lunes, septiembre 18, 2006

EL PENSAMIENTO DEL DIA
“El comportamiento ético del individuo, debe tener como base: comprensión, educación, vínculos sociales y necesidades; no es necesario ninguna base religiosa. El individuo, realmente estaría muy mal, si estuviera restringido por temor al castigo y convencido de que será recompensado después de la muerte”.
Albert Einstein (1879 - 1955)

LA ESQUINA FILOSOFICA DEL LUNES

La ética y la política
Al igual que Platón, establece que la finalidad del gobierno de los hombres es hacerlos virtuosos; sin lugar a dudas, la ética constituyó parte importante dentro de las concepciones políticas de la época. La política no se encuentra subordinada a la moral, sino que la engloba: Aristóteles considera que el hombre está hecho para la felicidad (tal es el principio de su moral), y la alcanza cuando puede dedicarse libremente a los placeres espirituales. Pero una de las partes más importantes de su concepción es que tal posibilidad no podría existir si el hombre no viviera en sociedad, o en Ciudad.

Para Aristóteles, las familias son muy importantes, porque representan los orígenes de las ciudades. En parte, la primera manifestación de gobierno se encuentra dentro de la familia, como antecedente de poder real (Aristóteles establece que la mujer y los hijos son gobernados como libres, pero con distinta autoridad. A la mujer, como a un ciudadano; y a los hijos, como vasallos. Asimismo dentro de su análisis de la economía –o ciencia de la casa- establece la relación entre amo y esclavo, sobre este último también se ejerce autoridad, ya que el esclavo no tiene capacidad de razonamiento, entonces el amo lo toma y lo "guía", no sólo en beneficio propio, sino también del esclavo.) "...El padre es como un rey que gobierna un pequeño imperio; el monarca de que hablamos es al Estado lo que a la familia es el padre." (Aristóteles, La Política, Libro III, Cap. IX, Alba, Madrid, 2001, p.112.)

El principio fundamental de su concepción política es su afirmación de que el hombre es por naturaleza un animal social o animal político. Su propia naturaleza lo lleva a vivir en sociedad. Según Aristóteles "el que no puede vivir en sociedad, o necesita nada por su propia suficiencia, no es miembro de la ciudad, sino una bestia o un dios" (libro I)

En consecuencia, quien desconoce las ventajas de la vida cívica y no acepta sus reglas es el peor de todos los animales. Para Aristóteles, la vida política guarda relación con la cualidad y la perfección de la vida. “El papel del Estado será entonces formar ciudadanos en la virtud (su tarea será la de educarlos para que actúen rectamente, enseñarles a perseguir un fin noble en la vida y encaminarse hacia él con paso firme"

COMENTANDO LA NOTICIA

Un caso de cínica corrupción a costa de sacrificados contribuyentes
Con el poco pelo que tengo parado, leí ayer en la revista ENFOQUES de La Prensa Gráfica, un muy profesional reportaje investigativo de la periodista Glenda Girón, que denuncia una cínica malversación de fondos, mayormente, provenientes del Bienestar Magisterial, perpetrada por un ex director del Hospital Rosales, el Dr. Luis Francisco Quesada. El director Quesada, utilizó fondos procedentes de los cotizantes de Bienestar Magisterial y de los pacientes del Hospital Rosales, durante los años 2002 y 2003, para pagar honorarios no devengados a 173 médicos y para contratar, sin previo concurso, el alquiler de una casa propiedad de su suegra, que luego fue mejorada sustancialmente por cuenta del hospital que hizo una inversión en el inmueble de más de $43 mil. Además, el canon de arrendamiento era, según los auditores, superior a los imperantes en el mercado. Por encima de todo, el impúdico director contrató, con jugosos honorarios, a dos de sus hijos, para digitar información para el hospital. La Corte de Cuentas involucra al ex director y a su subdirector.

Lo que da verdadera grima, es leer las declaraciones del ex director Quesada que hace en una entrevista publicada en el mismo reportaje. El Dr. Quesada admite cínicamente, que sabía que contratar a sus hijos e invertir en el inmueble alquilado a su suegra, era ilegal, pero que “fue un descuido”. ¡Habrase visto cosa igual! Dice que “por descuido” no hubo licitación para alquilar el inmueble y admite que la contratación de sus hijos fue “un error craso”. Durante el tiempo que el médico fungió como director, permitió que los médicos del hospital alteraran sus jornadas de trabajo, hasta el punto de cobrar doble sueldo. Estos han sido conminados por la Corte de Cuentas a reintegrar cerca de $568 mil; el remanente del reclamo, la suma de $2 millones y tanto, es responsabilidad administrativa, que se traduce en multas para los titulares.

El caso delatado, es un caso, claro y admitido, de gran corrupción. Además de la Corte de Cuentas, que no tiene facultad para instituir juicios penales, la Fiscalía General de la República, debería abrir un expediente, de oficio, contra los implicados y seguirles el juicio correspondiente, por malversación de fondos del Estado. ¿O estamos ante otro caso más de corrupción que quedará impune?

Nos veremos mañana. No olvides que puedes comentar sobre esta u otras publicaciones en mi Blog, simplemente pulsando por el enlace que a parece a continuación.

2 comentarios:

Rigoberto dijo...

Don Ernesto:

Que sera que esta noticia no me sorprende ?

Voy para 7 anhos de estar fuera del pais, y tristemente son noticias que "espero" ver en los periodicos salvadorenhos.

El problema en El Salvador es que devolviendo el dinero casi se aregla todo. En la mayoria de los paises avanzados NO se puede devolver el dinero para quedar limpio. Una vez se malverso se va uno a la carcel !

Tristemente no puedo sorprenderme de este tipo de noticia, parece mentira que soy mucho mas joven que usted y con bastante pelo pero noticias asi no me paran el pelo para nada.

Estoy seguro tambien que este senhor que malverso fondos cree que Platon es un Plato grande y estoy seguro que jamas ha leido seriamente algo mas que sus libros de medicina.


Rigo

Raul Armando Interiano dijo...

Lo unico que tiene que decir el fulano es:

"Uncle Sam made me do it!"