domingo, junio 03, 2007

¿Y HOY, DE QUÉ VOY A ESCRIBIR?

Ernesto Rivas Gallont

Hay en nuestro medio, columnistas y editorialistas que creen ser poseedores de la verdad y ese es el peor error que un escritor puede cometer, porque invariablemente esa falsa suposición se refleja en lo que escriben.
Todos los que escribimos periódicamente enfrentamos el síndrome de la página en blanco. Eso ocurre cuando uno se sienta frente a una pantalla o una página de papel en blanco y se dispone a escribir su acostumbrado artículo, se le queda mirando fijamente y no puede decir lo que quiere decir.

Hoy, cuando me disponía a componer mi columna semanal, me sucedió eso. Habiendo tantas cosas de que hablar, tanto que comentar, alabar o criticar, no se me ocurría nada en particular. De repente, se me encendió el foquito y dije: voy a escribir sobre el síndrome de la página en blanco. Y, aquí me tienen, haciendo precisamente eso.

Lo que resulta de creer en una composición perfecta, es la idea de “diseño estático” (y a lo mejor muchas otras manifestaciones del concepto de “estático” en escribir algo) en el cual una vez se logra satisfacción, el resultado puede ser enviado a nuestro editor para su publicación. ¿Qué dijo? Infatuación incontenible.

El síndrome es frustrante, porque uno tiene una idea bastante concreta sobre lo que quiere decir y cómo lo quiere decir, pero se le hace difícil comenzar a escribir los primeros párrafos. En ocasiones, yo tengo que repetir el trabajo desde su inicio, porque encuentro que el primer párrafo es demasiado informal (aunque a veces lo hago así a propósito) el segundo, demasiado aburrido, el tercero obsoleto y así con la mayor parte del trabajo.

El recurso de la Internet, hoy tan a la mano, a veces presenta desafíos no fáciles de superar por la información contradictoria que uno encuentra sobre ciertos eventos o temas, que serían fuente de lo que uno quiere escribir. En esos casos, es mejor olvidarse de ese recurso, de otra forma, tan valioso.

La necesidad de publicar el blog temprano por la mañana o enviarle el artículo semanal a don Alfonso determinado día, sirven de estímulos para superar el síndrome, por normal que éste parezca. Solo conozco a un prolífico autor salvadoreño, David, que parece nunca padecer de esa terrible dificultad. La impresionante cantidad de artículos, editoriales, comentarios, además de sus pensamientos y poesías, me hacen estar seguro de lo que afirmo.

Muchos autores desearían que uno creyera que se sientan frente a un teclado y simplemente comienzan a escribir incesantemente. Pero la realidad es, por lo menos en mi caso, que tenemos que revisar lo que escribimos y a veces nos disgusta de tal manera que descartamos lo escrito y comenzamos de nuevo.

Escribir con responsabilidad (que incluye la objetividad y la independencia de todo compromiso) es obligación de todo escritor, sobre todo el que tiene espacios privilegiados en los medios. En consecuencia, escribir para llenar páginas, sin considerar el fondo, es irresponsable. No podemos asumir que porque hemos estado escribiendo cinco, diez o más años, todo nos va a salir bien. El escritor que se confía en su experiencia, normalmente se equivoca.

Hay en nuestro medio, columnistas y editorialistas que creen ser poseedores de la verdad y ese es el peor error que un escritor puede cometer, porque invariablemente esa falsa suposición se refleja en lo que escriben.

Debo agradecer a varios autores, entre ellos a William K. Zinsser, cuyo libro “On writing well”, publicado por primera vez hace 30 años y que ha pasado por tantas ediciones como años, y “Write to learn”, de Donald M. Murray, que creo que fue el primer libro de su clase que leí hace muchos años. También tengo por costumbre leer a columnistas de renombre, nacionales y extranjeros, para tomar de ellos ejemplo.

La página en blanco siempre asusta, entre otras cosas porque la mente, frente a la página en blanco, también está en blanco, y hay que superar esa difícil frontera. Esto lo admiten hasta los mejores escritores.

La columna es un escrito que, habitualmente, se encuentra en las páginas editoriales de los periódicos, y en el que, quien la escribe (el columnista) reflexiona acerca de un hecho o un problema relevantes en la actualidad, bien sea a nivel nacional o global, buscando hacer un análisis que de cómo resultado una formulación de puntos de vista que puedan ser entendidos como recomendaciones o sugerencias.

El columnista busca informar y analizar hechos de forma breve y mediante un lenguaje personal, haciendo de su condición subjetiva la característica más relevante de sus escritos, condición que en El Salvador poco se da, pero que en otras culturas hace que las grandes polémicas periodísticas se gesten en las columnas de los periódicos.

Conversar con gente inteligente normalmente resulta en beneficios positivos y ayuda a superar el síndrome. En realidad uno no puede producir si no hay información y la conversación puede ser un tesoro para acumularla.

Pero como el síndrome no se puede evitar (por lo menos en mi caso, para que no se den por aludidos mis colegas) cuando eso ocurre, me voy a dar una vuelta en carro, voy al cine o, de preferencia, tomo un buen libro que nada tenga que ver sobre el tema al que me quiero referir.

San Salvador, domingo, 3 de junio de 2007


Hasta mañana, si Dios quiere

5 comentarios:

Anónimo dijo...

GUSTAVO LOPEZ TRIGUEROS con un saludo para don Ernesto y los participantes del blog.
Cosa curiosa, hasta el momento no hay contribuciones al blog de este día; podría especularse diciendo que el tópico de hoy no ha generado polémica, cosa que considero desconsoladora pues disfruto de este blog precisamente por la diversidad de opinones que en él se vierten. Más curioso, si no lamentable, encuentro que don Ernesto no haya encontrao tema de inters nacional para este día sobre todo que acabamos de recibir el diagnóstico del estado de la nación a los tres años de la presente administración, creo que ahí hay mucho para opinar. Se habló de un fideicomiso (segundo después del de fondo de pensiones), que creo debería explicarse con cierta claridad a la ciudadanía. Se habló de que se va a conseguir el dinero sin necesidad de recurrir a los préstamos, que, de ser así, debe aplaudirse esa solución, aunque uno se pregunte, ¿por qué no se hizo antes?
Hay entre muchos otros, temas que no deben soslayarse, deben atacarse frontalmente y es desde un sitio como éste desde donde deben presentarse las inquietudes de algunos de nosotros que lo hacemos con propósitos constructivos, son señalamientos que tienen por objeto mantener en primera plana dichos problemas que son de carácter nacional, tales como la pobreza y marginalidad de un gran sector de nuestra población y la delincuencia que muestra sus fauces en todos los niveles sociales. Educación y salud son problemas no menos importantes, ya Ud. nos ilustró con la experiencia, que no fué fatal porque Dios es grande, de Jorge.
Excelente guía que Ud. nos da sobre el buen escribir, el escribir formal, el escribir las líneas, pero creo que el texto dice menos en lo explíto que en lo implícito.
Que tengan un buen domingo
Atentamente
Gustavo

Anónimo dijo...

como duele la conciencia!!
duele!!
duele!!! el pasado.

nadie es perfecto!!

"uno no es lo que quiere si no lo que puede ser..."
jose jose...en la cancion ..
payaso.

Jorge dijo...

Un saludo algo tardecito para don Ernesto y los colegas del blog.

Eso de escribir no es tan fácil. Cada vez que tengo que relatar o redactar algo es quebradera de cabeza. Mis respetos para los que se les ilumina a diario.

Hoy me desayunaba tranquilo mis tostaditas y café y me puse a leer La Prensa Gráfica. Me fuí a Enfoques y leí algo que casi se me viene de regre todo lo que había comido: Guevara Lacayo en ARENA!!!

Siii...el mismo que dijo "Sí, pude haber robado pero mis manos no están llenas de sangre".. refiriéndose al veneno mayor.

Hasta le fue a rogar con los años a Calderon Sol que le diera trabajo y me lo mandaron de consul en Canadá (6 años)...lo que es vivir de la política y cuando ésta se acaba no hay más bolitas ($$$).

Semana cargadita de cosas increibles. Toñito doble K dándose un marketing increible. Su secretario diciendole que es un Pajero....es decir.. un todo terreno(Pajero es la versión europea del Montero...ya van de mal pensados)..de donde saca toñito que todo anda bien... que le vaya a preguntar a toda esa gente del campo..de los cantones perdidos en las montañas...a las madres de los soldados muertos en Irak (los héroes)..que les pregunte a ellos si están bien....

Se le va a poner color de hormiga amazonica (Rojo)...

La Prensa Gráfica bloqueando al frente...irónicamente su director es el vicepresidente de la SIP.. entonces..como vienen a hablar de bloqueo de libertad de expresión...si ellos mismos hacen lo mismo... que no tengan miedo...falta mucho por aprender en El Salvador..mucho por avanzar... tienen que darse cuenta que el mundo ha cambiado.

No sé como será en Estados Unidos, pero aquí en Austria los directores y editores de los periódicos no se andan con tanta vuelta para decirle sus cosas al Canciller o al presidente...y les vuelan duro....

Que pena por LPG.... mejor el Altamirano se los aceptó (pero lo iba a sacar ayer...)....por la presión que iba a tener..

Usted que sabe de esto Don Ernesto...dentro de la libertad de expresión el medio tiene la libertad de elegir que poner y que no no poner??..no se está tomando un bando político con eso???

Pero creo que de todo lo que paso en la semana se lleva el premio el genio de Rodolfo Parker al parir la idea de meter preso al que ofenda la religión. Es decir...los que no creemos en nada de eso....nos fuimos al bote...entoin... donde está la libertad de culto??( que esa misma libertad incluye el no aceptar ningún culto religioso)...

Pasen una felíz noche de domingo....noche de pupusitas....mmmm...

Jorge Eduardo López Alvarenga

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Mañana, el el editorial del lunes, comento el discurso del Presidente Saca.

Carlos Roberto Escalante dijo...

Para los que tenemos costumbre , más o menos habitual, de leer artículos de opinión en los periódicos, acercarnos a un articulo bien hecho es como leer una buen libro que nos trasmite sabiduría. A colación de esto, deseo felicitarlo por el articulo publicado en la Prensa Gráfica y en su blog: ¿Y HOY, DE QUÉ VOY A ESCRIBIR?, es el primer articulo que leo sobre un tema que uno siempre se salta por inercia, acostumbrado a otras opiniones que reservan ese espacio a política y más política, es para mi uno de los mejores artículos que he leído. Saco de el algo en limpio: es una irreflexión interesante, una manera interesante de contar alguna cosa que a mí también me ha ocurrido alguna vez...se nota que es una cosa pensada, de alguien que mira lo que tiene alrededor con espíritu critico pero sin mala idea.