los derechos humanos y una guerra sin cuartel, con tal de derrotar al enemigo.

Hoy sucede dentro de las sociedad que su paulatino pero inevitable alejamiento y empacho de la política y de los políticos, ha identificado este proceso como la sustancia de reducidos grupos de politicastros, que aprovechando o torciendo la ley, buscan afanosa o maquiavélicamente, utilizarla como beneficio para sus grupos e intereses; lejos del concepto natural de la política como el núcleo de conocimientos o el viejo arte de la demagogia, para resolver las demandas y legítimas aspiraciones de los ciudadanos.

La crisis de los partidos, de las ideologías y la insuficiencia en los análisis económicos y políticos de la realidad, han impedido que la política de nueva generación y los políticos que se derivan de esta, irrumpan en los escenarios locales y globales.

Los nuevos políticos ya existen en todos los partidos, regiones, países y sistemas económico-sociales, formas de gobierno o regímenes políticos, soportan a regañadientes estas clasificaciones, pero las consideran aún un mal necesario, son por definición aideológicos, es decir carecen de ideología y su principal cometido es la eficacia y eficiencia para solucionar problemas, no para crearlos.

Justamente dentro de esa visión universalista, prestan especial atención a las instituciones y organismos internacionales para dirimir controversias o conflictos. Su carácter aideológico no tiene que ver con el supuesto "Fin de las Ideologías" de Francis Fukuyama.

En todo caso no sería la democracia demoliberal la prevaleciente, sino una democracia sustentable, capaz de terminar con falsas dicotomías, por ejemplo: Estado contra mercado; local contra nacional-global; izquierda contra derecha, etc. A propósito de ideologías, durante mucho tiempo se confundió la clasificación de regímenes políticos con sistemas o formaciones económicas y estas con sistemas ideológicos y otros conceptos o categorías.

Actualmente, existe consenso en que las grandes ideologías se pueden clasificar en cuatro: 1 ideologías político-religiosas, 2 ideologías liberales, 3 ideologías socialistas y 4 ideologías anarquistas; las cuales seguramente seguirán existiendo por algún tiempo, pero cada vez mas despojadas de originalidad y desarrollo.

En cada país, existen partidos o fuerzas políticas que permiten más que otros, el desarrollo y proliferación de la política y los nuevos políticos; en El Salvador, por más insólito que parezca, solo lo garantizan en la actualidad ARENA y los partidos independientes, y no el mismo FMLN.


San Salvador, domingo 10 de junio, 2007

Hasta mañana, si Dios quiere.

7 comentarios:

Raul Armando Interiano dijo...

Buenos Dias Don Neto:

Lo felicito por la cátedra que ha impartido hoy.

Yo resumo lo que usted ha dicho de la siguiente forma:

Basta ya de izquierdas y de derechas, necesitamos un camino nuevo.

Como ejemplo real de este camino nuevo, señalo al Brasil, porque Lula, que si bien nunca llegó a guerrillero, era izquierdista sindicalista acérrimo. Llegó al poder y ha gobernado desde el centro, no desde la izquierda.

Por que?

Porque es pragmático

Ha mejorado la situación de los brasileiros menos privilegiados imponiendo más prestaciones a las empresas nacionales y extranjeras que arriesgan su capital, sin much perjuicio a sus ganancias. El capital internacional se siente seguro en el Brasil, y crea más trabajos para los brasileiros.

La Bolsa de Valores de São Paulo (BOVESPA)ha subido vertiginosamente bajo Lula

En el otro lado del mundo, los pragmáticos de los Chinos (pseudo) comunistas están abrazando el capitalismo más y más. O sea, ya no es la infame dictadura del proletariado de Mao.

La Bolsa de Valores de Shanghai ha subido vertiginosamente bajo el Premier Hu

Lección:

Los pragmáticos progresan, los ideólogos se quedan atrás

Saludos,

Armando

Sabado de Gloria dijo...

No entiendo cómo el Embajador Rivas pudo atreverse a publicar un artículo tan insípido como el del fin de semana pasado, "no tengo de que escribir" o algo así, pero hoy lo rectificó con creces.

"En cada país, existen partidos o fuerzas políticas que permiten más que otros, el desarrollo y proliferación de la política y los nuevos políticos; en El Salvador, por más insólito que parezca, solo lo garantizan en la actualidad ARENA y los partidos independientes, y no el mismo FMLN."

Precisamente por eso es que no puedo contemplar una extrema izquierda gobernando el país. Sólo hay que ver el accionar de Chávez en Venezuela para darse cuenta. Pero si hubiera una alternativa moderada al FMLN, tendría mi voto.

Feliz Domingo

Anónimo dijo...

De acuerdo con los dos comentaristas anteriores, pero quiero comentar acerca de la página editorial de La Prensa hoy.

El Sr. Rivas parece lumbrera en comparación con los otros columnistas. Esa Sra. de Velado da pena. "¿Existe el mal en El Salvador?"

POR FAVOR PRENSA GRAFICA PONGAN A UNA MUJER CON SESOS A ESCRIBIR.

Anónimo dijo...

Mientras se dependa de la ayuda de otros y los politicos no sean sinverguenzas y trabajen para el pueblo la cosa va a seguir igual.
En la actualidad tenemos a Arena y FMLN hablar de los otros es hablar de sirverguenzas que es viendo el billete levantan la mano, si vivio una guerra, llena de muerte y destruccion, los meros meros de la pelicula estan decidiendo en la asamblea otro en Oxford, pero y los cutos y los demas ahi andan pdiendo.
Se acerca el final del periodo de Tony el locutor, pienso que ya estan afligidos por lo que se van a llevar no por lo que le van a dejar de bueno al pueblo, nada meno hoy lei en la Prensa grafica, que en los hospitales publicos les piden $10 dolares por una inyeccion, probecitas las criaturas que no pueden ponerselas, que esta pasando, el bachiller va para la USA a ver como esta la cosa de immigracion, creo que ni caso le hacen, el ya no tiene nada que decir,para que le huye a sus problemas, bueno ellos sabran, al menos hay que saber ser felices y hacer el bien sin mirar a quien. Buenas tardes a todos de parte del doctor curita.....

Jorge dijo...

Saludos don Ernesto y colegas del blog.

Esto que la sra. Kalena de Velado escribe no es más que un fusilamiento de un correo electrónico que anda circulando, y, que como toda cadena, dudo que sea cierto. Hasta allí mi comentario porque no se merece más que eso.

Mis felicitaciones don Ernesto. Creo que desde acá se puede construir algo mejor. Todos o la mayoría (eso puedo percibir) estamos hartos de los dos partidos. Los dos se están acabando al país. Unos (los MACARENA) porque creen que están haciendo las cosas bien y los otros(los eternos del frente y que no van a pasar de oposición)creyendo que pueden hacer mejor las cosas, pero nos untan a cada rato que Chavez es lo mejor que han conocido (cuando no es más que un delincuente disfrazado de revolucionario). Entonces la gente no quiere estar como Chavez,así de fácil. Los del frente no entienden eso. Es tan fácil darse cuenta.

Toñito doble K cada vez más soberbio y prepotente (como producto de su desmesurada ignorancia). Los otros encachimbados y dispuestos a negar todo lo que huela a préstamos. Pero, ¿qué sucede con los que no queremos estar en ninguna de estas dos pistas de circo, viendo los mismos payasos pintados de diferentes colores?? Tenemos que ver realmente que es lo que queremos y hacia dónde queremos ir. Se puede crear algo nuevo.

Un colega del blog dice que nunca le daría su voto al frente por su radicalismo. Imagínense hasta donde nos han llevado todos estos payasos para que lo mejor sea ARENA y muchos le hayan dado su voto a estos sinverguenzas 4 veces!!!

Pasen un feliz domingo de pupusitas.

Jorge Eduardo López Alvarenga

Anónimo dijo...

Yo siempre he votado por Arena, porque me he tragado el anzuelo de "los comunistas" y todo lo demás. Pero la sirvienta que tengo me dice que en su cantón, casi nunca hay agua, que a cada rato se va. Y la gente todavía hace sus necesidades en el monte.
Como que no salimos de las cavernas en El Salvador. Es hora de un cambio, pero tampoco quiero ser como en Cuba.

Anónimo dijo...

anonimo de las 5:35 el link lo lleva a los trompudos.

"ES UN TROLL DE EL TROMPUDO!!!

Nada de sirvienta. El Salvadoreño sabe como es la vida en el campo.