domingo, febrero 25, 2007

¿BLOGS, UN NUEVO CONCEPTO EN LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN?


Ernesto Rivas Gallont


Afortunadamente, tengo el privilegio de que mi blog ha sido objeto de expresiones públicas de reconocimiento y la gran mayoría de mis comentaristas son personas serias, eruditas y conscientes de su obligación y la mía de decir lo que pensamos y cómo lo pensamos, siempre y cuando nos mantengamos dentro de los límites de la racionabilidad


Chaulín Colorado, seudónimo utilizado por un habitual comentarista en mi blog, escribe: “La libertad de expresión es algo fundamental para la deliberación y el sano debate de las ideas, ya sea que estemos de acuerdo con ellas o no. Los individuos somos extremadamente complejos, como complejo es el universo de opiniones, que se vierten en este blog. Históricamente, el ser humano se ha revelado contra formas o estructuras de poder, ya sean estos reales o imaginarias, pero es de esta forma que el conocimiento y la tolerancia han avanzado y seguirán avanzando”.


Un comentarista que prefiere no divulgar su nombre dice: “Libertad de expresión hay para decir lo que uno quiera en la propiedad pública o en la propia. Es una aberración creer que la libertad de expresión se extiende a poder decir lo que uno quiera en la propiedad de otros, y quienes así lo crean son absolutamente abominables”.


Uncle Sam, el nombre que utiliza un ex marine que dice haber trabajado en su embajada en San Salvador y escribe frecuentemente en un “spanglish” muy suyo, dijo recientemente: “¿Cuando you darme a comer and I morder your hand? On the other hand, you educar in USA, you tener family in USA, USA ser bueno to you and the Rivas family, yet you atacar USA, and you estar de lado de enemies of USA. ¿Quien morder quien? You condenar Al Qaeda yet?


Otro comentarista que se resguarda en el anonimato, dice: “¿Y vos no insultás a Estados Unidos? Y vos no insultas a los de otras religiones? ¿Y voy no insultas a tus mismos coterráneos? (Parker, Salgado, Saca, etc.) A mi me pela el tal Tío Sam, pero que vos lo echés de tu blog, por cometer los mismos actos que cometés vos, es hipócrita”.


Llevo ya poco menos de seis meses de estar escribiendo el blog diario (excepto los sábados) que divido en tres segmentos principales: El pensamiento del día, una esquina diaria dedicada a temas variados: filosofía, poesía, literatura, recuerdos, videos y mi columna semanal, la misma que publico en La Prensa Gráfica, pero ampliada sin límite de espacio, que publico aquí el mismo domingo. Y la última sección dedicada a comentar las noticias locales e internacionales más recientes. Últimamente, los lunes también escribo un editorial.


Disfruto mucho escribiendo el blog, porque me da la oportunidad de explorar nuevos horizontes, investigar sobre una gran variedad de temas y hacer nuevos amigos. Además el blog es un foro sin restricciones de ninguna especie. Por eso la popularidad de los blogs, que se están multiplicando exponencialmente por el mundo entero.


Una novedad introducida en la competencia política norteamericana este año, es que todos los pretendientes a la nominación de la candidatura presidencial tienen a personas encargadas de escribir blogs, que son oportunidades para dar a conocer la plataforma y filosofía política de ellos y, a la vez, escuchar la voz de los votantes, para pulsar criterios y medir su popularidad.


Porque el blog es eso, una caja de resonancia, un foro para expresar y oír opiniones sin censura, inhibiciones ni tapujos de ninguna especie. Los blogs tienen dos componentes complementarios que no podrían existir el uno sin el otro: el propietario (administrador) y los comentaristas. Un blog sin comentaristas no tendría razón de ser, más que satisfacer el ego de su propietario.


Digo propietario, porque quien lo publica es dueño se su blog, es como un Sitio de Internet personal. El, o ella, tienen la facultad de moderar los comentarios, permitiendo o impidiendo su publicación. También pueden cerrarse completamente a toda opinión, lo cual no tendría sentido, o consentir toda publicación, sin restricción alguna. Lo único que el administrado no puede hacer, es editar el contenido de un comentario. Mi blog ha sido un foro abierto, sin restricciones, desde el primer día y lo mantengo hasta ahora. En una ocasión reciente, cerré por tres días la posibilidad de participar a un comentarista extranjero, que reside en Estados Unidos, por lo que yo consideré que habían sido insultos a El Salvador, los salvadoreños y a la religión católica. Pronto recapacité y le abrí nuevamente las puertas.


He comenzado esta columna citando, a manera de ejemplo, algunos comentarios de variados textos y contextos, pero hay muchos otros que el espacio no me permite incluir. Lo he hecho como introducción al tema de la columna, en el que pregunto, de otra forma, si los blogs han provocado un nuevo concepto de la libertad de expresión.


Uno de los comentaristas confunde lo que es oposición política con insulto. Nunca en mi sano juicio, voy a insultar a nadie por escrito o verbalmente, por mucho que no pensemos de la misma forma ni profesemos el mismo credo político. Diferentes opiniones políticas son la base de una democracia funcional. Ya pasaron los tiempos cuando en El Salvador no se permitía el pensamiento político que no fuera el oficial.


La ausencia de censura alguna, más que la que el propietario pueda imponer, hace que un blog sea un foro donde cualquiera puede escribir lo que se le antoje sin ninguna restricción. Eso resulta en toda clase de acotaciones algunas más tradicionales y serias y otras que exceden los límites de la cordialidad y buena educación. Dije que yo permito todos los comentarios, pero omití decir que no tolero el uso de palabras o frases soeces y, por consiguiente, he eliminado los, afortunadamente, muy pocos comentarios que se permitieron hacerlo. Lo hice por respeto a los lectores y comentaristas del blog y a mí mismo.


El anonimato que es usado por muchos (talvez la mayoría) de los comentaristas, les permite esconder su verdadera identidad, aunque pueden publicar sus comentarios usando cualquier nombre, incluyendo – y esto es muy peligros y perjudicial para los blogs—usar el nombre de otra persona, digamos el de un enemigo a quien el comentarista quiera perjudicar. No hay forma de evitarlo, aunque en el caso de mi blog, nunca se ha dado o por lo menos no se ha hecho sentir.


Ese privilegio (el del anonimato) permite una libertad de expresión nunca antes experimentada y varios de mis comentaristas han asegurado en sus publicaciones, que eso ocurre, impulsado por varios cuyo perverso propósito es destruir el blog, sin razón alguna más que el placer que les produce provocar un daño.


Eso no es ni siquiera abuso de la libertad de expresión y es inadmisible. Es donde rebalsa el derecho de expresarse libremente y hacer que otros lo escuchen, por masoquismo, perversidad o simplemente por el deseo mórbido de divertirse.


Uno de los derechos fundamentales de las sociedades democráticas es el derecho a la libertad de expresión. Como indica una obra especializada, "libertad de expresión es la libertad de expresar pensamientos, ideas o creencias a través de la palabra (escrita u oral), la expresión artística, científica, etc." Por supuesto, en esos ordenamientos jurídicos incluidos el salvadoreño, esa libertad de expresión tiene sus límites lógicos. Uno de esos límites es el derecho al honor. Otro es el respeto a los sentimientos religiosos de la persona.


Lamentablemente existe en El Salvador un editorialista que se permite, con toda libertad e impunidad, agregar calificativos a nombres propios de los que él cree enemigos de su ideología; calificativos que dañan el honor de las personas, como “ladrón”, “terrorista”, “guerrillero” y tantos otros, además de calificar de “comunista” a cualquiera que no sea de su confesión política. El editorialista raramente concede a los que ofende el derecho de respuesta que que la ley les da y él les niega.


El derecho a mi honor es lo que viola el que escribe bajo el seudónimo de Uncle Sam cuando dice que yo estoy pagado por Al Qaeda. Por cierto, esta misma persona de repente abrió lo ojos y admitió que también él era culpable de favoritismos políticos. Pidió disculpas por sus exabruptos en un mensaje que envió por la tarde del lunes pasado, redactado en excelente forma y evidenciando muy buena educación. Excusas que, naturalmente, fueron aceptadas y bien recibidas.


Aunque es cierto que la libertad de expresión, tiene, como todos los derechos, algunos límites y que uno de ellos es el derecho al honor, no lo es menos que los límites y las excepciones de los derechos deben interpretarse restrictivamente.


Pero aun estas limitaciones no son respetadas en muchos blogs. La gran cantidad de comentarios que he recibido acerca de la libertad de expresión me movió a escribir mis pensamientos sobre el importante tema, con la esperanza de provocar aquí también nuevos comentarios y un debate productivos que, como digo con frecuencia en este blog, me ayudan siempre a ser una mejor persona.


Afortunadamente, tengo el privilegio de que mi blog ha sido objeto de expresiones públicas de reconocimiento y la gran mayoría de mis comentaristas son personas serias, eruditas y conscientes de su obligación y la mía de decir lo que pensamos y cómo lo pensamos, siempre y cuando nos mantengamos dentro de los límites de la racionabilidad.


San Salvador, domingo, febrero 25, 2008


Hasta mañana, si Dios quiere

13 comentarios:

Anónimo dijo...

El espacio cibernético y Jurgen Habermas

Jurgen Habermas, proponente de la Teoría de la Acción Comunicativa, define el espacio publico, como la arena en la cual los individuos, haciendo uso de su razón crean un espacio (metafóricamente) y lo transforman en una dimensión critica en contra de estructuras a priori establecidas.

El concepto, del espacio publico, se deriva, en parte, del concepto critico de la razón pura, magistralmente utilizado por Kant al tratar de fundamentar el conocimiento humano y definir sus limites, en contraste, a la creación del conocimiento a través de la inducción y el empirisismo.
En lo que respecta al espacio cibernético, como lo es un blog, este, constituye una nueva dimensión, la cuál sirve de medio y al mismo tiempo sobre impone relaciones no estructuradas, a una dimensión física de relaciones sociales estructuradas en tiempo y espacio (geográfico), ya que las personas en ellas participando no se reconocen ni interactúan físicamente.

En el caso de un blog, que gravita como el espacio privado del administrador, contrasta con el aspecto publico del espacio cibernético como es la Internet, seria una pena, que las modalidades establecidas en tiempo y espacio, coaccionen las relaciones cibernéticas.

Esa es la esencia de la teoría de Habermas, la critica a la estructuración y dimensión del espacio publico, como algo constitutivo de lo social o generalidad, el espacio cibernético, no es diferente.

Sugiero humildemente, para estudiantes de comunicaciones, estudiar la intersección del espacio público de la Internet y el espacio privado y las diferentes tendencias que se generan en cuanto a la libertad de expresión, es para estudiar un doctorado.

Saludos,

Chapulín Colorado

Uncle Sam dijo...

Good Morning Mr. Neto:

You mentarme in your blog, several times. Yo hacerle falta you?

Yo hacerle esta question:

You tener derecho de honor, pero otros no?

No creer you que cuando you atacar honor de Messrs. Parker, Saca, Salgado, George W. Bush, and others que no agree with your view of the world, you abdicate el mismo right para you, yes?

"He who with iron mats, with iron gets matted?"

Then, you pensar que you tener that right, but you negar that right to others. Ser typical Guanaker way of thinking, si?

How many in Guanakerland kill or get killed, porque ser negado that derecho?

One last thing, for now:

Anonimo who says: "Es una aberración creer que la libertad de expresión se extiende a poder decir lo que uno quiera en la propiedad de otros, y quienes así lo crean son absolutamente abominables”,

cometer same error que you:

Este ser foro público, not private. No ser propiedad de you.

You confirmar when you say:

"Afortunadamente, tengo el privilegio de que mi blog ha sido objeto de expresiones públicas de reconocimiento."

Mr. Neto, you need to GROW UP. You punch? Expect to get punched back.

Hugs,

Your Tio Samuel

Tecun Uman Piedrasanta dijo...

Buenos días,

Me levanto hoy domingo, a leer esta perla:

"He who with iron mats, with iron gets matted?"

Es Tío Sam Espanglish para:

"Quien a hierro mata, a hierro muere".

Gracias Tío Sam.

Sr. Rivas, a riesgo de que usted me califique mal, acá no hay vuelta de hoja. Lo que dice el Tío Sam es cierto.

Una publicación suya muy comentada fue la de las "Mentiras" del gobierno. Esa fue una publicación muy audaz, porque se expuso a lo inevitable: un comentarista expuso que usted mentía también. Y usted no lo acusó de haber "mancillado su honor."

Permítame insertarme en el debate, tratando de simplificar las cosas. El honor es un concepto que debería ser una meta loable, reconociendo que muy pocos podemos alcanzar esa meta, porque somos humanos.

Si usted continúa aferrándose a ese concepto que usted ya reconoció no haber alcanzado, número 1, le van a seguir echando en cara su falta, y número 2, va a coartar la expresión de otros, con base a una platitud que ni usted mismo ha alcanzado (como lo admite usted).

Lo invito a que usted adopte el concepto de la "razón". Si alguien tiene razón, se le reconoce, si no, se le reconoce también.

Esto tiene el efecto de despersonalizar el debate. Yo podría argumentar que el Tío Sam (y otros) debate la razón de lo que usted escribe, no su honorabilidad.

Bajo esta óptica, esto nos permite a todos participar en el debate, sin temor a herir los sentimientos de nadie, mucho menos, los suyos.

Saludos,

Tecún Umán Piedrasanta

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Muy bien y aplausos para todos. Celebro haber despertado su interés por la libre expresión. Estoy dispuesto a seguir esforzandome, talvez algún día logro superar mis deficiencias.

Sor Teresita de los Mangos Shucos dijo...

Sr. Rivas:

Elogio Número 1:

Este artículo suyo ha sido necesario, porque va al meollo del asunto. Publicaciones como El Diario de Hoy, que rehusa publicar los emails de sus editorialistas, podrían aprender mucho de usted, que, por el contrario, invita al debate. Es una actitud sanísima para el país. No sabe usted cuánto desearía poder escribirle a la Sra. Evelyn de Sol, por ejemplo, porque considero que ella es un obstáculo para el progreso de la mujer en el país, con sus comentarios. Enhorabuena.

Elogio Número 2:

Su rectificación en cuanto a restringir los comentarios del Tío Sam, merece un aplauso. Yo creo que usted habría llegado a esa determinación solito, porque es insostenible la posición de invitar al debate, y a la vez, restringirlo. Bien harían los partidos políticos (y la misma Iglesia) en emularlo, Sr. Rivas. Enhorabuena.

Sugerencia: Después de elogiarlo, voy a apoyar a San Pedro (Piedrasanta):

Deje de personalizar esto. Su respuesta a su comentario fue:
"talvez algún día logro superar mis deficiencias."

Lo que Piedrasanta enfatizó es que esto no se trata de la persona del Sr. Ernesto Rivas. Se trata de las ideas que expone.

Y por si lo que quería era más flores: la única deficiencia que tenía, ya la corrigió (ver Elogio # 2).

Lo declaro libre de deficiencias.

Bendiciones,

Sor Teresita de los Mangos Shucos

Sor Teresita de los Mangos Shucos dijo...

Sr. Rivas:

Elogio Número 1:

Este artículo suyo ha sido necesario, porque va al meollo del asunto. Publicaciones como El Diario de Hoy, que rehusa publicar los emails de sus editorialistas, podrían aprender mucho de usted, que, por el contrario, invita al debate. Es una actitud sanísima para el país. No sabe usted cuánto desearía poder escribirle a la Sra. Evelyn de Sol, por ejemplo, porque considero que ella es un obstáculo para el progreso de la mujer en el país, con sus comentarios. Enhorabuena.

Elogio Número 2:

Su rectificación en cuanto a restringir los comentarios del Tío Sam, merece un aplauso. Yo creo que usted habría llegado a esa determinación solito, porque es insostenible la posición de invitar al debate, y a la vez, restringirlo. Bien harían los partidos políticos (y la misma Iglesia) en emularlo, Sr. Rivas. Enhorabuena.

Sugerencia: Después de elogiarlo, voy a apoyar a San Pedro (Piedrasanta):

Deje de personalizar esto. Su respuesta a su comentario fue:
"talvez algún día logro superar mis deficiencias."

Lo que Piedrasanta enfatizó es que esto no se trata de la persona del Sr. Ernesto Rivas. Se trata de las ideas que expone.

Y por si lo que quería era más flores: la única deficiencia que tenía, ya la corrigió (ver Elogio # 2).

Lo declaro libre de deficiencias.

Bendiciones,

Sor Teresita de los Mangos Shucos

Victor dijo...

Don Ernesto:

SLe sugiero leer el artículo de Wikipedia acerca de los trolls de internet.
Al estar en éste medio es inevitable encontrarse con usuarios que buscan llevar la discusión lejos del tema original y hacerlo una suerte de debate que es llevado a términos personales, instrumentalizando el espacio a su antojo mas que al del propietario. El peligro está en caer en la trampa del troll. Por ello sugiero revise el tema. En el caso de su blog, que tiene cierta publicidad fuera del ciberespacio, facilita que este tipo de usuarios aparezcan comentando. Digamos que entre mas conocido el blog, más fácil es que aparezcan trolles y spammers. Sería una pena que con su espacio ocurriese como muchas otras bitácoras que por la cantidad de trolls que aparecen gratuitamente el bloguero termina cerrando el espacio. Como me dijeran alguna vez en un foro de internet, en éste "negocio", el que se enoja pierde.

Respecto al comentario de "Chapulín Colorado" me gustaría acotar un par de cosas:

El internet es un espacio virtual público, pero el blog es un espacio privado dentro de internet en tanto el usuario propietario del blog esta en la capacidad de eliminar o no permitir comentarios o restringir el acceso al blog mas que a ciertas personas a las que se les permite el acceso a través de invitación. En ése sentido el blog está sujeto a la determinación que haga el propietario del mismo. Los comentaristas nos ajustamos a sus pautas o nos eliminan el comentario, punto. La interacción bloguero - comentaristas está determinada por la subjetividad del bloguero, quien determina hasta donde podrán llegar los comentaristas y él mismo. Nos guste o no, así va este asunto.

Y es que quienes interactúan en el espacio virtual de el blog son personas, la interacción entre ellos se verá marcada en mayor o menor medida por los mecanismos de interacción social a la que las personas en cuestión estén acostumbradas. Los valores, costumbres y otra serie de aspectos personales del bloguero determina hasta donde permitirá llegar a sus comentaristas. Que nos guste o no, que estemos de acuerdo o no son otros diez pesos.

Saludos

Victor

Dr. Chinchilla dijo...

NADIE PUEDE SER LIBRE SI ES ANONIMO !

Yo creo que la verdadera libertad de expresion se alcanzara cuando todos podamos comentar libremente dando nuestros nombres.

El dar el nombre de cada uno contribuye a largo plazo a la libertad de expresion.

No tengo nada contra la gente anonima, pues es un derecho que debemos reconocer, tengo problema con la gente ANONIMA que INSULTA, eso si es una verdadera cobardia, pero ser anonimo y tener puntos de vista bien razonados y respetuosos no le veo gran problema, por muy diferentes que sean los puntos de vista a los mios.

Sin embargo la VERDADERA libertad de expresion se dara cuando sin miedo demos nuestros nombres y no temamos a ser reprendidos por lo que pensamos.

Casi el 90% de los que participan en este blog son anonimos, En El Salvador el anonimato contribuye al miedo y entiendo por que muchos que viven alla tengan que seguir anonimos , es una lastima que el miedo a la reprension/represion nos aleje del valioso legado de las personas que escriben y que nunca las conozcamos y quien sabe establecer una buena amistad.Pues hay exelentes comentaristas y opiniones muy bien razonadas como la del chapulin colorado o tecun Uman el dia de hoy.

Cuando pongo mi nombre evidentemente me expongo a la reprension, me expongo a los extremistas a los fanaticos etc. pero es como cuando en la escuela si todos levantan la mano es dificil que culpen a nadie si se hizo algo en buena fe.

Si todos damos el nombre pues sera mas dificil que la mentalidad de reprension/represion se siga dando.

Cuando doy mi nombre tengo que pensar dos veces lo que digo y aun asi cometo errores.Cuando doy mi nombre tengo que tener mas respeto,elaborar mejor mis ideas, etc.

Esconderse en el anonimato para insultar es una verdadero de-servicio a la democracia.

NO CREO ser especial al dar mi nombre, de hecho muchos pensaran que soy tonto al hacerlo, solo creo que si todos lo hicieramos en una forma consistente sera mas dificil para los que dañan a la libre expresion enfocarse en una sola persona y a largo plazo lograremos la VERDADERA libertad de expresion.

NADIE PUEDE SER LIBRE SI al DECIR LO QUE PIENSA TIENE QUE ESCONDERSE EN EL ANONIMATO!

Anónimo dijo...

Quien es el dueño de este espacio?

El Sr. Rivas-Gallont?

O la empresa GOOGLE?

Si es Google, esta no es "la casa del Sr. Rivas-Gallont".

Creo que acá se están tomando atribuciones que no corresponden.

Ernesto Rivas-Gallont dijo...

Aplaudo el interés que el artículo de hoy ha despertado y agradezco los comentarios. Al último de los publicados hasta ahora, debo decirle que el "dueño" del blog es quien lo administra, es decir el administrador. No es Google. Google es el facilitador, es decir quien te da todos los elementos y ayuda que necesitas para que el administrador puede escribir su blog. Nadie más, ni siquiera Google, lo puede hacer y eso le da el sentido de propiedad. Pero, como digo hoy en mi columna, el blog no tiene razón de existir si no se permiten los comentarios.
Gracias nuevamente.

Mario Hernandez dijo...

Don Neto:

Bonito post el de este dia. en mi opinion el blog pertenece a USTED.

Usted tiene derecho a suprimir cualquier comentario, que seria como "ASESINAR LA PALABRA DEL EXPOSITOR". Como decia en comentarios anteriores, las ideas se combaten con ideas y por ello en los Estados Unidos no se dan revoluciones tan bestiales como en latinoamerica, ademas de que las leyes si las hacen cumplir.

Puede incluir o excluir a cualquiera puesto que tiene "el control" (su servidor falla o se muere en el mundo empresarial, de nada sirve su codigo para entrar y hacer o deshacer en "su blog".

Tal vez este muchos comentaristas acostumbrados a "ciertos editoriales" sólo intentan restaurar el equilibrio informativo en "su blog", o en la INTERNET. Tal vez sólo recuperan espacios informativos, O protestan en pro de la democracia informativa ya que según éllos, la red tiene demasiados contenidos izquierdistas.

Tal vez sólo buscan la hegemonía comunicacional de sus ideas despues de muchos años de leer, escuchar y ver noticias, leer articulos y ver noticieros, donde no encuentran el balance de las cosas y a eso estamos acostumbrados lamentablemente.

A muchos no nos parece que es invasion de "lo suyo" ni legal, ilegal ni justa, ni menos que vandalismo. Y sobre este punto coincido con ellos. Se trata de un deseo que ha sido suprimido por muchos años en esta sociedad.

Comparto la idea con Victor sobre los trolls, pero aun asi, si usted lee los blogs de España, Chile y los EE.UU, muchos "siguen la conversacion" como si "estos" nunca hubiesen escrito algo vandálico o de la quiebra del honor de la persona, del blog o de las ideas.

Me pregunto también; ¿en que se parecen un hacker "derechista" y "fascista", y un gobierno revolucionario que saca televisoras del aire y busca activamente la hegemonia comunicacional?.

Y no será que, añado por demás:

¿El derecho de la propiedad privada, que incluye el poder de excluir a otros del usufructo de un determinado bien, es vital para la libertad de expresión, y es equivalente a esa misma libertad? ¿Que no era una invención pequeño-burguesa sin oficio ni beneficio?

¿La propiedad absoluta de uno mismo, y de las propias ideas es la primera libertad? ¿O no es otra invención pequeño-burguesa?

¿Las tan mentadas democracia y balance informativos son sólo una fachada bonita para la coerción contra los particulares?

Mithos dijo...

"Disfruto mucho escribiendo el blog, porque me da la oportunidad de explorar nuevos horizontes, investigar sobre una gran variedad de temas y hacer nuevos amigos. Además el blog es un foro sin restricciones de ninguna especie. Por eso la popularidad de los blogs, que se están multiplicando exponencialmente por el mundo entero."

Saludos don Ernesto.

Quisiera comentar un poco esta afirmación que usted hace referente a su visión acerca de los blogs.

Yo creo que los blogs tienen una restricción, aunque no es para el propietario del blog, sino para la audiencia o los comentaristas.

Esa restricción es que el propietario de blog es el unico que propone temas en él, los demás solamente pueden responder a los temas expuestos.

En un foro, cualquier persona puede exponer un tema y recibir comentarios en torno a tal tema, de ahí lo rico de la discusión. En un blog, por otro lado, solo el propietario propone los temas y los demás solo podemos comentar en torno a éste.

En nuestro país la explosión de blogs es algo bastante constructivo, dada la variedad que existe y con diferentes puntos de vista, pero a mi juicio es como que cada quien agarre su podium y comience a dar su dscurso. Cuando lo ideal en un debate es la mesa redonda, donde todos se sienten, propongan y escuchen por igual.

Son dos paradigmas diferentes: los blogs y los foros.

Saludos.
Mithos
www.libreopinion.net

El-Visitador dijo...

"Este ser foro público, not private. No ser propiedad de you."

BS, dude. Just read blogspot's terms of service:

"6a. CONTENT OWNERSHIP Unless stated otherwise for specific services, Member will retain copyright ownership and all related rights for information he or she publishes through Blogger or otherwise enters into Blogger-related services."

Netorivas' blog belongs to him. We all publish here at his sufferance.

- * -

Realmente, es increíble que haya personas que crean que tienen derecho a publicar cosas en la propiedad de otros.

Es como creer que sólo porque yo uso mis patines en la vía pública, eso le dá derecho a cualquier hijo de vecino a venir a usar mis patines.

Qué falta de entendimiento tienen estas pobres gentes.