viernes, septiembre 29, 2006

¡Buenos días! Todo el día debería ser un amanecer en El Salvador.

EL PENSAMIENTO DEL DIA

Somos lo que hacemos repetidamente. Excelencia no es una acción, sino un hábito.
-Aristóteles

LA ESQUINA DEL BUEN HUMOR DEL VIERNES

Un tipo fue detenido por un oficial de caminos cuando conducía hacia su casa en compañía de su esposa.

Tipo: - ¿Cuál es el problema oficial?
Oficial: - Manejaba a 120 en una zona de 80.
Tipo: - No señor, iba a 85.
Esposa: - No es cierto Ricardo, ibas a 110.
El tipo le echa una mirada de advertencia a su mujer.
Oficial: - También lo voy a multar por traer una de las luces descompuesta.
Tipo: - ¿Luz? ¿Cuál luz? No sabía de ella.
Esposa: - No te hagas Ricardo, esa luz está descompuesta desde hace 6 semanas.
Esta vez le echa una mirada equivalente a 17 cachetadas
Oficial: - También lo multaré por no usar el cinturón de seguridad.
Tipo: - Pero si me lo quité en el momento que me detuvo.
Esposa: - Por favor Ricardo. Pero si tú nunca lo utilizas.

Esta vez Luis no soporta y le da un buen grito a su mujer "CIERRA EL PICO VIEJA DE M. . .”.
Oficial: - Señora, ¿su esposo le habla así normalmente?
Esposa: - No... Sólo cuando está tomado.

COMENTANDO LA NOTICIA

Ayer por la mañana, estuve en el taller organizado por Fusades, Funde la Embajada Norteamericana y USAID, sobre “Importancia de la Transparencia en la Consolidación de una Democracia Efectiva”. El taller fue parte integral de la “Semana de Valores Éticos”, que los organizadores están desarrollando desde el pasado lunes, hasta este día.

El eje central del Taller, fue la conferencia de la notable consultora colombiana, Dra. Rosa Inés Ospina Robledo, fundadora de la Corporación Transparencia por Colombia, capítulo colombiano de Transparency International, de la que fue vicepresidenta mundial entre 2002 y 2005. Con esas credenciales, la Dra. Ospina califica como una conferencista de primera línea.

Los panelistas en el Taller fueron, Roberto Vidales, Roberto Rubio, Juan Héctor Vidal, Evelyn Jacir de Lovo y Ricardo Chacón. Roberto Rubio, como presidente de Fundes, introdujo el tema planteando que la ética no es propiedad de nadie, es obligación de todos. La Dra. Ospina agregó que la ética es una responsabilidad compartida y alrededor de ello desarrolló su conferencia.

Luego de definir lo que se entiende por sistema nacional de integridad y extenderse sobre el propósito para el que sirve la construcción de ética pública, la Dra. Ospina planteó una bien coordinada visión del problema y, por ende, la solución: lo público y el interés general. La importancia de fortalecer la institucionalidad como condición para la implantación de la ética en los asuntos públicos, fue destacada por la conferencista, tanto como la necesidad de que exista transparencia como categoría de trabajo en la consolidación de una democracia efectiva y ética.

Si bien todos estamos claros que la ética no es privativa del gobierno y que el sector privado tiene mucha responsabilidad por los quebrantos que se dan en el sistema, al participar en actos corruptos, los retos más visibles son los aplicables al sector público, que con el tacto que debe guardar una persona no nacional al tratar el tema, la Dra. Ospina los dividió como sigue:
Consolidación en el Estado salvadoreño de la vigencia del derecho a la información, a partir del actual marco normativo.

Propiciar y contribuir con los esfuerzos incipientes de rendición de cuentas del Estado, para hacer de la Ley de Ética Pública un instrumento efectivo en la construcción de la democracia.
Ampliar y fortalecer la capacidad de control social a los asuntos de interés público, desde la sociedad civil organizada.

Coadyuvar en el proceso de implementación y divulgación de buenas prácticas desde el Estado y la sociedad civil a propósito del uso de la legislación actual.

El énfasis de la conferencia fue que un sistema nacional de integridad, conformado por pilares, es decir organizaciones y reglas o normas, conduce a establecer, siendo la TRANSPARENCIA una de la reglas centrales del sistema, sin la cual, no es posible que las otras normas se realicen, siendo éstas: ética del servicio público, división de los poderes y rendición de cuentas, prevención del conflicto de intereses, justicia en materia electoral, participación ciudadana para el control social, contratación pública justa y sanción de la justicia.

Fue una coincidencia que la Semana de Valores Éticos, tuviera lugar al mismo tiempo que el escándalo del diputado suplente, multimillonario Roberto Carlos Silva y, por supuesto no faltaron alusiones al caso alrededor de la conferencia de la Dra. Ospina. Pero, tomando los planteamientos dentro de un contexto más amplio y no circunscrito a un solo hecho, los planteamientos que escuchamos, los comentarios de los panelistas, previos a la conferencia y sus respuestas a las preguntas de la audiencia después de ella, fueron de un gran valor para los que asistimos como observadores, como lo habrá sido para los participantes. La simpática conclusión que sacó la Dra. Ospina en el curso de su conferencia fue a raíz de una encuesta de mano alzada que hizo, cuyo resultado fue que la mayoría de los asistentes basamos nuestras decisiones en un sistema regulador moral, mientras que los asistentes opinaron que en el país, la norma general es que las decisiones se tomen basadas en el sistema regulador legal.

Conclusión: una mañana útil, que dejó huella.

*****************

Mi columna del domingo en La Prensa Gráfica, ampliada en este espacio, ese mismo día, trata sobre el privilegio de ser columnista.

¡Feliz fin de semana!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La transparencia, la ética y la valores son fundamentales no solo en la consolidación, pero también el buen funcionamiento de una Democracia.

La transparencia, es uno de los pilares de la administración publica y se basa en la apertura de las instituciones del gobierno hacia él publico y los medios de comunicación. Cuando las Democracias Liberales introducen la transparencia como mecanismo para fomentar la participación de la ciudadanía y abre sus decisiones al escrutinio del publico y de los medios de comunicación, no solo se crea confianza en las acciones del gobierno, pero también se convierte en un mecanismo por medio del cual se las acciones de los funcionarios públicos son sometidas al escrutinio de la ciudadanía, dando lugar a menos casos de prepotencia, abuso y corrupción Estatal.

La ética esta relacionado con los valores y el uso de la razón, y cubre el análisis y la aplicación de conceptos tales como, lo bueno, malo y la responsabilidad en el ejercicio de la administración publica. La ética es fundamental en la toma de decisiones, especialmente cuando estas son tomadas en función del bien común, o pareto optimun, algo que es muy complejo en lo que respecta a la administración publica.

La transparencia, la ética y la aplicación de valores en la administración publica son los pilares de lo que conocemos como gobernabilidad. Entiéndase como gobernabilidad los procesos y sistemas por medio de los cuales un Estado, institución o una sociedad opera. Sin embargo, el concepto de gobernabilidad no debe confundirse con el concepto de la política, aunque ambos conllevan el ejercicio y la aplicación del poder.

La política, comprende los procesos por medio del cual un grupo o grupos (publico)de gente, con ideas e intereses completamente opuestos llegan a un común acuerdo en la implementación de ciertas decisiones o políticas. Gobernabilidad, en contraste, implica los sistemas y elementos orientados en la buena administración de esas decisiones o políticas y no en el antagonismo de estas.

Un Estado liberal, que basa su funcionamiento en la transparencia es esencialmente un Estado democrático, ya que todos los ciudadanos tienen la habilidad de poder influenciar las políticas publicas. Entiéndase, como democracia un gobierno elegido por todos, ya sea directamente o representativamente. Un gobierno democrático no necesita gastar cantidades excesivas para validar su popularidad, ya esta es validada continuamente a través de la transparencia y la participación ciudadana en la formulación de políticas.

Leyes constitucionales y elecciones son parte de la democracia, pero esta no debe reducirse al ejercicio del voto. Democracia, comprende el ejercicio de la vida cotidiana en todos los ámbitos, de lo contrario no es democracia.

Hunnapuh dijo...

Bienvenido a toda la comunidad Bloguera salvadoreña.

Citandolo:
"Un columnista, ante todo, tiene que ser independiente. Lamentablemente, en nuestro ambiente hay periódicos que solamente publican colaboraciones que no vulneren el pensamiento político del propietario. A esa actitud cerrada, no se le puede llamar periodismo"

Gracias a estos espacios, es que se ha creado toda una comunidad de jóvenes y no tan jóvenes amigos que desde sus propias perspectivas y vivencias analizan y exponen sus ideas ante la comunidad cibernáutica.

En el HIPT (Hunnapuh Investigatorum Perseculorum Tremens) creemos firmemente en la libertad de expresión y por eso tenemos amigos escribiendo desde casi todos los polos ideológicos.

Pero todos somos aficionados, es un gusto que los periodistas o columnistas "profesionales" digamoslo así por su experiencia y constante presencia en los medios mas que por las retribuciones económicas que reciben, como le decía es un gusto que un profesional de la comunicación tenga un blog en donde en forma independiente pueda expresar sus pensamientos y debatirlos con quienes los compartan o no.

Lo invito a visitarnos y desde ahí encontrar que existe una cada vez mas grande comunidad de "Blogueros" en la que cada quien desde su propia trinchera libra su batalla contra la mordaza oficial a los medios.